sábado, septiembre 20, 2008

Justicia Independiente

Poder Ejecutivo, Poder Legislativo y Poder Judicial, en el colegio nos enseñaron la independencia de los tres poderes. El presidente de la Corte Suprema de Justicia Ricardo Lorenzetti realizó una denuncia pública y más de 500 jueces de todo el país hablaron en un encuentro entre otras cosas de la necesidad de que la justicia tenga mas independencia y acordaron la necesidad de ampliar los márgenes de la independencia judicial requisito esencial para que haya seguridad jurídica. Los políticos van ganado más espacio de injerencia en la justicia ya sea a través de las legislaturas, de los consejos de las magistraturas o de los jurados de enjuiciamiento. Como ciudadana sin su verdadera identidad, reflexiono. En mayo de este año la Agrupación Quiénes Somos fue recibida por la Comisión de DD.HH. del Colegio Público de Abogados de la Ciudad de Bs.As. denunciando que tres millones de argentinos en todo el país no seguimos el marco legal de la adopción por lo tanto no conocemos nuestra verdadera historia, tenemos adulteración de documento público y sustracción de identidad y que el Estado no cumple con el Derecho a la Identidad para todos y tampoco los organismos de DD.HH. acompañan nuestro reclamo. Hasta el día de hoy: silencio absoluto. Esta institución es la misma que en el día de ayer en un acto-homenaje respaldó la candidatura de Abuelas de Plaza de Mayo al Nobel de la Paz. El Código de Ética en el ejercicio de la Abogacía en su capítulo segundo, artículo 8 dice: “es consustancial al ejercicio de la abogacía la defensa de los DD.HH. entendidos como la unidad inescindible de los derechos civiles y políticos y derechos económicos, sociales y culturales conforme los contenidos de la Constitución Nacional y de las declaraciones, cartas, pactos y tratados internacionales ratificados por la Rep. Argentina”. ¿Qué debo pensar, que “se les pasó”, o “no se dieron cuenta”? Prefiero mantener la esperanza de que alguien reaccionará a favor nuestro: somos seres humanos con un derecho fundamental que no se cumple y recibimos como respuesta indiferencia. Es hora que alguien haga valer y respetar los DD.HH. como corresponde y no sigan siendo esclavos de su propia cobardía.
Graciela Palma (ciudadana sin identidad) DNI 16.496.527
palmagraciela@gmail.com