domingo, octubre 05, 2008

Escuchar los reclamos del pueblo

En la misa de la 34º peregrinación juvenil a pie a Luján el cardenal Jorge Bergoglio criticó a quienes “no escuchan los reclamos del pueblo porque prefieren dominar al otro o simplemente no les interesa el otro”. Recordé entonces que el viernes escuché a la Sra. Presidenta reclamar “dialogar con racionalidad y paciencia” y que ningún sector puede tomar de rehén al resto de la sociedad. El Estado Argentino tiene de rehenes a tres millones de ciudadanos que buscamos nuestra verdadera identidad de origen, que no seguimos el marco legal de la adopción condenándonos a vivir en una nebulosa. El Gobernador Scioli al asumir encontró el Programa Provincial Reencuentros para la restitución de la identidad de los casos que no son de lesa humanidad. Lo frenó. El Dr. Álvarez Echagüe, subsecretario de la Gobernación fue terminante al imponer su decisión y hacer valer su autoridad en una reunión con la Agrupación Quiénes Somos. ¿Dónde están el diálogo racional y la paciencia? El Ministerio de Seguridad de la Pcia. de Bs.As. hace 5 años asumió la responsabilidad de tomar nuestros casos (400) y confiamos mucho más que unos datos personales, le confiamos nuestra vida privada. Todavía esperamos respuesta, eso sí, uno de sus funcionarios intentó echarnos a la vereda del edifico de DD.HH. de la Nación. ¿Diálogo y paciencia? En Neuquén la Dirección de DD.HH. ya no promete reuniones, ahora se oculta en el silencio. La lista es larga de funcionarios que responden de manera opuesta al discurso de la Presidenta. Los ciudadanos sin identidad pasamos a ser tratados como victimarios, obsesivos y persecutores, sometidos al interrogatorio del Estado. Un Estado que no nos acompaña, que no nos reconoce derecho alguno. El cardenal Bergoglio en Luján expresó que no escuchar es como querer dominar o prescindir del otro, comenzar a borrar al otro y tras preguntar “¿qué es lo que nos impide escuchar? reflexionó: “es querer imponer lo que yo siento, lo que yo creo, lo que yo quiero”. En materia de DD.HH. el Estado no escucha, ni siquiera lo intenta.
Graciela Palma (ciudadana sin identidad) DNI 16.496.527
palmagraciela@gmail.com