miércoles, marzo 05, 2008

El Tráfico sigue, no compre: adopte.



policiales En Santiago del Estero
Detienen a profesionales platenses por comprar un recién nacido
La Policía los detuvo cuando ya habían recibido al bebé. Al parecer, le habrían prometido a la madre la entrega de una casa y dinero. La progenitora también fue demorada, igual que una mujer que hizo de nexo entre las partes


Cuatro personas fueron detenidas por la Policía de la localidad santiagueña de Añatuya, al frustrar la entrega del recién nacido a un matrimonio de La Plata. Los apresados son la mamá del bebé, una pareja de profesionales de nuestra ciudad y una mujer que sería familiar de este matrimonio y que hizo de nexo entre las partes, revelaron fuentes con acceso a la causa. El operativo se realizó el lunes pasado a 200 kilómetros de la capital provincial, luego de que el fin de semana la policía recibió un llamado anónimo que alertaba acerca de que estaba por concretarse la entrega de un bebé a cambio de dinero. De acuerdo a este dato, la madre era una joven santiagueña oriunda de la localidad de Bandera (cerca del límite de Santa Fe), que se había alojado en un hotel añatuyense desde hacía más de un mes. Según establecieron los investigadores, la chica dio a luz a las 9 de la mañana del último sábado en el hospital local. Como sería indocumentada, a la hora de presentar los papeles utilizó el Documento Nacional de Identidad de una hermana. Y concluidos los trámites de rutina, se retiró del nosocomio para alojarse en otro hotel.
Ese mismo día, una conocida de la joven se habría contactado con unos parientes suyos que viven en nuestra ciudad, cuyas identidades no fueron suministradas por las fuentes. A la una de la mañana del lunes, la madre y esa misteriosa mujer se retiraron del hotel para comprar pañales en una farmacia de la ciudad y fue en ese momento que las interceptó personal de la Sección Robos y Hurtos de la Unidad Regional Tres. A la chica le secuestraron las pertenencias del bebé y una carta que le había escrito a su hijo "pidiéndole perdón, por lo que iba hacer, porque no tenía otra opción". Para entonces, el bebé ya estaba en poder de los supuestos adoptantes. La Policía los interceptó en la esquina de Alem y Dumas, cuando se movilizaban en una camioneta importada de color verde. El matrimonio platense y su pariente fueron trasladados a la comi-saría Cuarta del Menor y la Mujer, mientras que el bebé y su mamá quedaron alojados con custodia en el hospital Zonal de esa ciudad. Una fuente judicial comentó que la madre biológica del bebé tenía problemas con su actual pareja, que la habría obligado a dar en "adopción a su hijo". Presionada, la chica les habría dicho a sus allegados que quería entregar a la criatura, pero en forma legal, para evitar cualquier tipo de inconveniente. Sin embargo, se cree que alguien pactó con la pareja de platenses que se les entregaría el recién nacido a cambio de una vivienda y dinero. Como eso no se cumplió, una llamada anónima di-solvió el trato. El caso está a cargo de la jueza subrogante en lo Criminal y Correccional, Roxana Vera, que tiene previsto indagar en las próximas horas a los detenidos para disponer en consecuencia las medidas procesales que considere, añadieron las fuentes. Añatuya: "capital" del tráfico Las denuncias por tráfico de bebés en Añatuya no son para nada nuevas. En noviembre de 2003 el entonces juez de Instrucción en lo Criminal y Correccional de esa ciudad, Alberto Chanán, resolvió "archivar" una denuncia sobre venta y enterramiento de recién nacidos en el hospital local. Años después, la Fundación Adoptar, de Tucumán, denunció que en un lapso de pocos meses habían recibido reclamos permanentes sobre la sustracción de chicos. Otro que pidió investigar fue el ex diputado Néstor Floridia (PJ), que denunció que un grupo de monjas y un ex obispo de Añatuya integraban una organización dedicada a la venta de recién nacidos, en complicidad con funcionarios judiciales, Registro Civil y hospital zonal. En la última década, más de un centenar de casos sobre venta de niños fueron radicados en los distintos juzgados de los Tribunales de Santiago del Estero.
En la mayoría de los casos los bebés fueron entregados por madres pobres y solteras, que cambian sus hijos por alimentos, ropas y materiales de construcción. Las causas no llegan a pasar la etapa de instrucción.
Nota publicada en el Diario Hoy - La Plata
Pintura: Graciela Palma