lunes, febrero 18, 2008

Menores abandonados rechazan la Adopción

17 Febrero 2008
Cd. Juárez - México
Ocho niños que permanecen en el DIF desde hace años, se niegan a ser adoptados porque tienen la esperanza de que sus padres biológicos regresen por ellos para llevarlos a casa y que ya no los maltraten más, informó Claudia Sierra Rentería, procuradora de la Defensa del Menor y la Familia.“Obviamente no todos los niños quieren ser adoptados, y nosotros no les imponemos eso, buscamos el beneficio del menor”, indicó.“Cuando un menor se niega a ser adoptado no lo forzamos a irse, al contrario, aunque ya esté abandonado (por sus padres) seguimos trabajando con él y seguimos dándole estudio hasta encontrar la manera de que acepte ser adoptado o en su caso cumpla la mayoría de edad y salga del albergue”, agregó.
Explicó que algunos no quieren integrarse a una nueva familia porque confían en volver con los suyos o porque tienen miedo de ser víctimas de maltrato con sus padres adoptivos. “Llegan a pensar que los pueden abandonar también”, explicó.La funcionaria puso como ejemplo a dos niños de 11 y 12 años, que argumentan que si se van a otro lado su mamá no los hallará cuando vaya por ellos.Sierra Rentería explicó que los ocho niños, junto con 19 más, fueron abandonados por sus padres biológicos en los albergues del Sistema Municipal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), luego de haber sufrido maltrato y estar bajo tutela pública.Los pequeños tienen esperándolos desde hace tres meses y hasta cinco años en algunos casos.“Todavía generan ese tipo de sentimientos (de anhelar que sus padres los quieran)”, dijo la procuradora.Agregó que también algunos de los pequeños no quieren tener otros papás porque se sienten a gusto en el albergue y realizan actividades que les gustan, como ir a la escuela.
“El ser humano se habitúa a un lado y luego nos da mucho miedo salir de él, el cambio nos da pavor, en los niños es más”, sotuvo.De acuerdo con Sierra Rentería, varios de los niños que tienen la esperanza de volver a reencontrarse con sus padres, cumplen la mayoría de edad sin haberlos vuelto a ver.“
Han estado niños que cumplen la mayoría de edad, muchos se van, se casan”, añadió.Para la procuradora, en los niños que han sido víctimas de maltrato y que permanecen en los albergues, se requiere de un arduo trabajo para que recuperen la confianza.
Fuente: El Diario - Cidad de Juárez, Chihuahua