miércoles, agosto 12, 2009

Drogas: meditar las consecuencias de las medidas a tomar

VAMOS TERMINANDO EL CURSO QUE AUSPICIA LA UNSAM Y QUE SE REALIZA EN LA BIBLIOTECA DEL GCBA DE LA CALLE VENEZUELA 1536. Se ha reunido un grupo de alumnos sumamente activos que representan el trabajo en varias Villas y Barrios. El dia de 10/08 se asistio a una clase de Guillermo CEJAS un hermano salesiano de amplia experiencia y gran poder de comunicacion. Fue en sus comienzos alumno del Curso de Operadores Socioterapeutico que se dicto en la UNIVERSIDAD DE QUILMES entre 1996 y el 2004 y que se quedó sin financiación primero porque Claudio Mate retiro el apoyo que Juan Yaría nos dio en forma permanente (incumpliendo un Convenio firmado por el organismo de drogas de la Provincia de Buenos Aires) como si los Convenios fueran de personas y no acuerdos entre instituciones. En realidad nunca entendió que hacía en el campo de las adicciones ya que lo primero que logró es destituir la Secretaría del Gobernador y convertirla en una ineficaz Sub Secretaría de Salud, con un discurso supuestamente de sanitarismo. Pero igual seguimos adelante hasta que el Secretario de la SEDRONAR nos quito su apoyo iniciando un abandono de las capacitaciones en casi todas las áreas en que se venían desarrollando.

Ahora nos toca escuchar que el Jefe de Gabinete esta apurado por recibir la declaracion de inconstitucionalidad de la Suprema Corte, en relación con la Ley 23.737. Que a mi juicio no corresponde por cuanto es lo mejor que podemos tener. Como lo dijo el Secretario Cortese en su Informe de la Comisión de Drogadicción al Congreso Nacional, la Ley 20-771 si era penalizadora y esta en cambio contempla mejor la gradualidad con que el sujeto pasa del uso al abuso y del abuso a la dependencia.

Es que se debe partir del conocimiento que no hay abuso de drogas que resulte inocuo y resulta incorrecto pensar que hay poblaciones que no van a abandonar el consumo de sustancias. Es una resignación que desde la perspectiva de Salud no corresponde. No se abandona nunca al enfermo ni siquiera en casos terminales. Y menos se pueden tolerar las intoxicaciones como sistema de vida.

La tolerancia (mal entendida) lleva a aceptar en nombre de supuestos derechos que los pilotos de aviones -por caso - se inyecten cocaina antes de emprender un viaje para estar aliviados de su cansancio. Por que no encuestamos a la población. O no conocemos el ejemplo de las terribes consecuencias del consumo de alcohol por los conductores de omnibus! Si no se puede manejar un auto con determinada cantidad de alcohol en sangre, ¿por qué confundimos a la juventud con ponencias sin fundamento?

¿O es que acaso Rodrigo tenía derecho a manejar a 140 o 160 kms por hora estando alcoholizado?. O Juan Castro a ser dado de alta incorrectamente. Y abandonado a su suerte. ¿O no merecía Olmedo mejor destino?

El Ministro Fayt desplegando sabiduría ha pedido que se mediten las consecuencias de esta declaración aparentemente en curso. Hemos pedido que se realice una audiencia pública de la Suprema Corte abierta todas las representaciones y no solo a las que coinciden con la postura del Ministro Fernandez. Que por su lado ha constituido una comisión cuestionable ya que no incluye a nadie de las politicas Publicas de Salud ni a la SEDRONAR ni a las ONGs ni al Episcopado que se ha pronunciado reiteradamente sobre el tema sin ser escuchado aparentemente hasta hora.

Dr. Wilbur Ricardo Grimson

Fundación de Prevención Social

(011)4384-5190

fundaciondeprevencionsocial@yahoo.com.ar