lunes, febrero 25, 2008

Verbitsky: piense, luego escriba


La Primavera, así titula en Página 12 del domingo el Sr. Horacio Verbitsky una nota en la que se refiere a las disoluciones de las fiscalías temáticas y rescaté conceptos muy interesantes: “…la ética del abogado no es especial. También en las demás profesiones la tranquilidad de conciencia es contradictoria con la tranquilidad económica.”; “…a ciertas alturas de la vida además de ser decente hay que parecerlo.”

Le pregunto Sr. Verbitsky ¿por qué el CELS organismo que Ud. preside ignoró y continúa ignorando a las víctimas del tráfico de niños que acudimos solicitando ayuda? Somos esos bebés que hoy como adultos buscamos saber algo tan elemental de nuestras vidas como la fecha y el lugar de nacimiento, lo que sucedió cuando nacimos, antecedentes médicos o sea la información que tendríamos en un expediente si hubiéramos seguido el camino legal de la adopción.

El CELS cuenta con socios muy prestigiosos, reconocidos profesionales algunos de los cuales fueron funcionarios del Estado y otros continúan ejerciendo cargos públicos, que en lo teórico son una maravilla pero en la práctica nada hacen por nosotros o lo que es peor, actúan en contra. He tenido que denunciar a uno de ellos por maltrato y discriminación en la fiscalía 3 de la Ciudad de Bs.As en noviembre de 2006. (tengo a su disposición la documentación probatoria).

En sus informes anuales el CELS jamás se ha referido a la agonía que debemos pasar los ciudadanos que buscamos nuestra verdadera identidad de origen siendo que somos tres millones en todo el país, como si para nosotros no existiera derecho alguno o no fuéramos seres humanos. ¿Qué tienen en contra nuestro?

Sr. Verbitsky, con todo respeto, cuando escriba sobre conciencia y ética, recuérdenos y piense si tiene Ud. autoridad para hacerlo.
Graciela Palma (ciudadana sin identidad) DNI 16.496.527