viernes, febrero 20, 2009

¿Les pagamos para hacer pavadas?

Hay noticias que me resultan fantásticas pero no en el sentido de ser agradables, productivas o buenas sino de un mundo de fantasía, infantil. Lo peor es ver que quienes protagonizan o llevan adelante proyectos de ese tipo son legisladores a quienes les pagamos un sueldo pero para que cumplan con su deber de representantes del pueblo. Que Juan Cabandié dedique tiempo en la presentación de una obra de teatro titulada "Macri, el primer Jefe de Gobierno Ñoqui" en Florida y Diagonal donde muestra los lugares por donde pasó Macri en sus 33 días de vacaciones del pasado año es ridículo y demuestra la falta de idoneidad y responsabilidad para ocupar el cargo de diputado. Creo, sin temor a equivocarme que nuestro compromiso como argentinos es sacar adelante al país y cada uno desde su lugar o posición política pero para ello hay que trabajar no jugar. Tiene Cabandié la enorme responsabilidad de presidir la Comisión de DD.HH. de la Legislatura Porteña lo que en su momento me alegró mucho ¿cómo él no nos iba a entender? Pero, me equivoqué. A pesar de los reclamos realizados ni siquiera ha tocado el Proyecto de Ley presentado por la Agrupación humanitaria Quiénes Somos (1147-P-08) referido a la búsqueda de la verdadera Identidad de Origen de los miles de porteños que no pasamos por el marco legal de la adopción y queremos simplemente que se cumpla con un derecho que nos asiste. Él ha tenido la oportunidad de recuperar su identidad ¿porqué negarnos esa posibilidad a nosotros? ¿no somos víctimas? Desde que asumió podría haber hecho mucho pero evidentemente sus prioridades son otras.
Graciela Palma (ciudadana sin identidad) DNI 16.496.527