domingo, diciembre 28, 2008

Reconocimiento a la Ciudad de Baradero (Pcia.Bs.As.)

Desde hace siete años venimos trabajando desde la Agrupación Quiénes Somos en la Ciudad de Baradero, provincia de Buenos Aires, hoy nuestra sede institucional. Durante todo este tiempo nos dedicamos a reafirmar el Derecho a la Verdadera Identidad de Origen para todos donde la búsqueda es el proceso para llegar a recuperar nuestra historia personal, nuestra verdad. La Ciudad de Baradero nos abrió sus puertas y comprendió la importancia de esta problemática social acompañando todas nuestras actividades declarándolas de interés municipal; así realizamos talleres, jornadas y conferencias dirigidas a la comunidad educativa y a los ciudadanos de esa ciudad. Se votó la ordenanza que permitió la apertura de archivos del hospital y la prensa local siempre se hizo eco de nuestro trabajo humanitario. Es por todo esto que la Agrupación Quiénes Somos por por decisión unánime de sus miembros declara a la Ciudad de Baradero, provincia de Buenos Aires, pionera en el reconocimiento al Derecho a la Búsqueda de la Verdadera Identidad de Origen y oportunamente elevará a las autoridades correspondientes el pedido para que oficialmente sea reconocida como tal. Es nuestro deseo que la actitud, compromiso y el respeto a la vida demostrados por esta ciudad se tome como modelo en todo el país dando un paso fundamental camino al Bicentenario.
Graciela Palma (ciudadana sin identidad) DNI 16.496.527

viernes, diciembre 26, 2008

2009: un año donde el cambio es posible

Terminamos el 2008 donde escuchamos recurrentemente las palabras inclusión, igualdad, diálogo, derechos humanos pero la realidad deja mucho que desear. Fue otro año más donde los ciudadanos sin nuestra verdadera identidad, víctimas del tráfico de niños, los que no seguimos el marco legal de la adopción quedamos excluidos sin que el Estado reconozca nuestra existencia. Las oficinas estatales que dicen ocuparse del tema lo hacen mal, sin transparencia, donde la información aparece para algunos y para otros no, y lo que resuelven son adopciones legales. Nosotros no fuimos adoptados. La provincia de Bs.As. antepuso no sé qué otros intereses dejando de lado el Programa Provincial Reencuentros justamente para los casos que nada tienen que ver con los de lesa humanidad y así perjudicó a cientos de miles de bonaerenses. En la Ciudad de Bs.As. la Agrupación Quiénes Somos logró que se creara la Ley 2202 de apertura de archivos de hospitales y clínicas y durante todo el año reclamó para que la reglamentaran, está en el escritorio del Dr. Lemus esperando su firma. Nada tienen que ver con nosotros la CoNaDi, la Secretaría de DD.HH. de la Nación ni los organismos de DD.HH. que se ocupan de los casos específicos de la dictadura. Nosotros no accionamos contra nadie, no nos tienen que restituir a nadie, ni queremos la intervención de la justicia, queremos solamente la información que tendríamos en un expediente de adopción. Ponernos a todos en la misma bolsa es cajonear las búsquedas. Espero que en el 2009 nuestros representantes asuman que hablamos de una problemática social que supera a un período histórico, que sigue ocurriendo porque el tráfico sigue operando y se siguen anotando como propios a niños en vez de adoptarlos. Hasta ahora nadie ha hecho nada, solo pantallas, apariencias y nuestras vidas no pueden seguir manipulándose por intereses de algunos. Es fundamental educar para que esto no siga ocurriendo y trabajar para que recuperemos nuestra verdad. 2009 es la oportunidad de cambiar las cosas por el bien de todos.
Graciela Palma (ciudadana sin identidad) DNI 16.496.527
palmagraciela@gmail.com

jueves, diciembre 18, 2008

Los otros bebés de Argentina








Sergio Acosta
18-12-2008
Según datos no oficiales, en Argentina habría más de 3 millones de personas buscando conocer sus verdaderos orígenes. Buscan la verdad sobre cuándo y dónde nacieron, lo que ocurrió cuando nacieron, o simplemente el nombre de sus padres biológicos. Es decir, toda la información que constaría en un expediente legal, si hubieran sido adoptados como regula la ley.

Escuche el programa de radio "Los otros bebés de Argentina" La agrupación Quiénes Somos es una entidad formada por personas que no fueron adoptadas legalmente, sino inscritas ilegalmente como hijos propios, víctimas del tráfico de niños. Esos son "los otros bebés de Argentina".
Cada martes y jueves de 13 a 15 horas las representantes de Quienes Somos esperan a los interesados en el área de atención al público de la Defensoría del Pueblo de Argentina. No tienen un espacio propio, pero al menos les han permitido desplegarse en este lugar. En estas 4 horas semanales se acercan a Quiénes Somos muchas personas, todas con diferentes historias, pero con una cuestión en común, conocer su verdadero origen.
Lamentablemente, en Argentina sólo se reconoce el Derecho a la Identidad a las víctimas de la dictadura militar y son clasificados como crímenes de lesa humanidad, lo que excluye este otro tráfico de niños. Y lo peor es que diariamente aumenta el número de personas que desconoce su verdadera identidad, porque esta práctica continúa realizándose. La Agrupación Quiénes Somos no cesa en su empeño, aunque cada vez se les cierran más puertas.
La misión no solamente no es fácil sino que es casi imposible. Aunque salvando muchos obstáculos, Quiénes Somos intenta dar apoyar a los que buscan su identidad, a través del camino posible dentro de la ley, el jurídico. Esta búsqueda se hace larga, y muchos tiran la toalla. Debe existir una voluntad personal muy alta para mantener la búsqueda.
Buscar la identidad con el amparo de la ley conlleva además de encontrar, lo que sucede muy poco, el enfrentarse a la realidad. Aparecen las secuelas que deja el haber sido apropiado, y se abre una brecha psicológica para los padres adoptivos, y para el adoptado, que de un momento a otro quiere saber.
La situación es complicada. Además del trauma familiar que representa enfrentarse a una mentira de toda una vida, la realidad es que a nivel oficial, mas allá de promesas, poco se logra. Quizás exista miedo, demasiados involucrados o intereses en peligro.
Quiénes Somos a pesar de las frustraciones no se detiene. El que busca encuentra, dice el proverbio, pero hay varios factores que juegan en contra de esta misión. La opinión pública esta más concentrada en los bebés de la dictadura. Las leyes amparan totalmente esa búsqueda. Hay instituciones, recursos estatales destinados. Es como el "reto nacional" en materia de derechos humanos. Nadie discute que sea una causa justa, pero ¿y los otros acaso no tienen derecho?
La agrupación Quiénes Somos no lleva a cabo una labor de investigación. Sus miembros consideran que la información, protegida por la ley, no puede ser manipulada ni por las personas ni por las Organizaciones No Gubernamentales. Quienes Somos lo que desea es que el Estado, con el derecho pleno al acceso a los archivos y bases de datos que posee, se ocupe de la investigación. Quizás a través de un programa o comisión de búsqueda.
Mensaje de Graciela Palma, vicepresidenta de Quiénes Somos:

Cuando nace un niño, deseado o no, es una vida que hay que respetar.Un niño merece amor y respeto, y eso se logra siempre con la verdad.Se estima que tres millones de ciudadanos en mi país no conocen su verdadera identidad de origen, porque no fueron adoptados, sino anotados como hijos propios. No fueron adoptados como lo marca la ley.El Estado Argentino no reconoce la existencia de estas personas, y por lo tanto les niega todo acceso a la información para recuperar su verdadera identidad. Tampoco realiza campañas de prevención porque todo esto sucede porque las parejas, los matrimonios ante la espera de años, a veces cuatro y hasta diez años de espera burocrática, aceptan cualquier ofrecimiento ilegal, por supuesto, sin pensar en el daño irreparable que le causarán a ese niño.
No nacemos como una hoja en blanco, los seres humanos durante la gestación además de alimento recibimos información. Por eso es importante que, si realmente se desea tener un niño, recibir un niño para darle amor, para formar una familia, no se apropien de él. Por más dolorosa que sea su historia, su verdad es suya, y necesita conocerla.

En algún momento de su vida preguntará. Y el querer saber no significa dejar de querer a los padres, a la familia que lo crió.
Un tema importante que tampoco se tiene en cuenta es la salud. Si el niño se enferma, si es necesario recurrir a sus antecedentes biológicos para curarlo ¿cómo lo harán? Quienes entregan u ofrecen bebés fuera del marco legal jamás le dicen a esos padres que lo recibirán de dónde los obtuvieron, alterarán todos sus datos, fecha de nacimiento y lugar.

Argentina levanta ante el mundo la bandera de los Derechos Humanos pero la realidad es que existen personas que sufren, que viven en una nebulosa de no saber lo más elemental: cuándo y dónde nacieron, lo que sucedió.Y esta pasividad del Estado permite que al día de hoy el tráfico de niños siga operando con libertad. Es necesario mejorar el sistema de adopción, reclamar por ello. La apropiación de un niño vulnera su identidad, su libertad, su honor, su dignidad y la fe pública.
Adoptemos, no apropiemos.

lunes, diciembre 15, 2008

Existimos y somos muchos

Un importante diario de la capital federal el 15/12/08 ha reflejado en una importante nota una realidad que ya no se puede seguir escondiendo: los miles de ciudadanos en todo el país que buscamos nuestra verdadera identidad de origen, que no seguimos el marco legal de la adopción. Lejos está de ser el capricho de una Agrupación, es una problemática social y el Estado debe entender que nos tiene que dar un marco de inclusión. El Derecho a la Identidad no significa solamente tener un DNI, nosotros lo tenemos pero con datos que no nos corresponden. Promediando el siglo XIX se reconoce a la infancia como una etapa del desarrollo humano con una identidad psicológica, social y cultural propia que debe ser respetada y protegida. Hablamos del derecho de todo individuo a conocer su verdad personal, su historia que no le puede ser amputada o borrada. La dignidad y libertad se comprometen cuando es obstruido el acceso a la verdad lo que produce una situación traumática. Camino al Bicentenario, donde las palabras inclusión, igualdad, respeto y derechos nos envuelven en cada discurso deben transformarse en hechos concretos, respuestas que no harían más que cumplir con lo establecido en la Constitución Nacional y los Pactos Internacionales. Existimos, somos muchos. Un nuevo año es una nueva oportunidad para que nuestros representantes hagan justamente eso: representarnos.
Graciela Palma (ciudadana sin identidad) DNI 16.496.527
palmagraciela@gmail.com.ar

miércoles, diciembre 10, 2008

Apropiación en el Ramos Mejía

La noticia del día es que en el Hospital Ramos Mejía de la ciudad de Bs.As. se descubrió la apropiación de una beba por parte de una médica y un técnico de dicho hospital. La Agrupación Quiénes Somos está integrada por personas que no fuimos adoptadas sino anotadas como propias que hoy buscamos nuestra verdadera identidad de origen. En nuestras Partidas de Nacimiento figuran recurrentemente los hospitales Fernández, Rivadavia (que encabezan el ranking), Sardá, Álvarez, Penna, Santojani, etc. Personas nacidas tanto en el año 1946 como en el 91.No existen denuncias porque se engañaban a las madres diciéndoles que el bebé murió, que fue nena en vez de varón o estaban solas y las “convencían” de alguna manera para entregarlo. Por supuesto esos bebés no seguían el marco legal de la adopción. Desde hace 7 años Quiénes Somos denuncia todo esto y exige al Estado que reconozca el derecho a la identidad y la búsqueda del verdadero origen a todos por igual, no solo a los casos de lesa humanidad. Queda en claro que nadie nos escuchó y ahora se asombran. ¿Cómo puede ser que se apropien de un bebé en un hospital? Señores, lamentablemente es más fácil de lo que se cree y nosotros somos las pruebas vivientes. Y esto ocurre en todo los hospitales del país donde niegan la existencia de archivos. En abril de este año se allanó el hospital Rivadavia encontrándose archivos del año 1930 a la fecha cuando el hospital siempre respondió que “no tenemos nada, el ejército se llevó todo”. En el año 2006 se votó en la legislatura porteña la ley 2202/06 de apertura de archivos de hospitales y clínicas privadas (única en el país) para nuestras búsquedas, se promulgó en el 2007, la reglamentación está lista, solo falta el número y la firma del Dr. Lemus Ministro de Salud y del jefe de Gobierno Mauricio Macri que esperamos lo hagan a la brevedad dando un ejemplo nacional de voluntad política. Señores, no todas las víctimas del tráfico nacimos en clínicas clandestinas, no tienen idea la cantidad de nacimientos ocurridos en los hospitales públicos de todo el país. Espero que esta noticia que les provoca ahora estupor los haga reaccionar y finalmente nos escuchen a nosotros, esos bebés hoy adultos que queremos saber nuestra verdad.
Graciela Palma (ciudadana sin identidad) DNI 16.496.527
palmagraciela@gmail.com

lunes, diciembre 08, 2008

Día de los Derechos Humanos

La Declaración Universal de los DD.HH. en su artículo 3 dice: “todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona”. Se cumplen 60 años de la firma de esta Declaración y tenemos que lamentar una lista cada vez más extensa de personas fallecidas por la inseguridad, de niños desnutridos, de jóvenes sin contención alguna empujados hacia las adicciones, desaparecidos en democracia, exclusión e indigencia. Tres millones de ciudadanos que no pueden conocer su verdadera identidad de origen por la desidia y el desinterés del Estado y que van sumándose por cada niño que a diario es entregado ilegalmente en adopción. ¿Qué discursos se dirán hoy, quiénes hablarán con real autoridad sobre los DD.HH? Hoy en vez de charlas y jornadas para demostrar cuánto saben en lo teórico deberían estar en los despachos trabajando en proyectos concretos para aplicar a la brevedad. Ésa sería la mejor manera de encarar el famoso Bicentenario. Porque con la inseguridad, las drogas, las adopciones ilegales, la pobreza, la desocupación y un sistema educativo agonizante no se respeta a la vida, no somos libres. La Argentina está en falta, lo dice el artículo 30 de la Declaración Universal de los DD.HH.: “Nada en la presente Declaración podrá interpretarse en el sentido de que confiere derecho alguno al Estado, a un grupo o a una persona, para emprender y desarrollar actividades o a realizar actos tendentes a la supresión de cualquiera de los derechos y libertades proclamados en esta Declaración”.
Graciela Palma (ciudadana sin identidad) DNI 16.496.527
palmagraciela@gmail.com

Adoptar, NO Apropiar

Lamentablemente, a los que ya fuimos entregados ilegalmente el Gobernador Scioli nos cierra las puertas al dejar sin efecto el Programa Provincial Reencuentros y comete una falta penal gravísima ya que la Argentina adhirió a la Declaración Universal de los DD.HH.
Graciela Palma (ciudadana sin identidad) DNI 16.496.527

CUANDO USTED SEA TENTADO A "RECIBIR, COMPRAR ó CONSEGUIR" UN BEBÉ...HAY 12 RAZONES PARA DECIR... ABSOLUTAMENTE ¡NO!

Cualquiera puede ser o convertirse en delincuente, una vecina, un profesional, su consejero espiritual, su prima o aquella amiga, a la cual usted le tiene tanta confianza... para ello, tan sólo deben darse dos circunstancias: el ofrecimiento y la aceptación de su parte por cambio, canje, permuta, trueque o venta... de una persona.

Por ello y por 12 razones más, cuando a usted o alguien cercano deba decidir sobre esto... tan sólo diga:... ¡NO! Posiblemente usted tenga una amiga, un familiar o un conocido que está a punto de meterse en un conflicto de por vida. Alértelo, ningún sufrimiento de ninguno de estos puntos que usted va a leer, justifican un delito tan aberrante como modificarle el origen o su historia personal a un niño, tan sólo por el capricho de hacerlo "su hijo"... a pesar de todo. El deseo de ser madre, la ansiedad por redimir su esterilidad, las ganas de no pasar en soledad su vejez, o la creencia de conceptos errados como que "los niños se crían mejor con familias pudientes", o la de embaucadores que intentan hacerle creer que usted, "con ese acto de amor y solidaridad" salvará una vida o se transformará en madre del corazón. Todo esto es mentira.

Algún día, esa persona que usted adquiere ahora y le llama "hijo", cuando en realidad el nombre correcto es "niño apropiado" podrá recriminárselo, mirándola a los ojos. Ese, será el momento más triste de su vida.

1. "Conseguir" un niño por vía ilegal configura un delito tipificado en el Código Penal Argentino y está considerado como figura delictiva en todos los países civilizados del mundo.

2. Cuando ello ocurre, se lo considera un delito de "acción pública". Es decir, el Estado puede iniciar la persecución del delincuente, por iniciativa propia o por denuncia de terceros, ya sean interesados o no interesados.

3. Desde que la maniobra es descubierta, el adquirente será despojado de la "tenencia ilícita" del niño, que será internado en un instituto de recepción de menores, a la espera de la resolución del problema legal que creó el adquirente con su ansiedad.

4. El adquirente, perderá toda posibilidad de que ese mismo niño regrese a su hogar. Ante tal circunstancia, si deseara inscribirse en el registro de postulantes como aspirante legal a adoptar, la causa penal iniciada en su contra podría ser un antecedente negativo para la decisión de los Tribunales de otorgarle un niño en Guarda Legal.

5. La internación del niño provocará una nueva angustia al pequeño por sentirse, ahora...nuevamente abandonado.

6. Estadísticas de la Fundación Adoptar, indican que los aspirantes a adoptar prefieren niños hasta de un año de vida. Si la circunstancia legal del que "era su bebé" no ha podido resolverse hasta ese momento, muy probablemente ese niño sufrirá la condena de no lograr un hogar donde desarrollarse como persona, casualmente como consecuencia de la circunstancia que le toca vivir, originada por usted con esa decisión equivocada que tomó.

7 "Consiguiendo" un niño se colabora con las mafias dedicadas al tráfico de personas. Los niños sustraídos y vendidos por estas bandas pueden tener alguno de estos destinos:

a.- Para entregas ilegales dentro del territorio del país elegido para la sustracción.

b.- En la exportación para adopciones internacionales.

c.- Para prostitución infantil,

d.- Para la pornografía,

e.- Para la explotación en la mendicidad y

f.- Para el desguace de órganos.

8 Al "conseguir" un niño se contribuye con dinero a financiar organizaciones delictivas, aumentando no sólo las ganancias económicas de estos grupos, sino estimulando como posible este método ilegal.

9. Al ser ilegal la relación con el niño y al pretender inscribirlo en el Registro Civil, deberá cometer una cadena de delitos, involucrando a terceros, para adquirir la documentación necesaria y colocarle su apellido y registrarlo como "hijo propio" a pesar de que no lo es.

10. La relación con "su hijo" se inició con un fraude, muy difícil de explicar luego, cuando reclame saber su origen. Muy probablemente se le complicará la relación, o quizá quedará bajo la condición de la capacidad espiritual del niño o joven de comprender y elaborar el daño que usted produjo y poder perdonar la manipulación de su origen biológico.

11. Desde el descubrimiento del análisis del ácido desoxirribonucleico (ADN), cualquier falso "padre" o "madre", puede ser confrontado por cualquier persona que lo intime a realizarse dicha prueba, incluso por parte de los padres biológicos que luego de años pudieran re aparecer.

12. No se conoce el temperamento ni los antecedentes de enfermedad de la familia biológica del niño "conseguido". El tiene un precedente genético inevitable, único e irrepetible. Cuando grande, puede necesitar tomar contacto con su familia originaria por razones emocionales, espirituales o para conseguir material genético para salvar su vida. En caso de que usted lo haya "adquirido", se verá impedido de prestarle ayuda. Julio César Ruiz

Fundación Adoptar

Tucumán-Argentina

sábado, diciembre 06, 2008

Defensoría del Pueblo: Camino al Bicentenario

Se ha prorrogado por dos semanas la elección del cargo de Defensor/a del Pueblo de la Ciudad de Bs.As. y los cuatro adjuntos, aparentemente hay fuertes discusiones y debates por parte de los diputados porteños. Es una oportunidad para que la Legislatura Porteña reflexione sobre los intereses de los vecinos camino al Bicentenario. La Defensoría del Pueblo de la Ciudad es un órgano de control unipersonal, autónomo e independiente que protege y defiende los derechos humanos, individuales y sociales de los vecinos de la ciudad; supervisa y garantiza que las instituciones y los funcionarios del Gobierno de la Ciudad cumplan con sus deberes y respeten la Constitución y las leyes vigentes. Hoy, la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Bs.As. no reconoce como una problemática social la Búsqueda de la Verdadera Identidad de Origen, solo ha recibido y sin resolver algunos casos (el mío por ejemplo, hoy olvidado en algún cajón). El Derecho a la Identidad para todos los que no seguimos el marco legal de la adopción (víctimas del tráfico de niños) está contemplado en el art.12 de la Constitución de la Ciudad de Bs.As que ya superó los 10 años pero aún este tema se mantiene relegado. La Defensoría tiene un Centro de Protección de Datos Personales el cual está protegiendo datos falsos de miles de vecinos, tenemos DNI pero la información no es la verdadera y algunos tenemos hasta tres partidas de nacimiento distintas. Con 33 millones de presupuesto que maneja los vecinos reclamamos justificadamente que con nuestra plata se trabaje eficientemente y nos defiendan como corresponde. La Defensoría no puede ser un puesto político más producto de “negociaciones” más o menos convenientes a los intereses de algunos. Debe atender todos los reclamos por igual y dar respuestas concretas a todos los ciudadanos. En Uds. está, Sres. legisladores, la oportunidad de iniciar ese cambio.
Graciela Palma (ciudadana sin identidad) DNI 16.496.527
palmagraciela@gmail.com

miércoles, diciembre 03, 2008

¿Memoria, Verdad y Justicia?

Organismos de DD.HH. presentaron en la Legislatura Porteña un Proyecto de Ley para la construcción del Parque de la Memoria donde se erigirá el monumento a las Víctimas del Terrorismo de Estado. Ya que Argentina levanta ante el mundo la bandera de los DD.HH. deberían construirse plazas, monumentos por todos los niños que mueren por desnutrición, por los que desaparecen y mueren en democracia, por los jóvenes empujados a las drogas y a su propia destrucción, por las mujeres violadas y víctimas de violencia familiar y social, por los ciudadanos que son asesinados en sus propias casas, por los jubilados y por los niños que se trafican y luego somos ciudadanos sin nuestra verdadera identidad. Qué manía la de persistir en sectorizar los DD.HH. como si fueran una sociedad anónima. O gastamos presupuesto en homenajes a TODOS o invertimos en educación, prevención, en atacar el verdadero origen de todos estos males y revertir de una vez la impericia y pasividad del Estado, que discrimina, porque la Constitución Nacional dice que todos somos iguales ante la ley, no? Tengo una propuesta: cuando juran nuestros representantes deberían entregarles un cuadernillo con la Declaración de los DD.HH., la Convención de los Derechos del Niño, todos los Pactos Nacionales e Internacionales que adhirió nuestro país y por supuesto la Constitución Nacional, de la Ciudad de Bs.As. y las Provinciales así las van leyendo todos los días una hora. El Estado rinde exámen ante su pueblo todos los días y tiene la obligación de aprobar.
Graciela Palma (ciudadana sin identidad) DNI 16.496.527
palmagraciela@gmail.com

domingo, noviembre 30, 2008

Bonaerenses sin su verdadera identidad. "Buenos Aires. La Provincia"

Hace dos años, el entonces gobernador de la Provincia de Bs.As. Felipe Solá firmó el decreto 3441/06 y la resolución 361/06 creando el Programa Provincial Reencuentros para la búsqueda de la verdadera identidad de origen de los cientos de miles de bonaerenses que no seguimos el marco legal de la adopción, que no sabemos cuándo ni dónde nacimos en verdad, que no conocemos nuestra historia víctimas del tráfico de niños. Se lanzó el 31 de enero/07 y comenzó el proceso de conformar la Comisión por la Identidad. El 10 de diciembre de ese año asumió el gobernador Scioli y el Programa Reencuentros comenzó su agonía. Después de interminables reclamos por parte de la Agrupación Quiénes Somos, impulsora del programa, el Dr. Álvarez Echagüe, subsecretario de gobierno manifestó que se cambiaría el nombre “Reencuentros” por el de “Mi Identidad”. Hoy quedó reducido a una planilla de solicitud de partida de nacimiento y nosotros la partida ya la tenemos, legal e ilegítima. Para “Buenos Aires, La Provincia” la identidad es solo tener el DNI, nosotros lo tenemos pero con datos que no nos corresponden. El 10 de diciembre se recordará cuando en 1948 la Asamblea Gral. de las Naciones Unidas aprobó y proclamó la Declaración Universal de los DD.HH. que evidentemente el gobernador Scioli no leyó ya que nos cerró violentamente una puerta sin importarle que somos víctimas, personas e involucrándonos en peleas políticas de potrero. Ni siquiera se le ocurrió pensar el ejemplo nacional que significaba que la provincia de Bs.As. diera el gran paso y ampliara los DD.HH. que hoy son para unos pocos y en definitiva cumplir con su deber de gobernante: hacer respetar la Constitución de la Pcia. de Bs.As. que en su art.12, inc.2 es muy clara. “Buenos Aires. La Provincia”, buen jingle pero el pueblo espera buenas políticas.
Graciela Palma (ciudadana sin identidad) DNI 16.496.527
palmagraciela@gmail.com

sábado, noviembre 22, 2008

"Al encontrar a mis padres biológicos logré una estabilidad que no tenía"

CÉLINE GIRAUD, PRESIDENTA DE 'LA VOZ DE LOS ADOPTADOS'«Al encontrar a mis padres biológicos logré una estabilidad que no tenía» 22.11.08 -

Ofreció una charla en Donostia para mostrar a los padres adoptivos que deben apoyar a sus hijos si desean conocer su origen, «pero hay que prepararse mucho», dice Céline Giraud tiene 28 años y hace tres fundó la asociación 'La Voix des Adoptés' (La voz de los adoptados), un punto de encuentro para personas con esta experiencia.
A los 16 días fue adoptada en Lima por una pareja francesa. Con 24 años, con el apoyo de sus padres adoptivos, viajó a Perú a conocer a sus padres biológicos. Descubrió así que había sido robada al nacer por una red de tráfico de niños.
Lo ha contado en el libro JŽai été volée à mes parents (Fui robada a mis padres). Y hace unas semanas, en Donostia, invitada por Anichi. -
Su asociación ofrece apoyo a los jóvenes que quieren conocer a sus padres biológicos.
¿Es una búsqueda siempre necesaria?
- Apoyamos a quienes nos lo piden, a partir de los 18 años. Quien necesita hacerlo es porque ello le va a ayudar a construirse y seguir adelante. A veces estamos bloqueados por la necesidad de saber de dónde venimos y quién es esa mujer que nos dió la vida. En nosotros hay un hueco negro porque no conocemos el pasado.
- ¿Cómo se resuelve la cuestión del 'hueco negro'?
- Cada historia de adopción es única. En nuestra asociación hay quien no quiere saber nada de sus orígenes. Sólo se siente francés y quiere seguir así. También hay quien 'enloquece' por su país de origen y se va a vivir allí. Entre estos extremos hay distintos grados. No podemos generalizar. - Esa oscuridad, ¿se aclara de una u otra manera?
- Hay adoptados que no tienen ningún dato. Quieren llenar el hueco negro y no lo logran. Tienen que aceptar que va a ser así. Nosotros les ayudamos a ello. A comprender que no es culpa de nadie, pero su expediente no tiene datos. Son niños de padres desconocidos que fueron encontrados en la calle y no hay forma de saber más. Nosotros les ayudamos a hacer su luto. - ¿Hay países dónde es más fácil seguir la pista de un nacimiento?
- China se ha abierto a la adopción hace sólo 10 años. Los niños son pequeños y no han aparecido casos de jóvenes que quieren conocer a sus padres biológicos. Pero llegarán. Y en China no hay datos en los expedientes de adopción, por lo que será difícil encontrar respuestas. En Colombia, por ejemplo, es casi automático poner en el expediente el nombre de la mamá. Es muy importante tener aunque sea un nombre. Con ello se puede empezar.
- ¿Qué problemas específicos tiene un niño adoptado? - Hay un problema de identidad. A nosotros no pueden decirnos quién nos dio la vida y por qué estamos en este mundo. Y es una pregunta fundamental. También hay que superar un abandono.
- ¿Cómo se logra?
- Nosotros no conocemos nuestra historia pero hay una cosa que sí sabemos y es que nos abandonaron. Es un paso previo a ser adoptado. Y es difícil. Nos hemos perdido la relación que el bebé tiene con su mamá, en su pecho, todo ese contacto. Es una herida. Y tarda tiempo en curar. - Hay algo más... - Los adoptados en el extranjero tenemos un añadido. Por nuestro físico sabemos que venimos de otra parte del mundo. Hay interés, curiosidad y miedo por ese país que nos abandonó. Tengo un hermano coreano que tiene miedo de volver a su país. Me dice que quisiera viajar a China, a Japón o a Vietnam, pero que no se siente con fuerzas para ir a Corea. Y hay bastantes casos así. A veces el interés crece con la edad. Hay mucha variedad de casos. - Habla de su hermano...
- Hablo de mi hermano adoptivo. Nuestros padres nos adoptaron a los dos. A mí, de Perú. Y a él, de Corea. Ahora tengo otro hermano que está en Perú, además de hermanas y una familia completa allí.
- ¿Qué aprendió en la búsqueda de sus orígenes a los 23 años?
- Es un camino muy duro. Es fácil decir 'quiero encontrar a mi familia biológica'. Pero después está lo que puede aparecer. Mi historia es trágica. Pero hay otras también muy difíciles. Puede haber casos de violación o incesto. Historias muy difíciles de escuchar, de comprender y de asumir. Es un camino muy duro. Y siempre digo a quienes me consultan que tengan mucho cuidado. No para que dejen de buscar, sino para avisarles de que hay que prepararse. Uno puede estar muy mal después. La asociación ofrece talleres de acompañamiento y preparación para quien quiere buscar.
- Hay un lado positivo en la búsqueda....
- Yo encontré una estabilidad que no tenía antes. Ahora sé quien soy. Conozco mi historia. Sé de dónde vengo y por qué estoy en Francia y en este mundo. Y eso me dio unas ganas de seguir adelante que antes no tenía. Porque tenía muchas preguntas. Me bloqueaba y no podía avanzar. El proceso me unió más con mis padres adoptivos. Siempre les había querido. Pero después aún les quise más. Estaba muy orgullosa de ellos. Se comportaron como padres.
- A saber...
- Me apoyaron y me comprendieron. Me acompañaron en este camino. No se trata de una presencia física. Es un momento que a veces queremos vivir solos. Mi primer viaje a Perú decidí ir sola, aunque mi madre adoptiva quería acompañarme. Para mí era algo muy íntimo. Era algo que quería hacer sola porque era mi historia.
- Se atrevió...
- Sabía que si pasaba cualquier cosa mis padres estaban ahí para consolarme o escucharme. Eso quiero hacer comprender a los padres adoptivos. Que apoyen a sus hijos. No hace falta seguirles y preguntar a cada rato. Deben hacerles ver que le comprenden. Yo me preparé de modo intuitivo. Estudié el idioma y contacté con grupos latinoamericanos.
- Para referirse a su caso habla de tragedia.
- Sí. Que tuvo un final muy bonito. Mis padres adoptivos me lo dieron todo. Pero no puedo olvidar el dolor que sintió mi mamá al perder a su bebé. Yo soy madre. Y si me roban a mis hijos el dolor sería insuperable. Fue muy bonito cuando nos encontramos. La última vez que me vio tenía 3 días. Y me volvió a ver con 23 años. Ahora estamos en contacto.
- A veces hay que asumir que no te han querido...
- Sí. La herida del abandono se graba en nosotros. Un bebé no habla pero siente. Después comprendemos. Pensar que no nos han querido es como un tortazo en la cara. Por eso queremos saber. Pensamos: 'Si me abandonó tenía una buena razón. Una madre no abandona a su hijo por nada'. Por eso se busca.
- ¿Se supera?
- Hay quien encuentra a su madre y ella no desea el contacto. Esa madre ha asumido el abandono y su hija no está en su vida. Esto puede ocurrir. Hay que estar muy preparado y ser fuerte para poder superarlo.
- Y habrá que hacerlo...
- Si sabes que puede pasar, estás bien preparado y ocurre, podrás seguir adelante. Al menos has tenido una respuesta. Hay quien lo supera y quien no. Hay quien no lo acepta. Quieren saber y son tercos. Hay gente más madura y preparada que decide vivir su vida. Y lo logra.

El niño faraón ¿y nuestros niños?

“Dicen que los sueños se realizan cuando uno además de poner voluntad pone trabajo, esfuerzo, compromiso, convicciones y confianza”. Sí, no puedo negar que sabe manejar las palabras, Sra. Presidenta y elaborar majestuosos conceptos. Pero gobernar un país es mucho más que eso y no necesitamos precisamente que nos traiga a Tutankamón. Vivimos un país desangrándose por la violencia, carcomido de miedos e inseguridades, donde los niños y los jóvenes son sospechados en vez de ayudados, empujándolos a las adicciones en vez de mostrarles que un mundo mejor es posible, que ellos pueden vivirlo, construirlo, ser actores principales. Un país anémico en educación y prevención, donde hay fronteras por donde pasa de todo sin control, donde se siguen anotando niños como hijos propios porque el sistema de adopción es un desastre, hay vacíos legales y el tráfico aprovecha todo eso. Somos 3 millones de ciudadanos sin nuestra verdadera identidad y día a día crecemos en número. Bueno, para el Dr. Duhalde, secretario de DD.HH. de la Nación y algunos organismos de DD.HH. nosotros somos demasiados viejos para buscar (¿momias acaso?) pero cometen un gravísimo error con esta afirmación ya que niegan la existencia de apropiados de todas las edades víctimas del tráfico de niños. Reconozco el valor cultural de traer la muestra itinerante sobre Tutankamón, pero que apreciarán pocos: la entrada rondará los 30 dólares. Más que el legado de un faraón niño necesitamos políticas que protejan y contengan a nuestros niños y jóvenes para que sean adultos con su verdadera identidad, con posibilidades y puedan elaborar un proyecto de vida sólido. El 20 de noviembre fue el aniversario de la Declaración Universal de los Derechos del Niño, sugiero a nuestros dirigentes leerla, no es tan larga. Respetarla es el principio a la solución de muchos males.
Graciela Palma (ciudadana sin identidad) DNI 16.496.527
palmagraciela@gmail.com

viernes, noviembre 14, 2008

Identidad: Derecho de los adoptados (3 millones afuera)

No hay peor ciego que el que no quiere ver. La diputada Claudia Bernazza presentó el proyecto de ley Derecho a la Identidad de Origen de las Personas Adoptadas (Exp.5987-D-2008) que tiene por objeto garantizar que se cumpla con ese derecho pero, repito, de las personas adoptadas ¿Y los tres millones de argentinos que no fuimos adoptados, víctimas del tráfico de niños, que fuimos anotados como propios no tenemos ese derecho? Habla de proteger a toda persona menor de edad adoptada, ¿y los bebés y niños que son entregados ilegalmente actualmente en Misiones, Santiago del Estero, Capital Federal y en todo el país que luego no son adoptados sino anotados como propios? Cita la figura de un “juez garante”, en nuestros casos nada tiene que ver un juez, es más, no queremos judicializar nuestras búsquedas ni accionar contra nuestras familias de crianza. Queremos la información que tendríamos en un expediente de adopción. El Proyecto se refiere a la intervención de la CoNaDi. Este organismo creado por Menen a pedido de Abuelas de Plaza de Mayo atiende únicamente los casos de lesa humanidad. La entonces diputada Pérez Suárez presentó en el año 2003 un proyecto de ampliación de la CoNaDi para que atendiera nuestros casos y fue como si hubiera arrojado una bomba atómica e inmediatamente la Comisión de DD.HH. de diputados de la Nación cajoneó ese proyecto sin dudarlo. Lo mismo ocurre con el Banco Nacional de Datos Genéticos que no considera nuestra incorporación y debemos abonar el análisis. En definitiva existe una resistencia enorme a nivel nacional, en nuestros gobernantes, en nuestros representantes a aceptar que existimos, que hay personas (mayores, menores de edad) apropiadas en todos los tiempos históricos. Cuando el Equipo de Antropología Forense publicita “Tu sangre puede ayudar a identificarlo” debe ser la de todos, la mía también porque hay desaparecidos algunos adoptados y otros anotados como propios. Podrían ser parientes míos o de cualquiera de los que buscamos nuestros orígenes. Pero no, esas cosas no se pueden decir, ni siquiera osar sugerirlas. Camino al Bicentenario no podemos seguir mirando solo lo que se quiere o conviene ver. Para crecer hay que tener valor y coraje de admitir nuestras fallas, nuestros errores y modificarlos.
Graciela Palma (ciudadana sin identidad) DNI 16.496.527
palmagraciela@gmail.com

martes, noviembre 11, 2008

Registro de ADN para la Ciudad de Bs.As.

Asistí a la Jornada-Debate Registro de ADN para la Ciudad Autónoma de Bs.As. organizada por el diputado Gerardo Ingaramo que se realizó en el Salón San Martín de la Legislatura Porteña. Me llamó la atención y me alegró observar que el diputado Ingaramo había convocado a participar del panel legislativo a diputados de distintas corrientes ideológicas es decir invitó a participar y escuchar las voces de todos. Solo el diputado Gonzalo Ruanova (Diálogo por Bs.As.) dejó el sabor amargo de la pelea de potrero al criticar la presentación mediática del Proyecto de Ley por parte del Jefe de Gobierno, Ing. Macri, expresiones fuera de lugar que prueban que siempre hay alguien que cree que oposición es ser enemigo y caen en estas demostraciones poco felices. La Jornada contó también con la participación de una representante de la Sra. Chicha Mariani, fundadora de Abuelas de Plaza de Mayo y de la Dra. Ana María Di Lonardo. Esto recién comienza, habrá que debatir mucho sobre cómo se llevarán a cabo los procedimientos, a quiénes beneficiará o los delitos que se podrán evitar con su utilización. El primer paso fue a mí entender ejemplificador ya que la mayoría que gobierna en la Ciudad de Bs.As. invitó a que todas las voces se expresaran en una jornada pública donde los ciudadanos pudimos escuchar, opinar e invitados a colaborar. Porque de esto se trata la democracia: trabajar entre todos, debatir, ponernos de acuerdo por un único fin, el bienestar del pueblo que están gobernando.
Graciela Palma (ciudadana sin identidad) DNI 16.496.527
palmagraciela@gmail.com

viernes, noviembre 07, 2008

Negar nuestra existencia es Discriminarnos.

“La invisibilización de los pueblos originarios es una forma de discriminación”. Estas palabras fueron vertidas por el ministro de la Corte Suprema Dr. Eugenio Zaffaroni. Continuó diciendo que la Constitución y el Derecho Internacional los incluye; “reclaman derechos que no les dan y no se los dan porque “no existen”, se les niega los derechos, se les niega la existencia”. Termina afirmando que los pueblos originarios sufrieron un genocidio. Exactamente lo mismo padecemos los ciudadanos sin nuestra verdadera identidad: la “invisibilización” pero, por el contrario en vez de extinguirnos somos cada día más producto del accionar del tráfico de niños y la falta de educación y prevención. A la comunidad no se le explica que tomar un niño fuera del marco legal de la adopción y anotarlo como hijo propio además de un delito se provoca la sustracción de identidad borrándole toda su historia y causándole nefastos y dolorosos daños para el resto de su vida. Cada vez que leo que se presenta un proyecto de ley, una ordenanza o reglamentación se refieren siempre a la búsqueda de la identidad de los adoptados o de los casos de lesa humanidad. Por un lado funcionarios y redes sociales denuncian la existencia del tráfico de niños (3º negocio mundial luego de las armas y la droga) entonces me pregunto ¿esos niños son entregados legalmente, adoptados? No, miles de niños son anotados como hijos propios por lo cual es ridículo y demuestra más que ignorancia una falta de respeto burlarse cuando denunciamos que somos tres millones de personas en todo el país que no sabemos cuándo ni dónde nacimos en verdad, que no sabemos lo que sucedió, que fuimos tratados como objetos y no como sujetos, que nos quitaron nuestra historia. El Estado nos discrimina, los organismos de DD.HH. hasta el INADI, nadie puede hacer algo, la excusa es siempre la misma: “no es nuestra área” o “hay otros derechos que atender”. Eso sí, se llenan la boca hablando de la Convención de los Derechos del Niño y los Derechos del Hombre. Basta de pasarse la pelota unos a otros. Cuando nace un niño, deseado o no, es una vida que hay que respetar, es hora de hacerse cargo de nuestra existencia y restituirnos nuestra historia que será una manera de que esto no continúe sucediendo. Adoptar, NO Apropiar.
Graciela Palma (ciudadana sin identidad) DNI 16.496.527
palmagraciela@gmail.com

martes, noviembre 04, 2008

Compra-Venta de Niños ( y eso que vamos camino al Bicentenario)

En Santiago del Estero un matrimonio denunció que le ofrecieron 35.000 pesos por su hija de un año o el bebé que está por nacer. La noticia se presentó como única cuando esta práctica se realiza en todo el país desde tiempos remotos. El problema es que ni el Estado ni los organismos de DD.HH. ni los que se titulan defensores de la niñez y adolescencia se ocupan de difundir la problemática de la sustracción de identidad, del daño irreparable que se le provoca al niño además de que se comete el delito de supresión de estado civil y de identidad. Entonces, como de esto no se habla la demanda aumenta y el tráfico actúa impunemente con la complicidad de médicos, parteras, abogados, funcionarios públicos, fuerzas de seguridad, etc. Un combo terrorífico que nadie quiere ver y permite que la Convención de los Derechos del Niño sea una utopía. La Agrupación Quiénes Somos está formada por personas que no seguimos el marco legal de la adopción, víctimas del tráfico de niños y desde hace casi 7 años denunciamos todo esto para que no sigan sumándose ciudadanos sin identidad. Sabemos en carne propia lo que se sufre, tres millones de personas lo sabemos. El Estado mira para otro lado, tampoco hace algo por ayudarnos a recuperar nuestra verdadera historia y de esta manera continúa incumpliendo con lo establecido en la Constitución Nacional y los Pactos Internacionales a los cuales adhirió. Eso sí, por el mundo se llena la boca alardeando de que los DD.HH. en Argentina son para todos. ¿Así vamos camino al Bicentenario?
Graciela Palma (ciudadana sin identidad) DNI 16.496.527
palmagraciela@gmail.com
Ilustración: Acrílico sobre Tela de Graciela Palma

lunes, noviembre 03, 2008

En el Congreso no se impone, se debate.

La Comisión de DD.HH. y Garantías de Diputados de la Nación, entre otros, tratará el proyecto de ley 3772-D-2007 Creación de la Comisión por la Identidad Biológica del diputado Remo Carlotto para las personas que no fuimos adoptadas ni somos casos de lesa humanidad. En esa Comisión intervendrá la Procuración General de la Nación y la Secretaría de DD.HH. de la Nación presidiendo la misma el Secretario de DD.HH. Dr. Eduardo L. Duhalde. En los fundamentos el diputado Carlotto se refiere como un ejemplo al Programa Derecho a la Identidad entre la Procuración Gral. de la Nación y la Defensoría del Pueblo de la Nación. Hace años los fiscales de la Procuración por escrito expresaron que nada se podía hacer por nuestros casos, que los plazos de prescripción se hallaban largamente vencidos y entre otras cosas que éramos “provocadores de abortos masivos”; la Defensoría aceptó esa sentencia y el programa se cerró. El diputado Carlotto omite decir que todo fue un fracaso. También nombra en el proyecto a un Departamento de Identidad de la CTA que no existe, porque cuando se habla de identidad todos se ocupan solamente de los casos de lesa humanidad. La Secretaría de DD.HH. de la Nación fue muy clara: nosotros no le interesamos, somos demasiados viejos, no existen archivos y nos compararon con los autos robados. ¿Estos Organismos atenderán nuestros casos? ¿Qué garantía tenemos los ciudadanos con sustracción de identidad, víctimas del tráfico de niños de que se ocuparán seria y responsablemente, que agotarán todos los medios para nuestras búsquedas, que no se manipulará la información ni habrá favoritismos partidarios con estos antecedentes que relaté? Ninguna garantía. La Agrupación Quiénes somos junto con el diputado Tinnirello (mc) presentaron dos proyectos de ley (1222-D-2007 y 1223-D-2007) que rápidamente el diputado Carlotto desechó en vez de ponerlos a consideración y discutirlos democráticamente. Es decir, impuso su autoridad y parecer sin importarle nada. Esos proyectos eran interministeriales garantizando transparencia, sin favoritismos partidarios con neutralidad y respeto por nuestras vidas que ya fueron manipuladas bastante. Apelo a que los diputados del Congreso de la Nación, nuestros representantes se informarán como corresponde, debatirán y no aceptarán imposiciones individuales porque la democracia se hace con pluralidad y entre todos.
Graciela Palma (ciudadana sin identidad) DNI 16.496.527
palmagraciela@gmail.com

Adopción: siempre dentro de la ley.

Las declaraciones de una jueza que leí en la Gaceta de Tucumán me parecieron muy interesantes para compartir porque de esto no se habla: en el 15% de las adopciones se devuelve al niño porque algunas de las partes o ambas no se han adaptado. “Muchas veces es la familia la que no se adapta a la nueva relación y devuelve a los chicos durante la guarda con fines de adopción”, sostiene la doctora Ester Valderrábano de Casas, jueza de Familia y Sucesiones de la V Nominación. “A veces da la impresión de que se ha encontrado a la familia ideal, pero la relación termina fracasando; de allí que sea tan importante un buen acompañamiento desde lo psicológico”, señaló. “Hemos tenido el caso de dos hermanitos, de ocho y seis años, que recibieron malos tratos por parte de la familia que los llevó. Según denuncias de vecinos, ni siquiera les daban de comer y los tenían en total abandono. La desgracia fue doble para uno de los chiquitos, que ya había sido abusado en su familia de origen. Finalmente los llevó una familia de Buenos Aires, que tiene otros dos hijos grandes. Están maravillosos. Luego el matrimonio tuvo una bebé biológica y se llevan muy bien”, indicó la magistrada. “Otro caso es el de una chiquita, de dos o tres años, que se la llevó un matrimonio con fines de adopción. Ellos ya tenían dos hijos biológicos cuando la entregamos. Todo iba muy bien hasta que la familia tuvo otro bebé. En algún momento, el bebé se le cayó a la nena y eso enojó mucho a los padres. Después no podían tolerar la presencia de la chiquita y la terminaron devolviendo. Creo que ese matrimonio no estaba preparado para tener una hija adoptiva, por eso nunca la pudo asumir. Luego la entregamos rápidamente a la nena porque era encantadora”, contó la jueza. Alguien pensó que esto también sucede en quienes anotaron como propio a un niño ¿a dónde lo devolverán? No pueden ¿y entonces? Es por eso tan necesario que el Estado eduque y difunda para que las parejas no accedan a ofrecimientos ilegales e incurrir en el delito de supresión de estado civil y de identidad. La adopción es algo muy serio, la vida no es un cuento de hadas y es humano que sucedan estas cosas: el no adaptarse. Acostumbrémonos a actuar correctamente, dentro de la ley en todos los aspectos y mucho más cuando se trata de la vida humana. Y el Estado que asuma la existencia de millones de adultos que no fuimos adoptados legalmente y que tenemos derecho a conocer cuándo y dónde nacimos en verdad, lo que ocurrió, nuestra verdadera identidad de origen y trabaje concretamente al respecto.
Graciela Palma (ciudadana sin identidad) DNI 16.496.527
palmagraciela@gmail.com

sábado, noviembre 01, 2008

Teatro por la Identidad

El lunes 3/11 a las 19 tendrá lugar la entrega de las distinciones correspondientes a la declaración de Interés Cultural de la Ciudad de Buenos Aires (N° 464/2008) a Teatro x la Identidad, aprobada el 16 de octubre pasado a propuesta de los diputados/a Juan Manuel Olmos, Juan Cabandié e Inés Urdapilleta (FpV). Teatro x la Identidad es una propuesta que viene realizándose desde el 2000, por parte de actores y directores teatrales, en distintas salas de Buenos Aires, con el fin de conmover al público y colaborar con la búsqueda, principalmente encarada por las Abuelas de Plaza de Mayo, de jóvenes que, siendo bebés o niños, hayan sido apropiados durante la última dictadura militar. De ninguna manera cuestiono la tarea de los organismos de DD.HH. en ese aspecto pero lo que planteo es por qué, pasados 30 años no han sido capaces de reconocer la existencia de millones de ciudadanos que al nacer no seguimos el marco legal de la adopción, que tenemos sustracción de identidad, que fuimos apropiados, víctimas del tráfico de niños, algunos nacidos en el cautiverio de los grupos de trata y solidarizarse con nosotros y acompañar nuestro reclamo al Estado. Nos tildan de “hijos abandónicos” y por eso no somos iguales a ellos. Solidarizarse: colaborar en la prevención intercalando obras o textos sobre este flagelo, la apropiación, que no es característica solamente de un período histórico sino que sucedió siempre y sigue sucediendo al día de hoy. Cabandié sabe lo que se siente, lo que sentimos quienes tenemos sustracción de identidad, sufrimos igual aunque las circunstancias que la originaron hayan sido otras. Hablo de la vida humana, del respeto, de los niños que deben ser tratados como sujetos de derecho. Qué importante sería que Teatro por la Identidad se solidarizara con nosotros también. Nunca es tarde.
Graciela Palma (ciudadana sin identidad) DNI 16.496.527
palmagraciela@gmail.com

miércoles, octubre 29, 2008

Identidad: ¿Para qué buscás?

La Cámara en lo Civil y Comercial de la localidad bonaerense de Junín resolvió darle la adopción definitiva de un niño, hoy de cuatro años de edad, a un matrimonio y le negó al pequeño la posibilidad de tener contacto con su madre biológica, para evitarle "perturbaciones" en su desarrollo. Los jueces Ricardo Castro Durán, Patricio Rosas y Juan José Guardiola rechazaron el planteo de la defensa de la madre biológica, que reclamaba “la preservación de los lazos de sangre sobre los que se funda su identidad personal". Para los jueces, "quedó absolutamente acreditada la imposibilidad de (la madre biológica) de asumir su rol maternal", probada por una "breve y dificultosa convivencia" entre ambos. Los jueces dejaron librado a la decisión del pequeño, a medida que crezca, su reencuentro con su madre de sangre: "Será él, de acuerdo a la evolución de sus facultades, quien decida, cuando pueda formarse una opinión de lo sucedido, si va a entablar y mantener vínculos con su mamá biológica". ¿Será así realmente? Porque quienes fueron adoptados legalmente y quieren contactarse o vincularse con sus orígenes biológicos son repelidos por el Estado. “La gente ya hizo su vida no tenés que estar molestándolos”, “te vas a comer un juicio” o “¿querés una herencia?” como si todos fuesen hijos de la alta burguesía. Y los millones de ciudadanos de todo el país que no seguimos el marco legal de la adopción, víctimas del tráfico de niños, con sustracción de identidad recibimos las mismas respuestas o peores. “Provocadores de abortos masivos” llegaron a sentenciar sobre nosotros los fiscales de la Procuración Gral. de la Nación. Porque el Estado continúa decidiendo sobre nuestras vidas como si fuera nuestro dueño en vez de respetar y hacer valer los derechos humanos para todos. El Estado discrimina, sectariza con la complicidad de muchos organismos de DD.HH., de reconocidos especialistas en la materia que hablan y defienden estos derechos cuando les es políticamente conveniente. Espero que ese niño que cuenta con la ventaja de tener una adopción, cuando tenga mi edad no tenga que estar escribiendo cartas como ésta.
Graciela Palma (ciudadana sin identidad) DNI 16.496.527
palmagraciela@gmail.com

Las cosas por su nombre


Estamos acostumbrados a hablar mal, a no utilizar las palabras en su real significado.
Y a tenerles miedo. Esto lo observo en el Estado, en Agrupaciones, funcionarios y ciudadanos en general. Y la única manera de tomar conciencia de un problema es decir las cosas por su nombre. Adoptar no es lo mismo que apropiar pero ¿sabemos bien lo que significa cada una? Adoptar es recibir legalmente a un niño como hijo propio no biológico con su historia, respetándola. Apropiar es recibir a un niño y anotarlo como hijo propio exista o no transacción comercial. Recibirlo de médicos, parteras, etc. que nunca dicen de dónde lo obtuvieron realmente y arman un certificado de nacimiento con las fechas y datos falsos lo que deriva en sustracción de identidad. Esto no es simplemente “anotar a un niño como hijo propio” como si fuera una liviandad. El Código Penal es muy claro en el Título IV, Delitos contra el estado civil y de la identidad, Cap.II, arts. 138, 139 y 139 bis. Esto debe quedar bien en claro, primero, para que las parejas no acepten ofrecimientos fuera del marco legal porque además de cometer un delito dañaran la salud física y psicológica del niño. Y segundo, el Estado debe de una vez por todas reconocer la existencia de millones de personas apropiadas y cumplir con su deber y restituirles su verdadero origen. Es necesario asumir que éste es un problema social y no meros casos aislados donde además se cuenta con la complicidad estatal al intervenir funcionarios, profesionales y hospitales públicos. Que esta problemática no es exclusividad de un período histórico y que los derechos humanos no discriminan, son para todos los seres humanos. Hablo de Verdad y Respeto a la Vida.
Graciela Palma (ciudadana sin identidad) DNI 16.496.527
palmagraciela@gmail.com

lunes, octubre 27, 2008

Defensor/ra del Pueblo de la Ciudad de Bs.As.

Me presenté como candidata para Defensor/a del Pueblo de la Ciudad de Bs.As., sola, sin aparato político partidario que me rodee levantando como única bandera el derecho a la identidad que legítimamente nos asiste a todos los ciudadanos. Además de vivir en carne propia la problemática desde hace casi 7 años trabajo ad honorem de manera ininterrumpida en la Agrupación Quiénes Somos. En la Audiencia Pública expresé que la tarea de la Defensoría es la defensa, protección y promoción de los DD.HH. y demás derechos e intereses individuales, colectivos y difusos tutelados en la Constitución Nacional, Leyes y Constitución local frente a los actos, hechos u omisiones de la administración o de prestadores de servicios públicos. Pero del Derecho a la Identidad no se ocupa, somos miles los vecinos que buscamos nuestro verdadero origen porque no seguimos el marco legal de la adopción y nos ignoran. Llama la atención el empeño que ponen en resolver las adopciones legales cuando lo entendible sería que en esos casos el funcionario diga:” ¿para qué busca? A Ud. la entregaron legalmente, no moleste a los que ya hicieron su vida.” En cambio cuando somos nosotros los que pedimos ayuda la respuesta inmediata es: “¿busca una herencia? Y nos cierran todas las puertas. La Defensoría posee una Dirección de Protección de Datos Personales, ahora, miles de esos datos son falsos! Muchos de nosotros estamos anotados hasta tres veces con distinta fecha de nacimiento y nombre. Desde el año 1999 se han presentado casos y hasta hoy no han tenido la atención que corresponde. Mientras no se asuma la sustracción y búsqueda de la verdadera identidad de origen como una problemática social y no meros casos particulares seguiremos siendo cómplices de un delito y del daño irreparable que implica tratar como objetos a sujetos de derecho. Camino al Bicentenario la Defensoría de la Ciudad debe sumar este tema como corresponde, reconocer la existencia del tráfico de niños en la ciudad de Bs.As. y dar respuesta a los miles de vecinos que ven obstaculizado su derecho a conocer su propia historia, su verdad. Hace 5 años el presupuesto de la Defensoría era de 13 millones, hoy es de 33 millones. No hace falta más dinero, lo que falta es la voluntad política. Por todo esto me postulé. En diciembre se conocerá la decisión de los diputados porteños.
Graciela Palma (ciudadana sin identidad) DNI 16.496.527
palmagraciela@gmail.com

domingo, octubre 26, 2008

Rating o respeto a los niños.

En los últimos días he sido testigo de notas televisivas sobre paternidades famosas tratadas de una manera que nada tiene que ver con el respeto al niño y su derecho a la identidad y a la intimidad, expuestos por adultos (padres, periodistas, etc.) logrando que un tema tan delicado sea tomado como un show. Me sorprendió además que en un programa como TVR Sebastián Wainraich dijera “uno anduvo por tantos lados, pagando claro, que ahora no nos vengan a reclamar”. Estamos hablando de responsabilidades y la llegada de un niño al mundo aunque sea de una relación circunstancial no puede considerárselo un mero reclamo económico todo niño tiene derecho a conocer su origen. Ningún organismo de DD.HH. ha elevado alguna protesta u objeción hacia todas estas manifestaciones. La identidad y los derechos de los niños no pueden ser tratados con tanta liviandad. Seguramente, en poco tiempo la “noticia” ya será vieja pero el daño al niño ya fue hecho.
Graciela Palma (ciudadana sin identidad) DNI 16.496.527
palmagraciela@gmail.com

martes, octubre 21, 2008

Día Nacional del Derecho a la Identidad

22 de octubre Dia Nacional del Derecho a la Identidad. ¿De quiénes? Es inexplicable la resistencia por parte del Estado y de los organismos de DD.HH. para reconocer que hay ciudadanos, de todas las edades, que no seguimos el marco legal de la adopción, que no sabemos cuándo ni dónde nacimos y que también tenemos un derecho. Un día escuché a alguien de los organismos decir “es mejor ser hijo de desaparecidos que hijo abandónico”, y me dolió mucho ¿porqué competir con el dolor? El Secretario de DD.HH. de la Nación Dr. Eduardo L. Duhalde nos comparó a los autos robados además de decirnos que somos viejos, los diputados Cabandié y Donda no responden a los reclamos de la agrupación Quiénes Somos y el gobernador Scioli borró de un plumazo el Programa Provincial Reencuentros creado por Solá. Solo el Gobierno de la Ciudad de Bs.As. ha dado una señal: se está reglamentando la Ley 2202 de apertura de archivos en hospitales y clínicas, sí, aunque a algunos les moleste la gestión del ingeniero Macri está dando los primeros pasos en DD.HH. para todos. En este día, se escucharán muchísimos discursos pero de nosotros, los 3 millones de ciudadanos argentinos sin su verdadera identidad, no. Solo esta carta.
Graciela Palma (ciudadana sin identidad) DNI 16.496.527
palmagraciela@gmail.com

viernes, octubre 17, 2008

El Derecho a conocer a los padres biológicos

Cualquiera que sea la amplia repercusión que las TRA (técnicas de reproducción asistida) tengan sobre la sociedad, el resultado de estas tecnologías son niños nacidos: ¿qué debemos a esos niños desde el punto de vista ético? Hasta ahora, nos hemos desentendido en gran medida de esta cuestión. Nuestra atención ética en lo referente a las TRA se ha centrado casi por completo en los derechos de los adultos a acceder a estas tecnologías para fundar una familia.
Pero a medida que la primera cohorte de niños nacidos como consecuencia de las TRA va alcanzando la edad adulta y conectan entre sí a través de Internet, empiezan a cambiar nuestra perspectiva. Ahora nos preguntamos qué derechos tienen en relación con la naturaleza de su patrimonio genético y el conocimiento de ese patrimonio.
Cada situación plantea una o más de tres cuestiones importantes: el derecho de los hijos a conocer la identidad de sus padres biológicos; el derecho de los hijos a tener un padre y una madre, preferiblemente sus propios padres naturales; y el derecho de los hijos a nacer sin que sus orígenes genéticos hayan sido alterados.

El derecho a conocer a los padres biológicos
Una cosa es que los niños no conozcan su identidad genética como consecuencia de circunstancias no intencionadas. Otra muy diferente es destruir a propósito los vínculos de los hijos con sus padres naturales; y más aún, que la sociedad se haga cómplice de dicha destrucción. En la actualidad goza de amplia aceptación el principio de que los niños adoptados tienen el derecho a conocer quiénes son sus padres biológicos, siempre que ello sea posible, y se ha convertido en la norma general que la legislación establezca tal derecho.
Idéntico derecho se concede cada vez más a los niños nacidos por donación de gametos (sea de esperma u óvulo). Por ejemplo, el Reino Unido ha aprobado recientemente leyes que otorgan a los hijos ese derecho al cumplir los 18 años de edad (cfr. Aceprensa 46/05).
El impacto de las TRA sobre los niños nacidos mediante su empleo, aparte del que tienen sobre su salud física, se ha pasado por alto en gran medida; se da por supuesto sin mayor inconveniente que la creación de niños a partir de gametos donados no plantea problemas éticos ni de otra clase, y que la oposición a estas prácticas se basa casi por completo en creencias religiosas.

Huérfanos genéticos
Dichas suposiciones se han puesto claramente en entredicho en los dos últimos años, a medida que las primeras personas nacidas a través del uso de tales tecnologías van alcanzando la edad adulta, e intervienen activamente para reclamar un cambio. Estas personas manifiestan un fuerte sentimiento de pérdida de identidad, por no conocer a uno o ambos progenitores naturales y a su entorno familiar más amplio de idéntico origen, y se definen a sí mismos como “huérfanos genéticos”. Se preguntan: “¿cómo puede alguien pensar que tiene el derecho de hacerme esto?”
Tenemos que escuchar lo que los adultos concebidos de este modo dicen de la donación de gametos para decidir si podemos dar por supuesto que contamos con su consentimiento. Ellos –y los niños adoptados– nos hablan de su profundo sentido de pérdida de la identidad y de toda relación genéticas. Se preguntan: ¿Tengo hermanos o primos? ¿Quiénes son? ¿Cómo son? ¿Son “como yo”? ¿Qué podría aprender de ellos acerca de mí mismo? Estas preguntas plantean la cuestión de cómo nuestros parientes de sangre nos ayudan establecer nuestra identidad humana.
La ética, los derechos humanos y el derecho internacional –y consideraciones tales como la salud y el bienestar de los niños adoptados y de los concebidos gracias a donantes– exigen que los hijos tengan acceso a información relativa a sus padres naturales.
El respeto de los derechos de los hijos en estos aspectos exige que la ley prohíba la donación anónima de esperma y óvulos, que establezca un registro de donantes y que reconozca los derechos de los hijos a conocer la identidad de sus padres biológicos y, de ese modo, su propia identidad biológica.

El derecho a tener un padre y una madre
Esto nos lleva a la cuestión del matrimonio homosexual, que ha sido legalizado en Canadá y en algunos otros países.
Dar a las parejas homosexuales el derecho de fundar una familia desvincula la paternidad de la biología. Al hacerlo, priva inevitablemente a los hijos –y no sólo a los incorporados a parejas homosexuales– del derecho a tener un padre y una madre, y del derecho a conocer a su familia natural y a criarse en ella. Ocurre esto porque el matrimonio ya no se considera como la norma de la relación natural y dirigida a la procreación entre un hombre y una mujer, y de los derechos de los niños que se derivan de esa norma. En particular, los derechos de los niños a tener un padre y una madre, que sean sus padres biológicos, a no ser que se justifique una excepción en razón del “mejor interés” del niño, como ocurre en la adopción.
Ahora la norma primordial pasa a ser que los padres de un niño son aquellos a quienes la ley designa como tales, y que pueden ser o no los progenitores naturales de la criatura. Es decir, que la excepción de la paternidad natural, que solía permitirse por medio de la ley de adopción, se convierte en la regla. Dicho con otras palabras, el matrimonio homosexual cambia radicalmente la base primordial de la paternidad, convirtiéndola de paternidad natural o biológica en paternidad legal (y social), tal y como la ley canadiense de matrimonio civil legisla expresamente. Ese cambio tiene una importante repercusión en las normas de la sociedad, en los símbolos y los valores asociados con la paternidad.

Solo se piensa en los adultos
La misma cuestión del derecho de los hijos a un padre y a una madre se plantea cuando la sociedad interviene en la creación intencionada de hogares monoparentales, por ejemplo, financiando el acceso de las mujeres solas a la inseminación artificial.
El debate sobre la legalización del matrimonio homosexual en Canadá se centró casi por completo en los adultos y en su derecho a no ser discriminados por su orientación sexual. Los derechos y las necesidades de los hijos apenas fueron mencionadas.
Merece la pena observar que el reconocimiento legal de las parejas homosexuales como uniones civiles, a diferencia del reconocimiento como matrimonio, no va contra el derecho de los hijos a tener un padre y una madre, porque no incluye el derecho a fundar una familia. Por ese motivo, representa el mejor compromiso entre los derechos de las personas homosexuales a no ser discriminadas y los derechos de los hijos respecto de sus familias naturales.

El derecho a tener orígenes naturales
En los más de 25 años transcurridos desde el nacimiento de Louise Brown, la primera “niña probeta”, los avances en las TRA han hecho que cada vez resulten más realizables intervenciones que antes no lo eran. Esos “adelantos” hacen necesario formular nuevos derechos de los hijos en relación con sus orígenes naturales, derechos que habrían sido superfluos hasta fecha muy reciente.
El derecho de un niño a ser concebido como poseedor de un patrimonio biológico natural es el derecho humano más fundamental y debería quedar reconocido por la ley.
Los niños tienen derecho a ser concebidos a partir de orígenes biológicos no manipulados, derecho a ser concebidos con el semen natural de un hombre adulto, identificado y vivo, y de un óvulo natural de una mujer adulta, identificada y viva. La sociedad no debería ser cómplice de ningún procedimiento destinado a la creación de un niño –es decir, no debería aprobarlo ni financiarlo–, salvo que dicho proceso sea coherente con el derecho del niño a disponer de un patrimonio biológico natural.
La exigencia de que los gametos procedan de adultos evita que se usen gametos de fetos abortados; impide que nazcan niños cuyos padres genéticos nunca nacieron; y la exigencia de que los donantes estén vivos excluye el uso de gametos para la concepción post mortem.
Parte inseparable del sentido de la vida
Como sociedad, estamos obligados a garantizar el respeto de estos derechos de los niños. Desde el punto de vista ético, una cosa es no interferir en los derechos de intimidad y autodeterminación de las personas, especialmente en una esfera tan personal y privada como la reproducción. Otra muy distinta es que la sociedad se convierta en cómplice de la privación intencionada del derecho de los hijos a conocer y tener contacto con sus padres naturales y el resto de su familia, o de su derecho a nacer de orígenes biológicos naturales.
Cuando la sociedad aprueba o financia procedimientos que contravienen tales derechos de los niños y, posiblemente, cuando se abstiene de asegurar semejantes derechos –por ejemplo, no promulgando una legislación protectora– la sociedad se convierte en cómplice de las subsiguientes violaciones de derechos.
Saber quiénes son nuestros parientes naturales próximos y tratar con ellos es capital para el modo en que formamos nuestra identidad, para relacionarnos con los demás y con el mundo y encontrar un sentido a la vida. Los niños –y sus descendientes– que desconocen sus orígenes genéticos no pueden sentirse incluidos en una red de personas –que abarcan el pasado, el presente y el futuro–, mediante las cuales pueden localizar el hilo de la transmisión de la vida a través de las generaciones hasta llegar a ellos.
Por lo que sabemos hasta ahora, los humanos son los únicos animales que perciben los vínculos genéticos como parte inseparable del sentido de su vida. Estamos aprendiendo ahora que eliminar esa experiencia es dañino para los niños, los padres naturales, las familias y la sociedad.
Margaret Somerville. http://www.cope.es/

miércoles, octubre 15, 2008

Adoptar, NO Apropiar

Adoptar, NO Apropiar. El Estado (nacional, provincial, municipal) jamás ha realizado una campaña de prevención, de difusión y educación al respecto. Ante la cercanía del Día de la Madre quiero dirigirme a las futuras madres del corazón. Créanme que las entiendo cuando se enfrentan a la insensible burocracia legal, exámenes, estudios desgastantes y años de espera. Pero nadie les explica en los daños que le generará al bebé, al niño, la sustracción de identidad. Cuando se adopta a un niño se lo recibe a él y a su historia porque internamente él conoce su situación y en algún momento de su vida preguntará: ¿qué se le responderá? Por más triste que sea, es su Verdad y valorará mucho todo lo realizado para darle un hogar. ¿Y si se enferma, si los médicos solicitan sus antecedentes? Escuché alguna vez a una famosa conductora decir “¡qué lindo, adoptalo bien chiquitito así sale igual que vos!” Qué poco se sabe del tema y nada se hace por educar. Los seres humanos poseemos archivos genéticos de cuatro generaciones, durante la gestación además de alimento recibimos información. Les ruego que, antes de aceptar ese llamado, ese ofrecimiento de obtener un niño fácilmente piensen en todo esto. Porque además accediendo a esa entrega estarán alimentando al tráfico de niños y no ayudando a un niño. Un niño sin su historia será un adulto que no podrá elaborar un proyecto de vida sólido, nada se construye en la mentira. Adoptar es un acto de amor y el amor es Verdad.
Graciela Palma (ciudadana sin identidad) DNI 16.496.527
palmagraciela@gmail.com

domingo, octubre 12, 2008

Tenis SÍ, Identidad NO

Más allá de las especulaciones o sospechas expresadas por el tenista Nalbandián la realidad es que el Gobierno de la provincia de Bs.As. se moviliza cuando quiere y le conviene. Me extraña que, teniendo en cuenta su historia personal, el gobernador Scioli borrara de un plumazo el Programa Provincial Reencuentros. Este Programa era para la restitución de la verdadera Identidad de origen para aquellos bonaerenses que no pasamos por el marco legal de la adopción, muchos víctimas del tráfico de bebés. Este Programa creado en su momento por Felipe Solá convertía a la provincia de Bs.As. en pionera y daba el ejemplo a todo el país. Que Scioli haya permitido que el Dr. Álvarez Echagüe, subsecretario de gobierno nos menosprecie aduciendo que no movilizará al Estado por 30 personas además de demostrar ignorancia en el tema demuestra un grado de insensibilidad inaceptable al formar parte de un gobierno que hace alarde de los DD.HH. Tampoco el gobernador ha reaccionado ante las denuncias sobre el manejo de este tema por parte del Ministerio de Seguridad de la Pcia. de Bs.As. que desde hace 5 años tienen 500 casos en su poder, donde como respuesta recibimos malos tratos, injurias, acusándonos de obsesivos cuando lo más honesto hubiese sido decir que no se podían hacer cargo, que solo resuelven adopciones o colaboran en los casos de lesa humanidad y no jugar con nuestros sentimientos. Porque somos personas, seres humanos que vivimos en una nebulosa de no saber nada sobre nuestra llegada a este mundo y tenemos un derecho legítimo que nos corresponde. Los enjuagues políticos no nos corresponden, no nos mezclen en eso, los DD.HH. son otra cosa.
Graciela Palma (ciudadana sin identidad) DNI 16.496.527
palmagraciela@gmail.com

lunes, octubre 06, 2008

Los Otros Niños

"LOS OTROS NIÑOS" LAS REDES LLAMADAS SOLIDARIAS NI SIQUIERA LOS RECONOCEN EN SUS ESTADÍSTICAS
SON TAN PEQUEÑOS, TAN RECIEN VENIDOS A ESTE MUNDO Y TAN INMADUROS... QUE NADIE LOS VE NI LOS CONSIDERA.TAN SÓLO ESTÁN A MERCED DE LAS BANDAS QUE LOS MANIPULAN Y VENDEN Y DE EGOÍSTAS QUE LOS USAN EN ALGO QUE LOS GRATIFICACUANDO SE LOS GIRA A UN DESTINO, DESAPARECEN DE LA FAZ DE LA TIERRA Y APARECEN INTERCAMBIADOS EN DONDE NO SE SABE DÓNDE
Tan sólo al sureste de Santiago del Estero, desaparecen un promedio de 12 bebés por semana, sin que nadie haga nada por ellos. Los "Otros Niños" no son considerados personas, ni por los Estados, que cuando nacen no los registran para facilitar la compra venta sin dejar rastros.
Los responsables, cuando se los denuncia judicialmente, son sobreseídos sin siquiera haber sido llamados a declarar.
CARACTERÍSTICAS DE LOS "OTROS NIÑOS"
Privilegios que pueden obtener
a.- Servir para calmar la angustia de algún desesperado por "conseguir un niño" y poder transformarse en hijo de alguien.
b.- Nacer sano y ser varón, para ser más codiciados y lograr que alguien lo venda a un "mejor" destino.
Desventajas
a.- No son registrados por Los Estados, para permitir transacciones sin dejar huellas de la cadenas de ilícitos que se generan contra ellos.
b.- No son considerados personas, sino objetos de compra venta o algún tipo de intercambio.
c.- No tienen rostro.
d.- No tienen identidad.
e.- No tienen madre por cuanto se les oculta su origen biológico.
f.- En algunos casos se sabe de dónde provienen, pero nadie sabe a dónde van.
g.- Cuando llegan al destino del adquirente, se les cambia la identidad, según se necesite.
h.- Tan sólo en Argentina, se estima que deambulan mezclados con niños normales, más de 3.000.000 de "Los Otros Niños".
i.- La mayoría de ellos, desde que son engendrados ya están signados para ser negociados.
j.- Nacer nena y de tez oscura.
k.- Nacer con un defecto físico.
l.- Muertos también sirven "Los Otros niños" por cuanto se los utiliza para intercambiarlos en el momento del parto por niños vivos que luego, también se transforman en "Los Otros Niños".
m.- Nacen por doquier, en ranchos, debajo de un árbol, consultorios médicos, casas particulares, hospitales, o en salas de partos acondicionadas en los mismos hoteles donde los venden a turístas. Se utilizan en diversar actividades, generalmente de característica industriales como en la mendicidad, en la pornografía y explotación sexual comercial de niños, en el desguace de órganos, o simplemente son adquiridos como mascotas para cumplir el sueño de alguien.
Todo el mundo sintió hablar alguna vez de alguno de ellos... A nadie le interesa nada de estos Entes, que no existen por que nadie los reconoce.
Julio César Ruiz
Fundación Adoptar
Tucumán-Argentina

domingo, octubre 05, 2008

Escuchar los reclamos del pueblo

En la misa de la 34º peregrinación juvenil a pie a Luján el cardenal Jorge Bergoglio criticó a quienes “no escuchan los reclamos del pueblo porque prefieren dominar al otro o simplemente no les interesa el otro”. Recordé entonces que el viernes escuché a la Sra. Presidenta reclamar “dialogar con racionalidad y paciencia” y que ningún sector puede tomar de rehén al resto de la sociedad. El Estado Argentino tiene de rehenes a tres millones de ciudadanos que buscamos nuestra verdadera identidad de origen, que no seguimos el marco legal de la adopción condenándonos a vivir en una nebulosa. El Gobernador Scioli al asumir encontró el Programa Provincial Reencuentros para la restitución de la identidad de los casos que no son de lesa humanidad. Lo frenó. El Dr. Álvarez Echagüe, subsecretario de la Gobernación fue terminante al imponer su decisión y hacer valer su autoridad en una reunión con la Agrupación Quiénes Somos. ¿Dónde están el diálogo racional y la paciencia? El Ministerio de Seguridad de la Pcia. de Bs.As. hace 5 años asumió la responsabilidad de tomar nuestros casos (400) y confiamos mucho más que unos datos personales, le confiamos nuestra vida privada. Todavía esperamos respuesta, eso sí, uno de sus funcionarios intentó echarnos a la vereda del edifico de DD.HH. de la Nación. ¿Diálogo y paciencia? En Neuquén la Dirección de DD.HH. ya no promete reuniones, ahora se oculta en el silencio. La lista es larga de funcionarios que responden de manera opuesta al discurso de la Presidenta. Los ciudadanos sin identidad pasamos a ser tratados como victimarios, obsesivos y persecutores, sometidos al interrogatorio del Estado. Un Estado que no nos acompaña, que no nos reconoce derecho alguno. El cardenal Bergoglio en Luján expresó que no escuchar es como querer dominar o prescindir del otro, comenzar a borrar al otro y tras preguntar “¿qué es lo que nos impide escuchar? reflexionó: “es querer imponer lo que yo siento, lo que yo creo, lo que yo quiero”. En materia de DD.HH. el Estado no escucha, ni siquiera lo intenta.
Graciela Palma (ciudadana sin identidad) DNI 16.496.527
palmagraciela@gmail.com

miércoles, octubre 01, 2008

Un Congreso para todos los argentinos

En reunión de asesores de la Comisión de Derechos y Garantías del Senado noté mucha desinformación de parte del oficialismo sobre la búsqueda de la verdadera identidad de origen. Decir que si pedimos ayuda al Estado tenemos que hacernos cargo porque los funcionarios públicos tienen la obligación de denunciar si observan un delito (en nuestro caso sustracción de identidad) y se verá afectada la familia de crianza es una barbaridad. Si justamente hablamos de que nuestros casos no son de lesa humanidad, ¿qué van a denunciar? ¿Que hace 40 años alguien anotó como propio a un hijo? Estamos hablando de que la restitución de la identidad es posible si hay voluntad política. Cuando conviene dicen que nuestros casos prescribieron y cuando no, que no prescribieron. Un poco de seriedad Sres. y de sentido común. Aunque no lo quieran ver somos millones pero somos millones de seres humanos que no queremos revanchas ni venganzas simplemente que se cumpla con un derecho legítimo para dejar de vivir en una nebulosa, conocer nuestra propia historia, la verdad. Y eso será posible cuando el Estado garantice a nivel nacional las búsquedas. Ni las ONGs ni los particulares debemos manejar información indiscriminadamente, ni acceder a todo tipo de bases de datos, eso no es serio, no es legal. Discutamos, intercambiemos ideas pero para llegar a un objetivo en común y en beneficio de las personas. Hasta ahora solo recibimos cuestionamientos, desconfianza y nos sentimos interrogados cuando a la víctima solo debe ayudársela. Sres. Senadores, asumieron una gran responsabilidad y juraron velar por los derechos de todos los ciudadanos. No pretendan manejarnos políticamente, enredarnos en esas cuestiones. El Derecho a la Identidad es para todos los seres humanos. Uds. son nuestra esperanza por eso se los votó.
Graciela Palma (ciudadana sin identidad) DNI 16.496.527
palmagraciela@gmail.com

martes, septiembre 30, 2008

Agrupación Quiénes Somos

Ante la convocatoria para integrar la Defensoría de la Ciudad de Buenos Aires se presentaron 37 candidatos, el número se redujo a 21 postulantes que recibieron el aval de los legisladores. La Agrupación Quiénes Somos muestra su satisfacción porque su vicepresidente la Sra. Graciela Palma Arizaga es una de las postulantes avaladas. Tal nominación es el fruto de más de 6 años de trabajo solidario y humanitario en pos de buscar la verdadera identidad de origen. No bajamos los brazos, el camino de la verdad está en todos nosotros. Agrupación Quiénes Somos – Entidad de Bien Público Nº 134.

domingo, septiembre 28, 2008

Ciudadanos que sobran

El Arzobispo de Bs.As. Cardenal Jorge Bergoglio en la tradicional jornada anual de la Pastoral Social Porteña llamó esclavitud a la exclusión social. Dijo que a las conocidas categorías de “opresores y oprimidos”, “excluidos e incluidos” hay que sumar “los que caben y los que sobran” que pasan a ser material descartable para una industria humana del descarte que se llama esclavitud. Antonio Cafiero, presente en la jornada expresó que el gran desafío es el combate a la desigualdad que, a su criterio, es peor que la pobreza. Todas estas palabras me llevan a una reflexión. Hay un grupo de personas, tres millones en todo el país que no seguimos el marco legal de la adopción y nos obligan a vivir en una nebulosa, a no saber cuándo ni dónde nacimos, a no conocer nuestra propia historia, esclavos de un Estado que está empecinado en no cambiar las cosas, en no reconocernos el Derecho a la Identidad, porque este derecho no se cumple de manera igualitaria para todos los seres humanos. Existe otra categoría que agregar: “casos de lesa humanidad y los que no son casos de lesa humanidad” porque en materia de DD.HH. esta diferencia es bien marcada. Quienes pertenecemos a este segundo grupo somos “los que sobran”. El gobernador Scioli le reza a la Virgen de Luján por lluvias benignas mientras que su gobierno dejó sin efecto el Programa Provincial Reencuentros para la restitución de la verdadera identidad de origen creado por su antecesor; la Presidenta en cada viaje al exterior destaca la política de DD.HH. y la realidad es bien diferente. Teóricamente se dice mucho, hay escritos, libros, conferencias, palabras y palabras de destacados especialistas pero a la hora de hacerse cargo huyen por la tangente. El Derecho a la Identidad no es para todos, los DD.HH. están sectorizados, hay ciudadanos que “sobramos”.
Graciela Palma (ciudadana sin identidad) DNI 16.496.527
palmagraciela@gmail.com

jueves, septiembre 25, 2008

Donda: "lo único que te hace libre es la verdad"


Se realizó en la ONU el homenaje a los 30 años de Abuelas de Plaza de Mayo en el que estuvo presente la diputada Victoria Donda quien expresó: “Tengo claro que lo único que te hace libre es la verdad” y agregó “recuperar los nietos no es solo eso, sino es mucho más, es recuperar personas, la identidad de ellos y la de un pueblo”. Soy una persona, nací en el cautiverio de un grupo de trata de mujeres, no pasé por el marco legal de la adopción y busco mi verdad: mi fecha real de nacimiento, el lugar, lo que sucedió, mi propia historia. Me resulta incómodo y doloroso tener que reclamar un derecho legítimo como es el derecho a la identidad ante la diputada Donda, justamente ella que sabe en carne propia lo que es la sustracción de identidad y habla de Verdad. Tener que marcar su indiferencia ante los reclamos de tres millones de ciudadanos en todo el país que buscamos nuestros verdaderos orígenes porque también somos personas, somos pueblo. En ese homenaje en la ONU nadie fue capaz de decir bueno, es hora de no olvidarnos que hay millones de personas que buscan su verdadera identidad, son las víctimas del tráfico de niños.
Graciela Palma (ciudadana sin identidad) DNI 16.496.527
palmagraciela@gmail.com
Foto: Télam

martes, septiembre 23, 2008

¿Exquisitas palabras o soluciones concretas?

Esta vez ante la ONU la Sra. Presidenta Cristina Fernández se volvió a referir a los DD.HH. expresando que “es imprescindible que nos comprometamos a que las personas y su inviolabilidad sean definitivamente uno de los principios liminares de todos los Estados”. Sra. Presidenta, habló Ud. ante el mundo desde “la humildad intelectual”, yo lo hago ante Ud. desde el doloroso lugar en que me ha puesto el Estado, el de sentirme una ciudadana de segunda, una paria y le pregunto ¿qué es lo que le impide hacer cumplir el Derecho a la Identidad para todos? Somos esos bebés que nacimos, pasamos de mano en mano, nos “armaron” una documentación siempre con la complicidad del Estado y ahora que ya adultos queremos saber lo básico de todo ser humano, lo que nos corresponde, nuestra propia historia nos cierra la puerta en la cara. No existe en todo el país un lugar que se ocupe de este tema de manera completa, la Agrupación Quiénes Somos hace seis años y medio que reclama en nombre de tres millones de ciudadanos y recibe maltrato y desprecio como respuesta. Debo reconocer que maneja Ud. un léxico riquísimo pero nosotros, los ciudadanos no necesitamos exquisitas palabras sino soluciones concretas a nuestros problemas. El Derecho a la Identidad, la restitución de la verdadera identidad, un Derecho Humano, no se cumple en la Argentina de manera igualitaria para todos. Y eso es algo que Ud. como presidenta de todos los argentinos tiene la obligación de cambiar. ¿Qué se lo impide?
Graciela Palma (ciudadana sin identidad) DNI 16.496.527
palmagraciela@gmail.com

Trata de personas: niños nacidos en cautiverio

Los niños y la trata de personas, así se titula una nota escrita por la Lic. Eva Giberti y realmente me resultó indignante. ¿Por qué? Ella expresa:”No alcanza con las detenciones actuales, con los allanamientos, con los equipos formados por mujeres profesionales que ingresan en la miseria prostibularia para rescatar las vidas y los derechos de esas púberes y adolescentes esclavizadas. Esto es un comienzo concreto y eficaz pero precisamos que la conciencia ciudadana se diferencie de aquellas conciencias que durante un siglo silenciaron la esclavitud. Empecemos por incorporar a otros púberes, a otros niños y adolescentes, en el territorio de aquello que es preciso conocer para prever la multiplicación del delito y para decidirse a combatirlo.” En esos grupos de trata nacen en cautiverio niños, pero nadie habla de ellos. Yo nací en esas condiciones, en un grupo que operaba en La Plata, busco saber mis orígenes mi verdadera historia y el Estado me cierra las puertas, me maltrata y discrimina. Hace 6 años y medio que la Agrupación Quiénes Somos reclama por la restitución de la verdadera identidad de los tres millones de ciudadanos que no pasamos por el marco legal de la adopción. La Sra. Giberti está informada de nuestra existencia hasta reconoció que somos víctimas pero nada ha hecho ni se ha manifestado al respecto desde su privilegiado lugar viendo la indiferencia del Estado con este tema. Claro que es necesario educar, que los jóvenes estén informados, pero darles la información completa y eso es crear conciencia que no se debe anotar a un niño como propio sino adoptarlo. Y que la sustracción de identidad ocurre en todos los ámbitos, en los grupos de trata de mujeres también. Y quienes nacimos en esas condiciones somos hoy adultos con derechos que deben respetarse y en vez de combatirnos, difamarnos o ignorarnos, ayudarnos. Claro, de eso no se habla, pero no significa que no existamos Sra. Giberti.
Graciela Palma (ciudadana sin identidad) DNI 16.496.527
palmagraciela@gmail.com

Ilustración: Acrílico sobre tela de Graciela palma