domingo, septiembre 21, 2008

Mi DNI es una mentira.

Por primera vez en el país un transexual podrá cambiar su identidad en el DNI sin necesidad de operarse. Mi DNI contiene datos que no me corresponden: la fecha, el lugar de nacimiento es más, me han dicho en el Registro Provincial de las Personas de La Plata que la numeración no corresponde a mi edad. ¿Cómo creen que me siento al leerlo? Busco mi verdadera identidad de origen, no seguí el marco legal de la adopción. El Estado no reconoce en mí derecho alguno, me trata como una caprichosa, como una desagradecida, como alguien que no tenía nada que hacer y se le ocurrió un día molestar con este tema. Tengo derecho a conocer mi propia historia, se llama Derecho a la Identidad pero parece que el Estado no ha leído los pactos internacionales ni la Constitución o carece del coeficiente mínimo como para razonar y entender que este derecho no fue violado únicamente durante un período histórico y se sigue violando. Tráfico de Niños. Además de una política de prevención hay que trabajar en crear conciencia para que nadie anote a un niño como propio, que lo adopte porque si no lo estará dañando de por vida y a los que ya pasamos por eso, restituirnos nuestra historia. Somos tres millones de argentinos en esta situación pero a ningún organismo de DD.HH. le interesó ni se solidarizó como mínimo, tampoco diputados como Cabandié y Donda que saben perfectamente de lo que estoy hablando. Leo discursos y definiciones sobre Identidad excelentes pero que no aplican en nosotros. Hay subsidios para todos, la Agrupación Quiénes Somos con más de 6 años de existencia no recibe ni un cartucho de tinta. Hay presupuesto, hay leyes, hay Programas de Ayuda para todos, para nosotros no. Ni la justicia, ningún abogado se ha preocupado en serio por nosotros. Hay DD.HH. que no son para todos.
Graciela Palma (ciudadana sin identidad) DNI 16.496.527
palmagraciela@gmail.com