domingo, noviembre 30, 2008

Bonaerenses sin su verdadera identidad. "Buenos Aires. La Provincia"

Hace dos años, el entonces gobernador de la Provincia de Bs.As. Felipe Solá firmó el decreto 3441/06 y la resolución 361/06 creando el Programa Provincial Reencuentros para la búsqueda de la verdadera identidad de origen de los cientos de miles de bonaerenses que no seguimos el marco legal de la adopción, que no sabemos cuándo ni dónde nacimos en verdad, que no conocemos nuestra historia víctimas del tráfico de niños. Se lanzó el 31 de enero/07 y comenzó el proceso de conformar la Comisión por la Identidad. El 10 de diciembre de ese año asumió el gobernador Scioli y el Programa Reencuentros comenzó su agonía. Después de interminables reclamos por parte de la Agrupación Quiénes Somos, impulsora del programa, el Dr. Álvarez Echagüe, subsecretario de gobierno manifestó que se cambiaría el nombre “Reencuentros” por el de “Mi Identidad”. Hoy quedó reducido a una planilla de solicitud de partida de nacimiento y nosotros la partida ya la tenemos, legal e ilegítima. Para “Buenos Aires, La Provincia” la identidad es solo tener el DNI, nosotros lo tenemos pero con datos que no nos corresponden. El 10 de diciembre se recordará cuando en 1948 la Asamblea Gral. de las Naciones Unidas aprobó y proclamó la Declaración Universal de los DD.HH. que evidentemente el gobernador Scioli no leyó ya que nos cerró violentamente una puerta sin importarle que somos víctimas, personas e involucrándonos en peleas políticas de potrero. Ni siquiera se le ocurrió pensar el ejemplo nacional que significaba que la provincia de Bs.As. diera el gran paso y ampliara los DD.HH. que hoy son para unos pocos y en definitiva cumplir con su deber de gobernante: hacer respetar la Constitución de la Pcia. de Bs.As. que en su art.12, inc.2 es muy clara. “Buenos Aires. La Provincia”, buen jingle pero el pueblo espera buenas políticas.
Graciela Palma (ciudadana sin identidad) DNI 16.496.527
palmagraciela@gmail.com

sábado, noviembre 22, 2008

"Al encontrar a mis padres biológicos logré una estabilidad que no tenía"

CÉLINE GIRAUD, PRESIDENTA DE 'LA VOZ DE LOS ADOPTADOS'«Al encontrar a mis padres biológicos logré una estabilidad que no tenía» 22.11.08 -

Ofreció una charla en Donostia para mostrar a los padres adoptivos que deben apoyar a sus hijos si desean conocer su origen, «pero hay que prepararse mucho», dice Céline Giraud tiene 28 años y hace tres fundó la asociación 'La Voix des Adoptés' (La voz de los adoptados), un punto de encuentro para personas con esta experiencia.
A los 16 días fue adoptada en Lima por una pareja francesa. Con 24 años, con el apoyo de sus padres adoptivos, viajó a Perú a conocer a sus padres biológicos. Descubrió así que había sido robada al nacer por una red de tráfico de niños.
Lo ha contado en el libro JŽai été volée à mes parents (Fui robada a mis padres). Y hace unas semanas, en Donostia, invitada por Anichi. -
Su asociación ofrece apoyo a los jóvenes que quieren conocer a sus padres biológicos.
¿Es una búsqueda siempre necesaria?
- Apoyamos a quienes nos lo piden, a partir de los 18 años. Quien necesita hacerlo es porque ello le va a ayudar a construirse y seguir adelante. A veces estamos bloqueados por la necesidad de saber de dónde venimos y quién es esa mujer que nos dió la vida. En nosotros hay un hueco negro porque no conocemos el pasado.
- ¿Cómo se resuelve la cuestión del 'hueco negro'?
- Cada historia de adopción es única. En nuestra asociación hay quien no quiere saber nada de sus orígenes. Sólo se siente francés y quiere seguir así. También hay quien 'enloquece' por su país de origen y se va a vivir allí. Entre estos extremos hay distintos grados. No podemos generalizar. - Esa oscuridad, ¿se aclara de una u otra manera?
- Hay adoptados que no tienen ningún dato. Quieren llenar el hueco negro y no lo logran. Tienen que aceptar que va a ser así. Nosotros les ayudamos a ello. A comprender que no es culpa de nadie, pero su expediente no tiene datos. Son niños de padres desconocidos que fueron encontrados en la calle y no hay forma de saber más. Nosotros les ayudamos a hacer su luto. - ¿Hay países dónde es más fácil seguir la pista de un nacimiento?
- China se ha abierto a la adopción hace sólo 10 años. Los niños son pequeños y no han aparecido casos de jóvenes que quieren conocer a sus padres biológicos. Pero llegarán. Y en China no hay datos en los expedientes de adopción, por lo que será difícil encontrar respuestas. En Colombia, por ejemplo, es casi automático poner en el expediente el nombre de la mamá. Es muy importante tener aunque sea un nombre. Con ello se puede empezar.
- ¿Qué problemas específicos tiene un niño adoptado? - Hay un problema de identidad. A nosotros no pueden decirnos quién nos dio la vida y por qué estamos en este mundo. Y es una pregunta fundamental. También hay que superar un abandono.
- ¿Cómo se logra?
- Nosotros no conocemos nuestra historia pero hay una cosa que sí sabemos y es que nos abandonaron. Es un paso previo a ser adoptado. Y es difícil. Nos hemos perdido la relación que el bebé tiene con su mamá, en su pecho, todo ese contacto. Es una herida. Y tarda tiempo en curar. - Hay algo más... - Los adoptados en el extranjero tenemos un añadido. Por nuestro físico sabemos que venimos de otra parte del mundo. Hay interés, curiosidad y miedo por ese país que nos abandonó. Tengo un hermano coreano que tiene miedo de volver a su país. Me dice que quisiera viajar a China, a Japón o a Vietnam, pero que no se siente con fuerzas para ir a Corea. Y hay bastantes casos así. A veces el interés crece con la edad. Hay mucha variedad de casos. - Habla de su hermano...
- Hablo de mi hermano adoptivo. Nuestros padres nos adoptaron a los dos. A mí, de Perú. Y a él, de Corea. Ahora tengo otro hermano que está en Perú, además de hermanas y una familia completa allí.
- ¿Qué aprendió en la búsqueda de sus orígenes a los 23 años?
- Es un camino muy duro. Es fácil decir 'quiero encontrar a mi familia biológica'. Pero después está lo que puede aparecer. Mi historia es trágica. Pero hay otras también muy difíciles. Puede haber casos de violación o incesto. Historias muy difíciles de escuchar, de comprender y de asumir. Es un camino muy duro. Y siempre digo a quienes me consultan que tengan mucho cuidado. No para que dejen de buscar, sino para avisarles de que hay que prepararse. Uno puede estar muy mal después. La asociación ofrece talleres de acompañamiento y preparación para quien quiere buscar.
- Hay un lado positivo en la búsqueda....
- Yo encontré una estabilidad que no tenía antes. Ahora sé quien soy. Conozco mi historia. Sé de dónde vengo y por qué estoy en Francia y en este mundo. Y eso me dio unas ganas de seguir adelante que antes no tenía. Porque tenía muchas preguntas. Me bloqueaba y no podía avanzar. El proceso me unió más con mis padres adoptivos. Siempre les había querido. Pero después aún les quise más. Estaba muy orgullosa de ellos. Se comportaron como padres.
- A saber...
- Me apoyaron y me comprendieron. Me acompañaron en este camino. No se trata de una presencia física. Es un momento que a veces queremos vivir solos. Mi primer viaje a Perú decidí ir sola, aunque mi madre adoptiva quería acompañarme. Para mí era algo muy íntimo. Era algo que quería hacer sola porque era mi historia.
- Se atrevió...
- Sabía que si pasaba cualquier cosa mis padres estaban ahí para consolarme o escucharme. Eso quiero hacer comprender a los padres adoptivos. Que apoyen a sus hijos. No hace falta seguirles y preguntar a cada rato. Deben hacerles ver que le comprenden. Yo me preparé de modo intuitivo. Estudié el idioma y contacté con grupos latinoamericanos.
- Para referirse a su caso habla de tragedia.
- Sí. Que tuvo un final muy bonito. Mis padres adoptivos me lo dieron todo. Pero no puedo olvidar el dolor que sintió mi mamá al perder a su bebé. Yo soy madre. Y si me roban a mis hijos el dolor sería insuperable. Fue muy bonito cuando nos encontramos. La última vez que me vio tenía 3 días. Y me volvió a ver con 23 años. Ahora estamos en contacto.
- A veces hay que asumir que no te han querido...
- Sí. La herida del abandono se graba en nosotros. Un bebé no habla pero siente. Después comprendemos. Pensar que no nos han querido es como un tortazo en la cara. Por eso queremos saber. Pensamos: 'Si me abandonó tenía una buena razón. Una madre no abandona a su hijo por nada'. Por eso se busca.
- ¿Se supera?
- Hay quien encuentra a su madre y ella no desea el contacto. Esa madre ha asumido el abandono y su hija no está en su vida. Esto puede ocurrir. Hay que estar muy preparado y ser fuerte para poder superarlo.
- Y habrá que hacerlo...
- Si sabes que puede pasar, estás bien preparado y ocurre, podrás seguir adelante. Al menos has tenido una respuesta. Hay quien lo supera y quien no. Hay quien no lo acepta. Quieren saber y son tercos. Hay gente más madura y preparada que decide vivir su vida. Y lo logra.

El niño faraón ¿y nuestros niños?

“Dicen que los sueños se realizan cuando uno además de poner voluntad pone trabajo, esfuerzo, compromiso, convicciones y confianza”. Sí, no puedo negar que sabe manejar las palabras, Sra. Presidenta y elaborar majestuosos conceptos. Pero gobernar un país es mucho más que eso y no necesitamos precisamente que nos traiga a Tutankamón. Vivimos un país desangrándose por la violencia, carcomido de miedos e inseguridades, donde los niños y los jóvenes son sospechados en vez de ayudados, empujándolos a las adicciones en vez de mostrarles que un mundo mejor es posible, que ellos pueden vivirlo, construirlo, ser actores principales. Un país anémico en educación y prevención, donde hay fronteras por donde pasa de todo sin control, donde se siguen anotando niños como hijos propios porque el sistema de adopción es un desastre, hay vacíos legales y el tráfico aprovecha todo eso. Somos 3 millones de ciudadanos sin nuestra verdadera identidad y día a día crecemos en número. Bueno, para el Dr. Duhalde, secretario de DD.HH. de la Nación y algunos organismos de DD.HH. nosotros somos demasiados viejos para buscar (¿momias acaso?) pero cometen un gravísimo error con esta afirmación ya que niegan la existencia de apropiados de todas las edades víctimas del tráfico de niños. Reconozco el valor cultural de traer la muestra itinerante sobre Tutankamón, pero que apreciarán pocos: la entrada rondará los 30 dólares. Más que el legado de un faraón niño necesitamos políticas que protejan y contengan a nuestros niños y jóvenes para que sean adultos con su verdadera identidad, con posibilidades y puedan elaborar un proyecto de vida sólido. El 20 de noviembre fue el aniversario de la Declaración Universal de los Derechos del Niño, sugiero a nuestros dirigentes leerla, no es tan larga. Respetarla es el principio a la solución de muchos males.
Graciela Palma (ciudadana sin identidad) DNI 16.496.527
palmagraciela@gmail.com

viernes, noviembre 14, 2008

Identidad: Derecho de los adoptados (3 millones afuera)

No hay peor ciego que el que no quiere ver. La diputada Claudia Bernazza presentó el proyecto de ley Derecho a la Identidad de Origen de las Personas Adoptadas (Exp.5987-D-2008) que tiene por objeto garantizar que se cumpla con ese derecho pero, repito, de las personas adoptadas ¿Y los tres millones de argentinos que no fuimos adoptados, víctimas del tráfico de niños, que fuimos anotados como propios no tenemos ese derecho? Habla de proteger a toda persona menor de edad adoptada, ¿y los bebés y niños que son entregados ilegalmente actualmente en Misiones, Santiago del Estero, Capital Federal y en todo el país que luego no son adoptados sino anotados como propios? Cita la figura de un “juez garante”, en nuestros casos nada tiene que ver un juez, es más, no queremos judicializar nuestras búsquedas ni accionar contra nuestras familias de crianza. Queremos la información que tendríamos en un expediente de adopción. El Proyecto se refiere a la intervención de la CoNaDi. Este organismo creado por Menen a pedido de Abuelas de Plaza de Mayo atiende únicamente los casos de lesa humanidad. La entonces diputada Pérez Suárez presentó en el año 2003 un proyecto de ampliación de la CoNaDi para que atendiera nuestros casos y fue como si hubiera arrojado una bomba atómica e inmediatamente la Comisión de DD.HH. de diputados de la Nación cajoneó ese proyecto sin dudarlo. Lo mismo ocurre con el Banco Nacional de Datos Genéticos que no considera nuestra incorporación y debemos abonar el análisis. En definitiva existe una resistencia enorme a nivel nacional, en nuestros gobernantes, en nuestros representantes a aceptar que existimos, que hay personas (mayores, menores de edad) apropiadas en todos los tiempos históricos. Cuando el Equipo de Antropología Forense publicita “Tu sangre puede ayudar a identificarlo” debe ser la de todos, la mía también porque hay desaparecidos algunos adoptados y otros anotados como propios. Podrían ser parientes míos o de cualquiera de los que buscamos nuestros orígenes. Pero no, esas cosas no se pueden decir, ni siquiera osar sugerirlas. Camino al Bicentenario no podemos seguir mirando solo lo que se quiere o conviene ver. Para crecer hay que tener valor y coraje de admitir nuestras fallas, nuestros errores y modificarlos.
Graciela Palma (ciudadana sin identidad) DNI 16.496.527
palmagraciela@gmail.com

martes, noviembre 11, 2008

Registro de ADN para la Ciudad de Bs.As.

Asistí a la Jornada-Debate Registro de ADN para la Ciudad Autónoma de Bs.As. organizada por el diputado Gerardo Ingaramo que se realizó en el Salón San Martín de la Legislatura Porteña. Me llamó la atención y me alegró observar que el diputado Ingaramo había convocado a participar del panel legislativo a diputados de distintas corrientes ideológicas es decir invitó a participar y escuchar las voces de todos. Solo el diputado Gonzalo Ruanova (Diálogo por Bs.As.) dejó el sabor amargo de la pelea de potrero al criticar la presentación mediática del Proyecto de Ley por parte del Jefe de Gobierno, Ing. Macri, expresiones fuera de lugar que prueban que siempre hay alguien que cree que oposición es ser enemigo y caen en estas demostraciones poco felices. La Jornada contó también con la participación de una representante de la Sra. Chicha Mariani, fundadora de Abuelas de Plaza de Mayo y de la Dra. Ana María Di Lonardo. Esto recién comienza, habrá que debatir mucho sobre cómo se llevarán a cabo los procedimientos, a quiénes beneficiará o los delitos que se podrán evitar con su utilización. El primer paso fue a mí entender ejemplificador ya que la mayoría que gobierna en la Ciudad de Bs.As. invitó a que todas las voces se expresaran en una jornada pública donde los ciudadanos pudimos escuchar, opinar e invitados a colaborar. Porque de esto se trata la democracia: trabajar entre todos, debatir, ponernos de acuerdo por un único fin, el bienestar del pueblo que están gobernando.
Graciela Palma (ciudadana sin identidad) DNI 16.496.527
palmagraciela@gmail.com

viernes, noviembre 07, 2008

Negar nuestra existencia es Discriminarnos.

“La invisibilización de los pueblos originarios es una forma de discriminación”. Estas palabras fueron vertidas por el ministro de la Corte Suprema Dr. Eugenio Zaffaroni. Continuó diciendo que la Constitución y el Derecho Internacional los incluye; “reclaman derechos que no les dan y no se los dan porque “no existen”, se les niega los derechos, se les niega la existencia”. Termina afirmando que los pueblos originarios sufrieron un genocidio. Exactamente lo mismo padecemos los ciudadanos sin nuestra verdadera identidad: la “invisibilización” pero, por el contrario en vez de extinguirnos somos cada día más producto del accionar del tráfico de niños y la falta de educación y prevención. A la comunidad no se le explica que tomar un niño fuera del marco legal de la adopción y anotarlo como hijo propio además de un delito se provoca la sustracción de identidad borrándole toda su historia y causándole nefastos y dolorosos daños para el resto de su vida. Cada vez que leo que se presenta un proyecto de ley, una ordenanza o reglamentación se refieren siempre a la búsqueda de la identidad de los adoptados o de los casos de lesa humanidad. Por un lado funcionarios y redes sociales denuncian la existencia del tráfico de niños (3º negocio mundial luego de las armas y la droga) entonces me pregunto ¿esos niños son entregados legalmente, adoptados? No, miles de niños son anotados como hijos propios por lo cual es ridículo y demuestra más que ignorancia una falta de respeto burlarse cuando denunciamos que somos tres millones de personas en todo el país que no sabemos cuándo ni dónde nacimos en verdad, que no sabemos lo que sucedió, que fuimos tratados como objetos y no como sujetos, que nos quitaron nuestra historia. El Estado nos discrimina, los organismos de DD.HH. hasta el INADI, nadie puede hacer algo, la excusa es siempre la misma: “no es nuestra área” o “hay otros derechos que atender”. Eso sí, se llenan la boca hablando de la Convención de los Derechos del Niño y los Derechos del Hombre. Basta de pasarse la pelota unos a otros. Cuando nace un niño, deseado o no, es una vida que hay que respetar, es hora de hacerse cargo de nuestra existencia y restituirnos nuestra historia que será una manera de que esto no continúe sucediendo. Adoptar, NO Apropiar.
Graciela Palma (ciudadana sin identidad) DNI 16.496.527
palmagraciela@gmail.com

martes, noviembre 04, 2008

Compra-Venta de Niños ( y eso que vamos camino al Bicentenario)

En Santiago del Estero un matrimonio denunció que le ofrecieron 35.000 pesos por su hija de un año o el bebé que está por nacer. La noticia se presentó como única cuando esta práctica se realiza en todo el país desde tiempos remotos. El problema es que ni el Estado ni los organismos de DD.HH. ni los que se titulan defensores de la niñez y adolescencia se ocupan de difundir la problemática de la sustracción de identidad, del daño irreparable que se le provoca al niño además de que se comete el delito de supresión de estado civil y de identidad. Entonces, como de esto no se habla la demanda aumenta y el tráfico actúa impunemente con la complicidad de médicos, parteras, abogados, funcionarios públicos, fuerzas de seguridad, etc. Un combo terrorífico que nadie quiere ver y permite que la Convención de los Derechos del Niño sea una utopía. La Agrupación Quiénes Somos está formada por personas que no seguimos el marco legal de la adopción, víctimas del tráfico de niños y desde hace casi 7 años denunciamos todo esto para que no sigan sumándose ciudadanos sin identidad. Sabemos en carne propia lo que se sufre, tres millones de personas lo sabemos. El Estado mira para otro lado, tampoco hace algo por ayudarnos a recuperar nuestra verdadera historia y de esta manera continúa incumpliendo con lo establecido en la Constitución Nacional y los Pactos Internacionales a los cuales adhirió. Eso sí, por el mundo se llena la boca alardeando de que los DD.HH. en Argentina son para todos. ¿Así vamos camino al Bicentenario?
Graciela Palma (ciudadana sin identidad) DNI 16.496.527
palmagraciela@gmail.com
Ilustración: Acrílico sobre Tela de Graciela Palma

lunes, noviembre 03, 2008

En el Congreso no se impone, se debate.

La Comisión de DD.HH. y Garantías de Diputados de la Nación, entre otros, tratará el proyecto de ley 3772-D-2007 Creación de la Comisión por la Identidad Biológica del diputado Remo Carlotto para las personas que no fuimos adoptadas ni somos casos de lesa humanidad. En esa Comisión intervendrá la Procuración General de la Nación y la Secretaría de DD.HH. de la Nación presidiendo la misma el Secretario de DD.HH. Dr. Eduardo L. Duhalde. En los fundamentos el diputado Carlotto se refiere como un ejemplo al Programa Derecho a la Identidad entre la Procuración Gral. de la Nación y la Defensoría del Pueblo de la Nación. Hace años los fiscales de la Procuración por escrito expresaron que nada se podía hacer por nuestros casos, que los plazos de prescripción se hallaban largamente vencidos y entre otras cosas que éramos “provocadores de abortos masivos”; la Defensoría aceptó esa sentencia y el programa se cerró. El diputado Carlotto omite decir que todo fue un fracaso. También nombra en el proyecto a un Departamento de Identidad de la CTA que no existe, porque cuando se habla de identidad todos se ocupan solamente de los casos de lesa humanidad. La Secretaría de DD.HH. de la Nación fue muy clara: nosotros no le interesamos, somos demasiados viejos, no existen archivos y nos compararon con los autos robados. ¿Estos Organismos atenderán nuestros casos? ¿Qué garantía tenemos los ciudadanos con sustracción de identidad, víctimas del tráfico de niños de que se ocuparán seria y responsablemente, que agotarán todos los medios para nuestras búsquedas, que no se manipulará la información ni habrá favoritismos partidarios con estos antecedentes que relaté? Ninguna garantía. La Agrupación Quiénes somos junto con el diputado Tinnirello (mc) presentaron dos proyectos de ley (1222-D-2007 y 1223-D-2007) que rápidamente el diputado Carlotto desechó en vez de ponerlos a consideración y discutirlos democráticamente. Es decir, impuso su autoridad y parecer sin importarle nada. Esos proyectos eran interministeriales garantizando transparencia, sin favoritismos partidarios con neutralidad y respeto por nuestras vidas que ya fueron manipuladas bastante. Apelo a que los diputados del Congreso de la Nación, nuestros representantes se informarán como corresponde, debatirán y no aceptarán imposiciones individuales porque la democracia se hace con pluralidad y entre todos.
Graciela Palma (ciudadana sin identidad) DNI 16.496.527
palmagraciela@gmail.com

Adopción: siempre dentro de la ley.

Las declaraciones de una jueza que leí en la Gaceta de Tucumán me parecieron muy interesantes para compartir porque de esto no se habla: en el 15% de las adopciones se devuelve al niño porque algunas de las partes o ambas no se han adaptado. “Muchas veces es la familia la que no se adapta a la nueva relación y devuelve a los chicos durante la guarda con fines de adopción”, sostiene la doctora Ester Valderrábano de Casas, jueza de Familia y Sucesiones de la V Nominación. “A veces da la impresión de que se ha encontrado a la familia ideal, pero la relación termina fracasando; de allí que sea tan importante un buen acompañamiento desde lo psicológico”, señaló. “Hemos tenido el caso de dos hermanitos, de ocho y seis años, que recibieron malos tratos por parte de la familia que los llevó. Según denuncias de vecinos, ni siquiera les daban de comer y los tenían en total abandono. La desgracia fue doble para uno de los chiquitos, que ya había sido abusado en su familia de origen. Finalmente los llevó una familia de Buenos Aires, que tiene otros dos hijos grandes. Están maravillosos. Luego el matrimonio tuvo una bebé biológica y se llevan muy bien”, indicó la magistrada. “Otro caso es el de una chiquita, de dos o tres años, que se la llevó un matrimonio con fines de adopción. Ellos ya tenían dos hijos biológicos cuando la entregamos. Todo iba muy bien hasta que la familia tuvo otro bebé. En algún momento, el bebé se le cayó a la nena y eso enojó mucho a los padres. Después no podían tolerar la presencia de la chiquita y la terminaron devolviendo. Creo que ese matrimonio no estaba preparado para tener una hija adoptiva, por eso nunca la pudo asumir. Luego la entregamos rápidamente a la nena porque era encantadora”, contó la jueza. Alguien pensó que esto también sucede en quienes anotaron como propio a un niño ¿a dónde lo devolverán? No pueden ¿y entonces? Es por eso tan necesario que el Estado eduque y difunda para que las parejas no accedan a ofrecimientos ilegales e incurrir en el delito de supresión de estado civil y de identidad. La adopción es algo muy serio, la vida no es un cuento de hadas y es humano que sucedan estas cosas: el no adaptarse. Acostumbrémonos a actuar correctamente, dentro de la ley en todos los aspectos y mucho más cuando se trata de la vida humana. Y el Estado que asuma la existencia de millones de adultos que no fuimos adoptados legalmente y que tenemos derecho a conocer cuándo y dónde nacimos en verdad, lo que ocurrió, nuestra verdadera identidad de origen y trabaje concretamente al respecto.
Graciela Palma (ciudadana sin identidad) DNI 16.496.527
palmagraciela@gmail.com

sábado, noviembre 01, 2008

Teatro por la Identidad

El lunes 3/11 a las 19 tendrá lugar la entrega de las distinciones correspondientes a la declaración de Interés Cultural de la Ciudad de Buenos Aires (N° 464/2008) a Teatro x la Identidad, aprobada el 16 de octubre pasado a propuesta de los diputados/a Juan Manuel Olmos, Juan Cabandié e Inés Urdapilleta (FpV). Teatro x la Identidad es una propuesta que viene realizándose desde el 2000, por parte de actores y directores teatrales, en distintas salas de Buenos Aires, con el fin de conmover al público y colaborar con la búsqueda, principalmente encarada por las Abuelas de Plaza de Mayo, de jóvenes que, siendo bebés o niños, hayan sido apropiados durante la última dictadura militar. De ninguna manera cuestiono la tarea de los organismos de DD.HH. en ese aspecto pero lo que planteo es por qué, pasados 30 años no han sido capaces de reconocer la existencia de millones de ciudadanos que al nacer no seguimos el marco legal de la adopción, que tenemos sustracción de identidad, que fuimos apropiados, víctimas del tráfico de niños, algunos nacidos en el cautiverio de los grupos de trata y solidarizarse con nosotros y acompañar nuestro reclamo al Estado. Nos tildan de “hijos abandónicos” y por eso no somos iguales a ellos. Solidarizarse: colaborar en la prevención intercalando obras o textos sobre este flagelo, la apropiación, que no es característica solamente de un período histórico sino que sucedió siempre y sigue sucediendo al día de hoy. Cabandié sabe lo que se siente, lo que sentimos quienes tenemos sustracción de identidad, sufrimos igual aunque las circunstancias que la originaron hayan sido otras. Hablo de la vida humana, del respeto, de los niños que deben ser tratados como sujetos de derecho. Qué importante sería que Teatro por la Identidad se solidarizara con nosotros también. Nunca es tarde.
Graciela Palma (ciudadana sin identidad) DNI 16.496.527
palmagraciela@gmail.com