martes, abril 01, 2008

Parole, Parole


“Parole, Parole” ¿recuerdan? Silvana Di Lorenzo inundaba las radios con esa canción en mi juventud y viene a mi memoria al escuchar: ministerio de puertas abiertas; casa de gobierno de puertas abiertas; derechos humanos; inclusión y ahora “diálogo”. Recuerdo al jefe de asesores de la Comisión de DD.HH. de Diputados de la Nación Sr. Bruno Hucks prohibiéndole la entrada a una reunión de comisión a la Agrupación Quiénes Somos o al funcionario del Ministerio de Seguridad de la provincia de Bs.As. echándome del edificio de DD.HH. de la Nación como si fuera una delincuente o una asesora de la Comisión de DD.HH. de la legislatura porteña (anterior gestión) que dijo que no necesitábamos ir más porque ya habían entendido el tema.
Diálogo. Sí, algunos dialogaron pero no confundamos diálogo con entretenimiento y por sobre todas las cosas hay que escuchar al otro e interiorizarse del tema si lo desconocen. Los argentinos y argentinas que buscamos nuestra verdadera identidad de origen, que somos víctimas del tráfico de niños con adulteración de documento público y sustracción de identidad nos vemos obligados a mendigar por un derecho legítimo, no tenemos un solo lugar del Estado que atienda nuestra problemática de manera completa.
Sí, las puertas de los edificios abiertas están lo que no está es la voluntad política abierta. Como dice mi hija: por ahora todo es bla, bla, bla.
Graciela Palma (ciudadana sin identidad) DNI 16.496.527
palmagraciela@gmail.com