jueves, julio 31, 2008

Una historia, de tres millones...

Esta carta se la dirijo a todos nuestros representantes porque quiero seguir creyendo en ellos, porque alguien debe reaccionar y dejar de involucrarnos en internas políticas que lo único que hacen es perjudicar a los ciudadanos de buena voluntad. Alguien debe decir “basta de inercia, trabajemos!”. Graciela R. busca su identidad de origen, nació el 08/12/48 en el Hospital Rivadavia de la Ciudad de Bs.As. y según partida de defunción, falleció el 11/12/48. Resucitó el mismo día 11 según partida legal pero ilegítima con la que se movilizó durante todos estos años. Su madre biológica era una joven de 16 años que, sola, fue internada en el pabellón para madres solteras de ese hospital. Del día 8 al 11 su madre la amamantó hasta que le comunicaron que la beba había “fallecido”. Quienes fueron testigos recuerdan el llanto desgarrador de esa joven mujer. Graciela R. recurrió desde hace años al Estado que jamás le dio respuesta ni ayuda alguna. El hospital negó terminantemente tener archivos, como sostiene el Secretario de DD.HH. de la Nación Dr. Duhalde: somos personas demasiado viejas y archivos no existen. Graciela R. tuvo que recurrir a la justicia. Se realizó un allanamiento en el hospital Rivadavia y se comprobó la existencia de archivos desde el año 1930 a la fecha, inclusive los de el período 76/83. Claro, todos embolsados desprolijamente, llenos de telas de araña, en fin, en el poco tiempo que el oficial de justicia tuvo no se puedo revisar todo pero “sugestivamente” faltaba la década del 40. Los abogados del Estado defienden al hospital, Graciela R. solo quiere hacer valer el derecho a la identidad que legítimamente le corresponde. Graciela R. tiene cáncer y con las pocas fuerzas que le deja la quimioterapia no baja los brazos, quiere recuperar su historia. Desaprensivamente nació, la mataron y volvió a nacer. Como ella, tres millones de argentinos buscamos saber nuestro verdadero origen, no queremos accionar contra nadie, queremos nuestra historia. Pero parece que para el Estado no merecemos atención alguna, no somos víctimas, no somos nada.
Graciela Palma (ciudadana sin identidad) DNI 16.496.527
palmagraciela@gmail.com

Fotos de Graciela R de su álbum