miércoles, mayo 14, 2008

Compran bebés en Paraguay a $500


Si se sigue ignorando el Derecho a la Identidad, si no se les explica a las parejas que comprar un niño además de ser un delito es perjudicar y dañar de manera irreparable a esa criatura al negársele el derecho a conocer su historia, si no se dice que es necesario conocer los antecedentes médicos por si el niño se enferma saber qué hacer... si nadie pone voluntad esto seguirá ocurriendo. No solo hay que modificar la ley de adopción, hay que difundir y enseñar a todos lo que significa la identidad de origen.
Y si realmente se desea ayudar a un niño, darle amor, contención, familia, jamás debe mentirse. En la mentira solo se construye dolor-
Graciela Palma (ciudadana sin identidad)

Dramático: argentinos compran bebés recién nacidos en Paraguay por sólo 500 pesos
Muy cerca de la ciudad de Encarnación, en Paraguay, es posible comprar un bebé recién nacido por sólo 500 pesos, unos 700.000 guaraníes. Ayer, en la provincia de Misiones fueron detenidas por la policía una mujer argentina y una paraguaya cuando realizaban una de las transacciones. También se pidió la captura internacional de otras dos personas que formarían una red dedicada a traer bebés desde Paraguay para venderlos en la Argentina. Norma Lucilda Fleita, de 62 años, vive en San Justo, partido de La Matanza. Pero la policía paraguaya logró detenerla en Coronel Bogado, a unos 60 kilómetros de Posadas, según publica el diario El Territorio. Junto a ella iba una mujer paraguaya, Ercilla Riveros de Pérez, que tendría la tarea de buscar mujeres embarazadas que aceptaran vender a sus hijos. Ambas habían cruzado desde Paraguay llevando un bebé de siete días de vida. Del otro lado de la frontera, también fue apresada la madre biológica del pequeño para ser indagada. La policía sigue buscando a la hija de Fleita, María Alejandra Armanini, y al esposo de Riveros de Pérez, César Daniel Pérez. Los investigadores sostienen que conformaban una red dedicada al tráfico de niños
La investigación comenzó con la denuncia del padre del bebé, Arnaldo Javier Mereles González, de 29 años, quien dijo que su mujer, Graciela Esther Brizuela, había dado a luz el 6 pasado en el hospital de Coronel Bogado. Ese mismo día una pareja que él desconocía visitó a su esposa. Ella le dijo que eran "unos amigos". Su esposa dejó el hospital y el viernes pasado le dijo al marido que iba la casa de su madre, a San Pedro del Paraná, a unos 95 kilómetros de Encarnación. El domingo recibió un llamado de su esposa. Ella le dijo que el bebé había tenido un accidente, que había muerto y lo enterraron de inmediato. Él no lo creyó y recurrió a la Justicia. Tras un allanamiento en la casa de la madre de Brizuela y sus declaraciones contradictorias, confesó que vendió a su hijo por 700.000 guaraníes. Luego aportó los datos necesarios para que la policía llegara hasta las dos mujeres en Misiones, que aparecerían como intermediarias en una red más amplia.
Fuente: Catamarca Ya