domingo, junio 21, 2009

Informe de EE.UU

En el informe anual del Departamento de Estado de los EE.UU. se coloca a la Argentina entre los países que no cumplen con los estándares de eliminación del tráfico de personas los cuales están asociados con las políticas públicas para la prevención y combate de ese delito, políticas inexistentes, por cierto. Muchas Jornadas, Charlas-Debate pero medidas concretas, nada. La prueba está en la cantidad de desapariciones de jóvenes y niños. Ni hablar de los bebés nacidos en el cautiverio de esos grupos que como es lógico después no siguen el marco legal de la adopción sino que son vendidos sutituyéndoles su verdadera identidad. Hablamos no solo de organizaciones sino también de grupos sueltos que actúan por imitación. Pero en todos los casos la complicidad del Estado es real. Ahora, en toda esta problemática hay un eslabón del que no se habla: el bebé que, a medida que vaya creciendo preguntará, querrá saber su historia, lo sucedido y no existe un solo lugar en todo el país donde se atienda de manera completa, seria, respetuosa y confidencial su búsqueda. Si la ley de adopción manifiesta que todo adoptado tiene derecho a acceder a su expediente a partir de los 18 años ¿porqué a quienes no fueron adoptados sino anotados como hijos propios se les cierran todas las puertas? Tampoco se realizan campañas de prevención alertando a quienes quieren adoptar un niño, siempre prefieren un bebé, que si no siguen el marco legal estarán generándole un daño irreparable. Creo es hora de ponerse a trabajar y legislar porque si hablamos de cambios, de crecimiento y respeto, de recuperar valores para nuestro país no puede ser que se sigan comprando bebés y a los ciudadanos sin su verdadera identidad de origen (esos bebés, hoy adultos) garantizarles las herramientas para que las búsquedas sean posibles. Se trataría simplemente de cumplir con la Constitución Nacional. Me gustaría alguna vez leer algo al respecto en el informe anual del CELS que hasta ahora ignora esta problemática a menos que no la considere parte de los DD.HH. lo que sería muy grave.
Graciela Palma (ciudadana sin identidad) DNI 16.496.527
palmagraciela@gmail.com