domingo, octubre 26, 2008

Rating o respeto a los niños.

En los últimos días he sido testigo de notas televisivas sobre paternidades famosas tratadas de una manera que nada tiene que ver con el respeto al niño y su derecho a la identidad y a la intimidad, expuestos por adultos (padres, periodistas, etc.) logrando que un tema tan delicado sea tomado como un show. Me sorprendió además que en un programa como TVR Sebastián Wainraich dijera “uno anduvo por tantos lados, pagando claro, que ahora no nos vengan a reclamar”. Estamos hablando de responsabilidades y la llegada de un niño al mundo aunque sea de una relación circunstancial no puede considerárselo un mero reclamo económico todo niño tiene derecho a conocer su origen. Ningún organismo de DD.HH. ha elevado alguna protesta u objeción hacia todas estas manifestaciones. La identidad y los derechos de los niños no pueden ser tratados con tanta liviandad. Seguramente, en poco tiempo la “noticia” ya será vieja pero el daño al niño ya fue hecho.
Graciela Palma (ciudadana sin identidad) DNI 16.496.527
palmagraciela@gmail.com