domingo, enero 25, 2009

¿Omisión, olvido o ignorancia?

Hace 7 años un grupo de ciudadanos formamos Quiénes Somos, una agrupación humanitaria cuyo objetivo es que todas las personas que no siguieron el marco legal de la adopción, víctimas del tráfico de niños tengan la posibilidad de recuperar su historia, su verdad y exigirle al Estado que se comprometa con el tema, reconozca nuestra existencia y actúe como corresponde. Somos millones en esta situación pero jamás hablan de nosotros. Jornadas, conferencias, denuncias públicas, hablan de trata, tráfico pero de lo que le sucede a esos bebés después, nada. Porque nacen bebés en esas circunstancias. ¿Omisión, olvido o ignorancia? Omisión: abstención de hacer o decir; falta por haber dejado de hacer algo necesario o conveniente; flojedad o descuido de quien está encargado de un asunto. Olvido: cesación de la memoria que se tenía; descuido de algo que se debía tener presente. Ignorancia: falta de ciencia, de temas y noticias general o particular. (Real Academia Española). Ninguna es justificable en quienes llevan o se postulan para llevar adelante un país, profesionales y/o militantes que no pueden responder “yo no sabía”. Y si realmente no saben o saben poco recurrir a quienes podemos asesorarlos y darles toda la información sobre una problemática que, con voluntad política, puede solucionarse.
Graciela Palma (ciudadana sin identidad) DNI 16.496.527
palmagraciela@gmail.com
Ilustración: pintura de Graciela Palma

miércoles, enero 21, 2009

¿Dónde estás corazón?

Cuba, Escuela de Medicina Latinoamericana. La Sra. Presidenta Cristina Fernández se dirigió a los alumnos y expresó "...un proyecto colectivo no es la suma de individualidades, es reconocerse en el otro, en el sufrimiento, la alegría, en el otro y siempre pensar un poquito mas en el otro que en nosotros mismos". En Argentina millones de ciudadanos, "los otros", no seguimos el marco legal de la adopción, víctimas del tráfico de niños y buscamos nuestra verdadera identidad de origen, derecho legítimo reconocido en la Constitución Nacional y en los Pactos Internacionales. Respetuosamente le pido, Sra. Presidenta se ponga en el lugar "del otro", en el mío, por ejemplo. Imagínese despertar un día y no poder responder estas simples preguntas. ¿cuándo y dónde nací? ¿en qué año? ¿de qué signo soy? y tampoco poder responderle a algún médico sobre sus antecedentes familiares. Mirar atrás y encontrar un espacio en blanco, no saber lo que ocurrió al nacer. Le puedo asegurar que es muy doloroso y existen informes científicos que explican los daños que produce en una persona la sustracción de identidad. Mas allá de tener o no actitudes humanitarias naturales existe una obligación por parte del Estado: atender las necesidades de su pueblo y alguien muy inteligente supo decir "donde hay una necesidad nace un derecho". Los ciudadanos sin su verdadera identidad somos una realidad, con una documentación que no nos corresponde, con datos falsos y no existe ninguna política al respecto. Este año 2008, la Agrupación Quiénes Somos recibió 867 consultas de todo el país que se suman a los miles de pedidos de ayuda que desde hace 7 años recorren las oficinas estatales porque quienes dicen trabajar en el tema solo resuelven adopciones y a los demás nos tienen años sin darnos una mínima respuesta, por el contrario, nos acusan de intolerantes y perseguidores. La Presidenta, en ese acto en Cuba se puso una bata y un estetoscopio que le obsequiaron y dijo "con esto voy a ver si alguno tiene corazón en la República Argentina". Yo, como ciudadana y víctima me hago la misma pregunta sobre los dirigentes de mi país.
Graciela Palma (ciudadana sin identidad)

martes, enero 20, 2009

Un Estado presente

El diputado de la Ciudad de Bs.As. por la Coalición Cívica Facundo Di Filippo expresó en un medio que "se necesita un Estado presente" en referencia al problema habitacional de la villa 31-31 bis. Se refirió a que el macrismo y el kirchnerismo "se pasan la pelota" para no hacer nada desentendiéndose del problema y dejando a los que más sufren sin respuestas y soluciones. Cuando Ud. presidía la Comisión de DD.HH. de la Legislatura Porteña (gestión Telerman) ésta trabajó mucho en la elaboración de la Ley 2202/06 (por reglamentarse) de apertura de archivos de hospitales y clínicas privadas. Pero para los que buscamos nuestra verdadera identidad de origen, los adultos que al nacer no seguimos el marco legal de la adopción el Estado tampoco estuvo presente y en una reunión le expresé "diputado, reconozco todo lo que Ud. trabaja, es más, todos reconocen su laboriosidad, pero no sabe cómo me gustaría verlo en algún medio denunciando nuestra situación de desamparo". Porque hasta ahora ni Ud. ni nadie lo hizo. Si los legisladores, si la Comisión de DD.HH. no puede hacer nada por quienes sufrimos sustracción de identidad porque "hay otros derechos que atender" como me respondieron algunos asesores, una declaración en los medios al respecto no hubiese estado de más, por el contrario. Hoy Ud es el vicepresidente de la Comisión de DD.HH. de la Legislatura donde duerme un proyecto presentado por la Agrupación Quiénes Somos porque con esa ley sola no basta, el Estado tiene que reconocer nuestra situación como una problemática social que sigue ocurriendo y arbitrar las medidas necesarias para ampliar la política de DD.HH. Nosotros también sufrimos mucho, quisiera que un día atendiera los llamados que recibo o los mails y escuchara cada historia. También a nosotros el Estado nos deja sin respuesta ni soluciones. Pero de nosotros nadie habla, nadie nos representa en el reclamo que es justo y legítimo, nos retan sí, por nuestra insistencia, por no bajar los brazos ni darnos por vencidos.Graciela Palma (ciudadana sin identidad) DNI 16.496.527

sábado, enero 17, 2009

Valores

Escucho a muchos dirigentes de organizaciones políticas o sociales, solidarias, "candidatos a" y funcionarios en ejercicio hablar sobre los "valores" que son necesarios para tener un país más justo y en crecimiento. Destacan el respeto, la ética, el derecho a la seguridad, a la educación, a la vida pero cuando les decimos somos los bebés que al nacer no seguimos el marco legal de la adopción, que llegamos a este mundo, pasamos de mano en mano y nos "remarcaron" cambiándonos todos nuestros datos reales salvo un ¡qué barbaridad! no hacen nada en concreto. Necesitamos una política completa de DD.HH. donde estemos comprendidos nosotros también.Les pedimos ayuda para conocer nuestra verdadera historia, porque es un derecho legítimo, les denunciamos que se siguen anotando como propios a bebés porque no existen campañas de prevención que informen sobre el daño irreparable que significa la sustracción de identidad y responden ¡qué terrible lo de ustedes, vamos a hacer algo! Y así pasan 2, 3, 7 años y de ¡qué barbaridad! pasamos a ¡qué pesada es esta gente! ¿Cómo, y todos los valores que hay que rescatar, que tánto escucho ahora en las previas de las campañas? Ponerse en el lugar del otro: les pido imaginarse que un día se despiertan y no puedan responder estas simples preguntas: ¿cuándo naciste, qué fecha? ¿dónde? ¿de qué signo sos? porque todo lo que dicen sus DNI y partidas de nacimiento sean datos falsos. No me hablen de valores si no son capaces de reconocer la sustracción de identidad como una problemática social que afecta a millones y tomar las medidas correspondientes. Ese espacio en blanco en nuestras vidas duele mucho, se los puedo asegurar.Graciela Palma (ciudadana sin identidad) DNI 16.496.527

miércoles, enero 14, 2009

Carta con muy buena onda

En el discurso donde anunció medidas para el campo, la Sra. Presidenta pidió un inmenso ejercicio de la responsabilidad y no hacer comentarios que poco tienen que ver con la realidad, además expresó que las cosas no se arreglan peleando ni insultando sino trabajando con ideas y buena onda. No sabe Sra. Presidenta la buena onda que tenemos los ciudadanos sin nuestra verdadera identidad que venimos reclamando a través de la Agrupación Quiénes Somos, civilizadamente, con cartas, con pedidos de audiencia que nos reconozcan el derecho a la identidad y recibimos como respuestas de los funcionarios falsas promesas cuando no algún que otro insulto o desprecio. Hay que tener muy buena onda para seguir adelante sin saber cuándo ni dónde nacimos porque no seguimos el marco legal de la adopción, somos víctimas del tráfico de niños y comprobar que el Estado no reconoce nuestra existencia. A pesar de ello, con muy buena onda presentamos proyectos, ideas, soluciones porque es cierto, reclamar sin propuestas no sirve pero la respuesta del Estado ha sido siempre la indiferencia. Oficinas donde somos maltratados e injuriados por funcionarios que hacen abuso de poder en vez de trabajar en beneficio de los ciudadanos y hacer cumplir la Constitución Nacional. Y es tanta la buena onda que tenemos que no perdemos la esperanza ni bajamos los brazos por el contrario persistiremos en nuestro justo reclamo con más ganas porque la verdad está de nuestro lado. Y en algún momento prevalecerá el sentido común.
Graciela Palma (ciudadana sin identidad) DNI 16.496.527
palmagraciela@gmail.com

martes, enero 13, 2009

Elecciones: ¿suficiente incentivo?

Recibí el mail de una mujer que busca su verdadera identidad. Nos conocimos en el 2004 y en su partida de nacimiento figura un médico que también firmó muchísimos certificados de nacimientos de bebés que no fueron adoptados sino anotados como hijos propios. Hoy son un grupo numeroso de adultos que no saben nada de su verdadera historia. El Estado jamás los ayudó. Me agradeció mi participación en un programa de televisión (2007) para avalar y acompañar en nombre de la Agrupación Quiénes Somos su denuncia y la de dos personas más ya que le hicieron una cámara oculta a dicho médico donde admitió tranquilamente todo, porque haber entregado bebés borrándoles completamente su verdadera identidad fue según él, un acto de generosidad y amor. A la pregunta ¿mi madre era sana, estaba bien? el profesional respondió " vos no tenés dos células en el cerebro, no?, mirate, sos blanquita, no entregaba cualquier cosa".Venta encubierta, los gastos corrían por cuenta de quienes se llevaban los bebés. Hablo de nacimientos ocurridos en los años 60 en adelante, aclaro. Como este médico a pesar de su avanzada edad continuaba trabajando en un hospital público de Capital Federal, logró que en ese programa su cara fuera borroneada y cada vez que se lo nombró se escuchaba un silbido. Al día de hoy y a pesar de ese documento fílmico escalofriante el Estado nada hizo. Sucede algo similar en La Plata donde un grupo de personas se fueron conociendo porque en sus partidas aparece el nombre de una conocida partera y por supuesto también con ellos el Estado se desentendió. ¡Somos tantos! Pero nuestro error fue no nacer en los setenta, se nos ocurrió llegar al mundo mucho antes o después. Siempre digo que cuando nace un bebé, deseado o no, es una vida que hay que respetar. Adoptarlo, no apropiarlo, pero el Estado nada hace para que esto no siga ocurriendo, no hay campañas ni se educa al respecto. Y a los que andamos por la vida sin saber cuándo ni dónde nacimos en verdad, con una documentación que no nos corresponde, nos acusa de perseguidores, obsesivos, "afectados", etc. Nadie se quiere hacer responsable y reconocer esta problemática social. Recorrimos tantos despachos de diputados, senadores, funcionarios de distintas áreas. La realidad es que no existe al día de hoy un solo lugar estatal que se ocupe completamente de nosotros en todo el país. Las elecciones ¿serán suficiente incentivo como para que alguien reaccione? Porque política de DD.HH. en Argentina no existe. Nosotros somos una de las pruebas vivientes.Graciela Palma (ciudadana sin identidad) DNI 16.496.527palmagraciela@gmail.com

lunes, enero 12, 2009

Un año para revisar y modificar (si hay voluntad, claro)

Dejamos un 2008 estresante sin duda para todos y sin tiempo para recuperarnos ya transitamos los primeros días de un año electoral que promete mantener los nervios de punta a más de uno. 2009 es un año de cambio y del gobierno depende parte del resultado final. Evidentemente los índices “reales” de inseguridad, consumo de drogas, desocupación, educación, inflación, etc. demuestran que algo no está funcionando. Tampoco en materia de DD.HH. donde los ciudadanos sin nuestra verdadera identidad somos negados en existencia. Lo primero a considerar es a quienes ocupan puestos jerárquicos en las distintas áreas. ¿Están realmente capacitados cada uno de ellos y sus asesores? ¿Merecían esos cargos, se los puso porque sí o fueron favores políticos? ¿Existen leyes adecuadas a las problemáticas que vivimos? Sí, varias, pero están olvidadas en algún cajón, sin reglamentar y nadie se ocupa de reclamar al respecto, quienes las votaron, por ejemplo. Eso es algo que hay que revisar. Nuestro país tiene un gran tesoro: profesionales reconocidos mundialmente, hombres y mujeres con muchos años de preparación y experiencia que no son tenidos en cuenta a la hora de nombrar cargos y mucho menos consultarlos cuando es necesario tomar una medida o redactar una Ley. Sra. Presidenta le pido en mi carácter de ciudadana argentina que revise los currículums de quienes ocupan cargos relevantes y su cuerpo de asesores, no solo lo teórico, es sabido que acumular títulos no significa idoneidad. Hay quienes con muchos años de trabajo pueden acreditar resultados concretos, palpables y se los está despreciando. Si los funcionarios hacen un buen trabajo se beneficiará Ud. por haberlos elegido pero lo más importante es que será beneficiado el pueblo. Hasta ahora estamos pagando las consecuencias todos. Revisemos lo que hay y cambiemos lo que haya que cambiar responsablemente.
Graciela Palma (ciudadana sin identidad) DNI 16.496.527
palmagraciela@gmail.com

jueves, enero 01, 2009

En la pcia. Bs.As. la identidad solo es tener un DNI

El último día del año leí en varios medios un notición por parte del gobierno de la provincia de Bs.As.: le entregaron el DNI a una ciudadana con su verdadera identidad. Esta joven había sido anotada por error con nombre masculino. Raudamente el Dr. Álvarez Echagüe intervino y se encargó de difundir el caso, con respectivas fotos, destacando la celeridad y empeño que el gobierno provincial había puesto para que esta ciudadana empezara el 2009 con su verdadera identidad. La triste realidad es que el 2009 lo comenzamos cientos de miles de bonaerenses con angustia y decepción porque esta gestión dejó sin efecto el Programa Provincial Reencuentros. "Por 30 casos no voy a movilizar al Estado" fué una de las inconcebibles respuestas del Dr. Álvarez Echagüe en una reunión con la Agrupación Quiénes Somos que reclamó constantemente y lo sigue haciendo. Pregunto entonces cómo el Ministerio de Seguridad, en su oficina de la Dirección Gral. de Registro de Personas Desaparecidas tiene desde hace 5 años 500 casos sin resolver, mal tratados (los casos y las personas) y sin responder los reclamos de quienes confiamos nuestros datos a ese organismo como la carta documento de fecha 27/06/07. Y no me refiero a adopciones, esas sí que las resuelven en un santiamén. Cuando hablo de ciudadanos sin nuestra verdadera identidad me refiero a los que no seguimos el marco legal de la adopción, que estamos anotados como hijos propios, muchos víctimas del tráfico de niños. Sr. Gobernador Scioli, evidentemente está Ud. muy mal asesorado si su gobierno sostiene y defiende que el Derecho a la Identidad es tener un DNI acorde al género. Nosotros lo tenemos pero con datos falsos y además la partida de nacimiento legal pero ilegítimas. Es imperioso que quienes lo acompañan en su gestión lean la Constitución Provincial (art.12, inc.2); la Constitución Nacional, la Convención de los Derechos del Niño y el Pacto de San José de Costa Rica antes de decidir tan livianamente sobre nuestras vidas. "Yo soy la autoridad y aquí se hace lo que yo quiero" no es una respuesta digna de un funcionario, en todo caso el Dr. Álvarez Echagüe no hubiera aceptado ese cargo porque todo funcionario de gobierno se debe a su pueblo. Graciela Palma (ciudadana sin identidad) DNI 16.496.527palmagraciela@gmail.com