miércoles, diciembre 12, 2007

Gracias a las Cartas de Lectores

Nunca había tomado la real dimensión de las Cartas de Lectores. Cuando sentí, como ciudadana común, que se agotaban todas mis posibilidades de ser escuchada… me decidí y escribí mi primera carta. Ojalá hubiera sido la única. Soy un bebé del tráfico de niños, hoy adulta, que busco recuperar los orígenes que me robaron; tengo adulteración de documento público y sustracción de identidad. Busco llevando en mi espalda una mochila muy pesada y en este camino sinuoso encontré más de tres millones de personas en todo el país buscando como yo. Me informé y me formé: Derecho a la Identidad, Derecho a la Integridad Física y Psicológica; Constitución Nacional (y Provinciales), Pactos, Convenciones, Leyes, artículos, incisos, etc. Dejé a un costado el pincel y mis dedos aprendieron a ejercitarse en un teclado. Palabras, miles, pero un único objetivo: la verdad. La verdad es justicia, la verdad libera. Parecerá egoísta mi deseo para el 2008: poder desplegar mis alas y volar en libertad, porque si logro volar será que por fin el Estado se habrá jugado por quienes fuimos desprotegidos al nacer y seremos muchos los que volaremos. Nunca es tarde para reconocer los errores y habrá triunfado el respeto y la dignidad del hombre. El Estado se habrá Humanizado.
Graciela Palma (ciudadana sin identidad) DNI 16.496.527
palmagraciela@gmail.com