domingo, febrero 01, 2009

Espejitos de Colores

Comenzamos a transitar el segundo mes del año y quiero creer que lo sucedido hasta ahora no fue una muestra caótica de lo que nos espera teniendo en cuenta que hablamos de un año electoral. ¡Pobres de nosotros los ciudadanos! Spots publicitarios sobre todo lo bueno que se hizo (y no supimos reconocer) todo lo que se hará, y muchísimo Bla, Bla, Bla. Mientras tanto los chicos se siguen matando con el paco, la inseguridad se afirma y hasta recorre los balnearios como un turista más, “descubrimos” que la policía no estaba tan bien como nos querían hacer creer, el campo es atacado como a un letal enemigo, al INDEC le sigue creciendo la nariz pero, debo ser positiva, lo que rescato con todo esto es que no somos un pueblo paranoico, no son “sensaciones”. Quiero y necesito escuchar propuestas concretas, compromisos no las promesas electorales de siempre. Hambre, desempleo, inseguridad, corrupción, tráfico de personas, de drogas, amiguismo político que hace que la ineficacia de los organismos se potencie porque no se les dan los cargos a los verdaderos expertos y profesionales. Quiero saber qué es lo que se va a hacer al respecto. Sí, soy una ciudadana exigente. Espejitos de colores, perdón, calefones, termotanques y cocinas no son la solución de fondo. Con respecto a mi lucha, la búsqueda de la verdadera identidad de los ciudadanos víctimas del tráfico de niños en todos estos años de reclamo solo recibí una palmadita en la espalda. Jamás una conferencia de prensa donde alguien denunciara nuestra existencia, nuestra desprotección y exigiera la reparación correspondiente. Una joven y flamante diputada de la Nación, refiriéndose a mis cartas me dijo “con la ironía no se llega a ningún lado”. Mejor ocúpense de cumplir con sus obligaciones y entonces mis cartas se transformarán en loas.
Graciela Palma (ciudadana sin identidad) DNI 16.496.527
palmagraciela@gmail.com