viernes, mayo 27, 2016

Ser padres a cualquier costo no es un acto de amor.

Gracias a la diputada provincial Liliana Denot del Bloque Cambiemos por su interés y compromiso en trabajar en la provincia de Buenos Aires sobre la seria problemática de la apropiación de bebés y la búsqueda de la verdadera identidad de origen de los ciudadanos que al nacer no fuimos adoptados sino anotados como hijos propios.
La sustitución de identidad genera daños físicos y psicológicos y es una seria violación a los DDHH.
No se trata de casos aislados ni problemas de familia sino de una problemática social, el "ser padres a cualquier costo" tan arraigado en la sociedad sin tener en cuenta el daño que se le ocasiona al niño.
La apropiación es mucho más que un delito, hablamos del respeto y la dignidad de las personas. Y un bebé, ante todo es una persona, un ser humano que no se comercializa ni se regala.
Se hacen campañas para la adopción de perros, la no comercialización y por otro lado se fomenta el terrible negocio del tráfico de bebés y niños.
Nos horrorizamos con las declaraciones de personas públicas como Haydeé Padilla o Esther Goris pero muchos piensan de igual manera. no por nada en todo el país más de 3 millones de adultos buscamos nuestra verdadera identidad de origen. Inclusive en novelas y comedias como La Leona o Educando a Nina se observa la naturalización de esta práctica de apropiación y sustitución de identidad.
No fuimos adoptados sino anotados como hijos propios, apropiados (hacerse propio,convertir en propiedad nuestra, tomar como tal lo que no nos pertenece).
Se necesita un profundo cambio cultural y esto será posible con el compromiso del Estado.
En nuestros casos el Estado miró para otro lado, no veló por nuestros derechos.
Es hora de sentarnos a hablar seriamente, todos, sin divisiones ideológicas y trabajar en la elaboración de políticas públicas para que el Estado tome las medidas necesarias para prevenir y proteger a los bebés y niños.
También, en ayudar a todos los que fuimos apropiados en la búsqueda de nuestra verdad personal.
La adopción es un derecho del niño, no de los adultos. Un bebé, un niño deseado o no es ante todo un ser humano que debemos respetar.
Ser padres a cualquier costo no es un acto de amor.
Cuando realmente entendamos esto estaremos iniciando el cambio.

Graciela Palma Arizaga (Ciudadana sin Identidad)
DNI (con datos falsos) 16.496.527

domingo, mayo 22, 2016

Proyecto de ley en Mendoza por el Derecho a la Identidad


La diputada María José Sanz presentó un proyecto de ley que instituye el “Programa Provincial de Búsqueda Universal de Identidad de Origen y Biológica” destinado a brindar asistencia y contención a todas las víctimas de sustitución de identidad, cualquiera sea la fecha de su nacimiento, y/o sus familiares.
Según la legisladora: “Se calcula que en Mendoza hay más de cien mil personas que buscan su identidad biológica y que han sido apropiadas ilegalmente a través de robo de bebés, compra o adopciones ilegales.”
La ley, que cuenta con un abordaje integral y complejo del tema, establece la obligatoriedad de otorgar asesoramiento jurídico y legal en forma gratuita a todas las víctimas de sustitución de identidad y/o familiares, independientemente del año de su nacimiento y facilitar desde el Estado, el acceso a toda la información relacionada con la propia identidad biológica, que conste en los diversos registros de organismos públicos y privados, por medios administrativos o judiciales.
Además, la propuesta de la diputada sanrafaelina incorpora la creación del “Registro Único de Búsqueda de Identidad de Origen y Biológica de la Provincia de Mendoza” que establecerá una modalidad común e inviolable de ordenamiento de los archivos y una forma común de sistematización y de custodia de la información de nacimientos en la provincia.
Según Sanz, “este es un tema que permanece como un tema tabú en la sociedad, afectando el normal desarrollo de la vida de miles de mendocinos que no cuentan con  este derecho básico y fundamental: conocer su origen y así conocerse a sí mismos.”
Finalmente, la legisladora radical señaló: “el derecho a la identidad les pertenece a todas las personas por el solo hecho de ser tales y amerita su máxima protección. Se puede afirmar que junto con la vida y la libertad es un derecho inherente a la dignidad humana y es por ello que los organismos públicos, vinculados al nacimiento y con la historia de la adopción deben garantizar el derecho a conocer los orígenes y acceder a la información disponible.”
Fuente: Dia del Sur Noticias

viernes, mayo 13, 2016

Derecho a la Identidad en Mendoza

Imaginen un día despertarse y darse cuenta que no saben la fecha de su nacimiento, ni el lugar. Que no tienen idea de sus orígenes étnicos, ni antecedentes médicos, nada.
Que todo lo que dice la partida de nacimiento es mentira, que el DNI lo único que tiene de verdadero es la foto.
Alrededor de 3 millones de personas en todo el país estamos en esa situación.
Tenemos sustitución de identidad, al nacer fuimos entregados de manera ilegal, no fuimos adoptados. Una práctica social de muchísimos años. Sabían que estaba mal pero lo hacían igual sin pensar en los daños físicos y psicológicos que esto podía provocar en el niño.
Y el Estado que tenía la responsabilidad de prevenir no lo hizo, miró para otro lado.
Hoy, el derecho a la identidad está reconocido en todas las personas, un derecho constitucional y pueden ejercerlo los adoptados que si lo desean consultan su expediente de adopción. O los gestados por las técnicas de reproducción asistida a través de donantes.
Pero nosotros no.
Mendoza es una provincia que puede ser pionera en cumplir con el derecho a la identidad para todos.
La diputada provincial María José Sanz ha presentado un proyecto de ley para la creación del Programa Provincial de Búsqueda Universal de Identidad de Origen y Biológica cuyo objetivo es que el Estado, como es su deber, se ocupe de atender todos los casos de las personas nacidas en Mendoza que fueron anotadas como hijos propios y tienen sustitución de identidad.
Como cualquier Derecho Humano, el Derecho a la Identidad no tiene bandería político partidaria por lo que deberían sumarse todas las fuerzas políticas para que este proyecto se convierta en una ley que ayude a muchísimas personas a conocer su verdad personal.
Se trata de la dignidad y el respeto a las personas, a la posibilidad de llenar esa página en blanco de nuestras vidas. Porque la verdad sana.

Graciela Palma Arizaga (Ciudadana sin Identidad)
DNI (con datos falsos) 16.496.527



miércoles, mayo 11, 2016

Sr. Presidente: pedimos voluntad política y reconocer nuestra existencia

Durante su visita a la planta de General Motors en Rosario, el presidente Mauricio Macri se refirió nuevamente a la importancia de los valores especialmente la transparencia en la gestión de gobierno y la verdad. Y que todo esto forma parte de la recuperación de la confianza en el país por parte del mundo y entre los propios argentinos.
Es cierto, nada puede construirse en base a las mentiras y es muy grave cuando esas mentiras se refieren a la vida de las personas.
Alrededor de 3 millones de ciudadanos tenemos sustitución de identidad, una práctica social de muchos años. Nacimos, fuimos entregados ilegalmente y anotados como hijos propios.
Se hicieron las cosas mal porque estaba naturalizado y el Estado no estuvo presente para evitarlo, para vigilar y acompañar a esos bebés nacidos en un entorno conflictivo, problemático.
Sr. Presidente, estamos reclamando que se cumpla con el Derecho a la Identidad para todos. Como lo tienen garantizado los adoptados y los gestados por la fertilización asistida a través de donantes.
Que el Estado se ocupe de realizar nuestras búsquedas siempre en un marco de confidencialidad y respeto. No estamos pidiendo nada raro, nada que no nos corresponda, es nuestro derecho constitucional.
Se trata de hallar la Verdad de nuestras vidas: cuándo nacimos, dónde, antecedentes médicos, étnicos y culturales. Lo que sucedió.
Sabemos que no todos lo lograremos pero necesitamos un lugar desde el Estado, que se ocupe de nosotros, dar contención y crear un Registro Nacional que ayudará mucho al intercambio de información entre los afectados y permitirá además trabajar en la manera de lograr que no siga ocurriendo.
Que todo ciudadano con sustitución de identidad, si es su voluntad de buscar su historia de origen, tenga una oficina estatal donde dirigirse.
Como Ud. y sus funcionarios lo expresan siempre: se puede! Pedimos voluntad política y reconocer nuestra existencia.
Graciela Palma Arizaga (Ciudadana sin Identidad)
DNI (con datos falsos) 16.496.527
palmagraciela@gmail.com

martes, mayo 10, 2016

Mendigar por un Derecho Humano

En el aniversario del natalicio de Eva Perón recordé su trabajo por la igualdad de la niñez. Hacia el año 1947 existían tres tipos de hijos: legítimos, naturales y adulterinos e incestuosos y en estos dos últimos casos en sus partidas de nacimiento figuraba su condición excluyéndolos de todo derecho.
Eva presentó un proyecto de ley que proponía la igualdad entre hijos legítimos e ilegítimos, la oposición fue muy fuerte y solo logró que no se los etiquetara en las partidas de nacimiento y el derecho a conocer sus orígenes familiares.
Hoy, en pleno siglo XXI, quienes nacimos y fuimos entregados ilegalmente y anotados como hijos propios somos excluídos de nuestro Derecho a la Identidad.
Este derecho se le reconoce a los adoptados y a los nacidos por las técnicas de fertilización asistida (donantes). A nosotros nos esquivan.
Somos el producto de una práctica social aceptada de muchísimos años: hablar con las parteras, recorrer Parroquias,  hospitales diciendo que, si les quedaba algún bebé lo "adoptarían".
Se suele usar mucho la palabra adoptar pero lo que relato no lo es. Lo que relato son apropiaciones.
Fuimos entregados de manera ilegal y recibidos de igual forma por eso nuestros datos en la partida de nacimiento y en el DNI son falsos, todo cambiado. Esto no significa que hayamos sido todos robados.
Se sabía que estaba mal pero se hacía porque todos lo hacían y el Estado nunca estuvo cuidando que la identidad  de los bebés no fuese vulnerada.
Se calcula que alrededor de 3 millones de ciudadanos tenemos sustitución de identidad.
Buscar la verdadera identidad de origen no significa buscar personas, se trata de enterarse de lo sucedido, el nombre de los padres, antecedentes médicos, étnicos y culturales, es decir los datos básicos que todo ser humano tiene derecho a conocer porque se trata de su vida. Nadie debería manipularla.
No se trata de juzgar ni condenar a nadie simplemente enterarnos de lo que sucedió cuando nacimos, dónde nacimos, cuándo. La sustitución de identidad provoca daños físicos y psicológicos y nuestros hijos también se ven afectados.
No somos personajes de telenovelas ni de talk shows. Somos ciudadanos reales que reclamamos por un derecho constitucional.
Necesitamos la voluntad política para lograr las políticas públicas necesarias que permitan que podamos ejercer voluntariamente nuestro derecho. Siempre en un marco de confidencialidad y respeto.
Se haya nacido en cautiverio, fruto de una violación, producto del abandono o simplemente se trate de un ciudadano que busca su verdad, el derecho a conocer la verdadera identidad de origen no puede ser negado a ningún ser humano. Y es un deber del Estado.

Graciela Palma Arizaga (Ciudadana sin Identidad)
DNI (con datos falsos) 16.496.527
palmagraciela@gmail.com