jueves, noviembre 29, 2007

San Pedro, me conformo si el Estado abre las puertas


El Ministro Alberto Fernández en su presentación ante el Congreso de la Nación rescató el avance en materia de DD.HH. remarcando que “los genocidas ya no caminan libres por la calle”.
Sr. Ministro hay 3 millones de argentinos en todo el país que caminamos por la calle sin nuestra verdadera Identidad de Origen lo que nos quita la libertad inherente al hombre, somos presos de la mentira.
Nadie se preguntó ni se preocupó nunca por nosotros, los bebés del tráfico de niños, hoy adultos que no fuimos adoptados sino anotados como propios.
Ni los antropólogos forenses, científicos ellos, usaron la lógica idea de que no todos los desaparecidos eran hijos biológicos o que nuestras madres, padres o hermanos puedan estar desaparecidos, no sabemos nada de nuestros ancestros, ¿en base a qué nos descartan?
Al día de hoy no existe en el país un lugar del Estado que atienda de manera completa nuestras búsquedas, apenas resuelven las adopciones (lo más fácil, los menos) al resto nos responden: tiene pocos datos, no hay archivos, no se puede o no debe y en el mejor de los casos nos dan algunos datos sueltos y nos tenemos que arreglar con eso.
Otro año más que pasa, médicos, parteras, testigos que se mueren, corremos con el tiempo en contra.
Dijo Ud.: “…Argentina salió del infierno pero aún está en el purgatorio esperando que San Pedro le abra las puertas”. San Pedro, estoy viva, no necesito las puertas del Cielo, con que el Estado abra las suyas y se ocupe de este tema me conformo.
Graciela Palma (ciudadana sin identidad) DNI 16.496.527
palmagraciela@gmail.com