miércoles, enero 21, 2009

¿Dónde estás corazón?

Cuba, Escuela de Medicina Latinoamericana. La Sra. Presidenta Cristina Fernández se dirigió a los alumnos y expresó "...un proyecto colectivo no es la suma de individualidades, es reconocerse en el otro, en el sufrimiento, la alegría, en el otro y siempre pensar un poquito mas en el otro que en nosotros mismos". En Argentina millones de ciudadanos, "los otros", no seguimos el marco legal de la adopción, víctimas del tráfico de niños y buscamos nuestra verdadera identidad de origen, derecho legítimo reconocido en la Constitución Nacional y en los Pactos Internacionales. Respetuosamente le pido, Sra. Presidenta se ponga en el lugar "del otro", en el mío, por ejemplo. Imagínese despertar un día y no poder responder estas simples preguntas. ¿cuándo y dónde nací? ¿en qué año? ¿de qué signo soy? y tampoco poder responderle a algún médico sobre sus antecedentes familiares. Mirar atrás y encontrar un espacio en blanco, no saber lo que ocurrió al nacer. Le puedo asegurar que es muy doloroso y existen informes científicos que explican los daños que produce en una persona la sustracción de identidad. Mas allá de tener o no actitudes humanitarias naturales existe una obligación por parte del Estado: atender las necesidades de su pueblo y alguien muy inteligente supo decir "donde hay una necesidad nace un derecho". Los ciudadanos sin su verdadera identidad somos una realidad, con una documentación que no nos corresponde, con datos falsos y no existe ninguna política al respecto. Este año 2008, la Agrupación Quiénes Somos recibió 867 consultas de todo el país que se suman a los miles de pedidos de ayuda que desde hace 7 años recorren las oficinas estatales porque quienes dicen trabajar en el tema solo resuelven adopciones y a los demás nos tienen años sin darnos una mínima respuesta, por el contrario, nos acusan de intolerantes y perseguidores. La Presidenta, en ese acto en Cuba se puso una bata y un estetoscopio que le obsequiaron y dijo "con esto voy a ver si alguno tiene corazón en la República Argentina". Yo, como ciudadana y víctima me hago la misma pregunta sobre los dirigentes de mi país.
Graciela Palma (ciudadana sin identidad)