lunes, octubre 19, 2015

22 de Octubre - Día Nacional del Derecho a la Identidad

El día fue instituido a partir de 2004 en homenaje a las Abuelas de Plaza de Mayo y su lucha por recuperar nietos apropiados durante la última dictadura cívico-militar.
En 1977, estaba compuesta, en un principio, por 12 mujeres, entre ellas María Isabel "Chicha" Chorobik de Mariani y Alicia "Licha" de De la Cuadra.
En realidad el comienzo de actividades fue en el mes de noviembre, la fecha del 22 de octubre fue sugerida por ser el cumpleaños de la Sra. Estela de Carlotto.
Hoy se reclama que este derecho se cumpla para Todos los ciudadanos por eso se pide ampliación de la CoNaDi y recuperación del BNDG. El Estado ya tiene todo lo necesario, no hay que crear nada, ni Instituto ni Banco sino ponerlo todo al servicio de los ciudadanos y cumplir con la Constitución Nacional.
Lo bueno de este proyecto es que no habría problema con el tema Presupuesto, siempre éste ha sido una traba para muchos proyectos: el tema económico.
El pasado año la senadora Morandini ingresó un Proyecto de Ley (S-3817/14) solicitando todo esto.
El Derecho a la Identidad es la articulación del derecho a la libertad; al respeto a la integridad física, psíquica y moral; a la seguridad personal; a tener un nombre; a la protección de la familia y al derecho a la verdad. Intrínsecamente vinculado con la dignidad de la persona, el derecho a la identidad debe ser protegido como uno de los derechos humanos fundamentales.
Hoy en la Argentina hay muchas personas que, por diversas causas, se encuentran desaparecidas o han sido víctimas de los delitos de alteración o supresión de identidad, por lo que requieren la asistencia del Estado para encarar la investigación que les permita conocer su origen.
En pleno Siglo XXI debemos consagrar lo que es de todos: el derecho a la identidad. Se haya nacido en cautiverio, fruto de una violación, producto del abandono o simplemente se trate de un ciudadano que busca su verdad. Las víctimas no tienen distinción y los instrumentos de reconocimiento y garantía de los Derechos Humanos deben estar en consonancia con el principio que los sustentan: la igualdad y la universalidad.
Los DDHH son de todos los ciudadanos, el Derecho a la Identidad es un DDHH.

Graciela Palma Arizaga (Ciudadana sin Identidad)
DNI (con datos falsos) 16.496.527
palmagraciela@gmail.com

jueves, octubre 15, 2015

Scioli nos cerró la puerta en la cara

No todo fue letra muerta ni promesas eternas e incumplidas.
En diciembre de 2006 el gobernador de la provincia de Bs.As. Felipe Solá mediante Resolución 651/06 y en el marco del Decreto 3441/06 puso en marcha el Programa Provincial Reencuentros para la restitución de la Identidad Biológica.
Ante nuestro reclamo y urgencia que merecía el tratamiento de nuestra problemática (apropiados, no adoptados) y sabiendo que la Legislatura Provincial no iba a actuar con la rapidez necesaria (hasta hoy, 2015 no lo ha hecho) el gobernador Solá puso en marcha este Programa.
Reencuentros estaba conformado por una Comisión Interministerial donde cada Ministerio (Gobierno, Salud, Seguridad, etc.) aportaría la información necesaria de su área. El Programa recepcionaba los casos, consultaba todos los archivos necesarios, se encargaba de la investigación propiamente dicha de cada caso (trabajo de campo), intermediaba entre las partes teniendo en cuenta siempre el derecho a la privacidad y a la intimidad garantizando confidencialidad. Organizaba además un archivo con los legajos de cada persona.
Por supuesto, al ser el Derecho a la Identidad un derecho personalísimo y voluntario debía presentarse únicamente la persona afectada, no otra.
Reencuentros había comenzado a dar sus primeros pasos pero llegaron las elecciones, ganó Scioli y una de sus primeras medidas fue dejar sin efecto este Programa.
Desde entonces la provincia de Bs.As. solamente se ocupa de los casos de lesa humanidad y de la identificación de personas (DNI).
Por primera vez se había hecho algo concreto para todos los apropiados nacidos en la provincia de Bs.As., un Programa ejemplificador, único en el país.
La excusa fue que "por 30 personas no vamos a movilizar al Estado" cuando al mismo tiempo, en el Ministerio de Seguridad de la provincia tenían recepcionados en ese entonces más de 500 casos.
La Constitución Nacional y la Provincial (art.12) son claras: el Estado debe garantizar este derecho a cada ciudadano, no importa si son 10, 100 o 1 millón.
De un día para el otro Scioli nos cerró la puerta a la posibilidad de acceder a nuestra Verdad, al derecho humano prioritario de todos los seres humanos: el Derecho a la Identidad.

Graciela Palma Arizaga (Ciudadana sin Identidad)
DNI (con datos falsos) 16.496.527
palmagraciela@gmail.com

martes, octubre 13, 2015

Campañas: mejor que prometer es comprometerse (y realizar)

A días de las elecciones presidenciales los ciudadanos recibimos promesas de todos los candidatos. Con asesores de arte y publicidad vemos spots algunos muy creativos pero todos con frases contundentes para fortalecer todas sus promesas.
Los ciudadanos estamos diariamente sufriendo en carne propia la inseguridad, la inflación, la injusticia y muchas situaciones que los candidatos prometen solucionar.
No deberían tratarse de promesas sino de compromisos. Y esos compromisos necesitan de la participación activa de los ciudadanos para que se concreten.
Con presentar un proyecto de ley no se soluciona nada, es necesario que nuestros representantes se comprometan con él, que lo defiendan, que provoquen el debate, la discusión.
Lo mismo cuando se vota una ley, se promulga pero no se reglamenta (dicen que ésta es una manera disimulada de vetar). También lo observamos en las Ordenanzas.
Los ciudadanos debemos dejar la actitud pasiva y de mera observación, tenemos que participar reclamando el tratamiento de los diversos proyectos o las reglamentaciones a las leyes.
Delegar en nuestros representantes no sirve.
Los apropiados de todos los tiempos históricos que buscamos nuestra verdadera identidad de origen vemos desde el año 2003 que diputados y senadores ingresan proyectos que, al cabo de 2 años pierden estado parlamentario.
Me refiero a una problemática muy seria y delicada que es la vulneración de la identidad de una persona, un DDHH básico y legítimo. Piensen en un bebé que pasó de mano en mano como un objeto, que se lo remarcó cambiándole su fecha de nacimiento, lugar, nombre de los padres, que no fue adoptado sino anotado como hijo propio. En una gran mayoría existió una transacción comercial y algunos otros robados a sus madres en clínicas u hospitales declarando el fallecimiento de los mismos.
En 12 años se presentaron proyectos de ley, muchos diputados y senadores pusieron su firma pero no su compromiso.
"El oficialismo no apoya, no dá quórum, no tiene sentido insistir", "hay otras prioridades que atender", "los llamamos en cuanto la Comisión se reúna", "es un año complicado, después de las elecciones nos ocuparemos", son algunas de las excusas que recibimos como respuesta.
Nuestra vida se ha desarrollado en base a una gran mentira y no queremos que nos mientan más.
Los ciudadanos tenemos un arma poderosa: la Constitución Nacional.
Comprometámonos, participemos, que la historia no se repita nuevamente.

Graciela Palma Arizaga (Ciudadana sin Identidad)
DNI (con datos falsos) 16.496.527
palmagraciela@gmail.com

martes, octubre 06, 2015

Identidad: ¿un Derecho condicionado?

A raíz de la exhumación realizada al cuerpo de Sandro por el juicio de filiación que lleva a cabo la Sra. Sandra Junior nuevamente en los medios masivos escucho expresiones como "el derecho inrrenunciable de toda persona, el de conocer quiénes son sus padres, el derecho a la identidad".
Desde hace más de una década las personas que al nacer fuimos entregadas ilegalmente y anotadas como hijos propios (apropiados) reclamamos al Estado que se ocupe de nuestros casos garantizando las búsquedas cumpliendo así con lo establecido en la Constitución Nacional.
Algunos fuimos entregados voluntariamente, otros robados y otros víctimas del tráfico organizado pero todos con sustitución de identidad.
Nuestra documentación contiene datos falsos.
En el año 2003 se presentó el primer proyecto de ley en el Congreso Nacional solicitando la ampliación de la CoNaDi. Desde entonces se han presentado muchos proyectos con distintas propuestas que terminaron archivándose.
Hoy, 12 años después (sí, 12 años!) tenemos 3 proyectos en la Cámara de Diputados de la Nación y uno en el Senado que no avanzan y perderán estado parlamentario.
Además, en el 2009 el Estado se apropió del Banco Nacional de Datos Genéticos que originalmente se ocupaba de todos los casos donde debía resolverse la filiación de una persona y ahora solo se ocupa de los casos de lesa humanidad.
En provincia de Buenos Aires se creó en el 2006 por Decreto 3441/06 el Programa Provincial Reencuentros pero Scioli, cuando asumió como gobernador lo dejó sin efecto.
Ese mismo año en CABA se votó por unanimidad en la Legislatura Porteña la ley 2.202 Apertura de Archivos de Hospitales y Clínicas Privadas, única en el país pero que hasta la fecha el gobierno de la Ciudad no ha reglamentado.
A fin del pasado año en Rosario la Intendente Mónica Fein creó una ordenanza también para apertura de archivos pero tampoco se reglamentó.
Medidas inconclusas, proyectos que se caen
Estamos ante un Derecho Humano reconocido para los adoptados, para los gestados por fertilización asistida (donación gametas) y para casos mediáticos pero nosotros quedamos afuera.
No pretendemos juzgar a nadie, algunos para sacarse el tema de encima nos quieren derivar a la justicia sabiendo que quedaremos atrapados en el tiempo. Tampoco nos tienen que cambiar el apellido simplemente queremos saber lo que pasó, quiénes fueron nuestros padres, cuándo y dónde nacimos, antecedentes médicos, étnicos y culturales. Lo que los adoptados pueden hacer al consultar su expediente de adopción, nosotros no lo tenemos.
Somos muchos, se calcula que cerca de 3 millones de ciudadanos entre 80 y 16 años estamos en esta situación generada por una costumbre social de muchos años.
En nuestros casos las búsquedas son difíciles pero no imposibles y pueden realizarse en un marco de respeto y confidencialidad.
Estamos a muy poco tiempo de las elecciones y esperamos en cada candidato escuchar que nos incluyen en su agenda, y seguimos esperando.
Hay muchos temas que atender en nuestro país, es cierto, pero en pleno siglo XXI no se puede seguir ignorando un derecho legítimo y elemental de todo ser humano: el Derecho a la Identidad.
Pedimos que se cumpla con la Constitución Nacional, nada más.
¿Quién se va a animar a tomarnos en serio?

Graciela Palma Arizaga (Ciudadana sin identidad)
DNI (con datos falsos) 16.496.527
palmagraciela@gmail.com