domingo, agosto 17, 2008

Recordar a San Martín (o descansar largo y tendido)

17 de agosto de 2008, fin de semana largo, hasta para la Presidenta. Somos testigos de terribles hechos de violencia y todos se rasgan las vestiduras. Inseguridad, pedofilia, desocupación, indigencia, INDEC mentiroso y escucho como se echan culpas unos a otros. Por supuesto no hay que olvidar los DD.HH., hace 6 años que mendigo por mi derecho a la identidad. Memoria, Verdad y Justicia son tan solo tres palabras. ¿Cómo es posible que quien nos gobierne no presida el homenaje al Padre de la Patria en el 158º aniversario de su fallecimiento? ¿Cómo en este día y ante la crisis por la que estamos transitando no utilice la cadena nacional para honrarlo y comprometerse ante su memoria a llevar los destinos de este grandioso país por el camino trazado por el General Don José de San Martín? ¿Porqué no citar sus palabras que nos lleven al pueblo y a los gobernantes a una profunda reflexión? “El pueblo jamás se empieza a mover por raciocinio sino por hechos; mi sable jamás saldrá de la vaina por opiniones políticas; os ruego aprendáis a distinguir los que trabajan por vuestro bien de los que meditan vuestra ruina: no os expongáis a que los hombres de bien os abandonen al consejo de los ambiciosos; dejad a la voluntad de los pueblos la elección de sus gobiernos.” Estoy siempre en el centro y entre ministerios, casa de gobierno y despachos de diputados y senadores, entro a la Catedral Metropolitana y reflexiono las respuestas recibidas ante su mausoleo. Siempre me llama la atención la cantidad de ciudadanos extranjeros que se acercan, sí, extranjeros. Argentina no crecerá con una “plaza del amor”, lo hará cuando sus gobernantes estudien y aprendan de quiénes no se tomaban fines de semana largo y hoy mantienen en el olvido.
Graciela Palma (ciudadana sin identidad) DNI 16.496.527
palmagraciela@gmail.com