jueves, abril 24, 2008

¿DD.HH. especiales?


El 28 de marzo entregué en mesa de entradas de la Secretaría de DD.HH. de la Nación una carta mía referida a la búsqueda de la verdadera identidad de origen y de mi condición de víctima del tráfico de niños, sin adopción legal, recibiendo por mail una preocupante respuesta.

Me sugiere una asesora jurídica de la Dirección Nacional de Asistencia a Personas y Grupos Vulnerables en primer término que realice una presentación individual (integro la Agrupación Quiénes Somos) “expresando las condiciones particulares que ameritarían una consideración especial por parte de este organismo”. Al mismo tiempo me destacan las múltiples acciones tendientes a la promoción y protección del derecho a la identidad que la Secretaría realiza. Pregunto ¿la sustracción de identidad por sí sola no amerita una consideración especial por parte de DD.HH. de la Nación? Si tanto trabajan por la identidad ¿cómo es posible que tres millones de ciudadanos nos encontremos mendigando por un derecho legítimo?
Acá no deben existir consideraciones particulares ni especiales, el derecho a la identidad es para todos los ciudadanos. Son muchos años de soportar agravios, maltratos y desprecios de quienes deberían ser los primeros en comprometerse con el tema.
El Estado debe cumplir con los Pactos Internacionales y la Constitución Nacional y actuar en consecuencia. Y lo más importante: respetar a los ciudadanos. Tengo la carta de esa Secretaría a disposición de quien desee comprobar lo que digo.
Graciela Palma (ciudadana sin identidad) DNI 16.496.527
palmagraciela@gmail.com Ilustración: Acrílico sobre tela de Graciela Palma