sábado, agosto 15, 2009

Sobre Proyecto de Ley de diputada mendocina


La mistificación de la Ley
Un dios supertodopoderoso que lo arregla todo
Para observar un aspecto operativo de las bandas que trafican bebés y poder medir la efectividad de la propuesta de la legisladora mendocina, tomando como ejemplo nada más que las dos fuentes principales de venta y exportación de bebés en la Argentina como es el Nordeste y Sur este de Santiago del Estero nos preguntamos:
De qué sirve este control que se propone, si las bandas, para este caso, esperarán que las parturientas marcadas salgan del nosocomio con el bebé para poder captarlos en la esquina.
Luego, el procedimiento es fácil:
a) Si van a sacarlo del país, los registros civiles o juzgados de paz de la zona le otorgan nueva documentación y con ello virlan las custodias de Gendarmería Nacional.
b) Si no lo van a sacar del país, el bebé es llevado a la provincia de origen del adquirente, que con sus influencias (que no deben ser demasiadas) conseguirá rapidamente un certificado de nacido vivo y le hará una nueva documentación al pequeño, cambiándole la identidad e incluso haciéndolo figurar como hijo biológico, al inscribirlo en el Registro más cercano a su domicilio.
Es decir, para qué seguimos con este tema de creer que las leyes mágicamente resolverán todo...será por que nadie se anima a encontrarse y enfrentarse con la verdad?:
El 75% de las máfias de sustracción de bebés, niños, niñas, adolescentes y adultos están conformadas por empleados públicos: jueces, fiscales, defensores de menores, fuerzas de seguridad, parteras, enfermeras, médicos, abogados, directores de hospitales públicos, religiosos, que vienen con este negocio hace generaciones.
Julio César Ruiz
Fundación Adoptar
Tucumán-Argentina
www.adoptar.org.ar
fundacion@adoptar.org.ar

Para evitar el robo de niños, propusieron chequear -mediante las huellas- la identidad de la parturienta y su hijo antes de que dejen la maternidad.

Fuente: Crítica Digital

Una legisladora mendocina pidió este viernes que las madres y bebés recién nacidos sean controlados e identificados en la provincia dentro de las maternidades y al momento de salir mediante un sistema de huellas digitales, para evitar el robo y tráfico de niños.

La iniciativa fue presentada por la diputada Mirta Díaz, luego de que en la provincia fuera desbaratada la semana pasada una banda dedicada a la realización de abortos clandestinos y la presunta venta de bebés recién nacidos.

"Es necesario implementar la figura de las 'identificadoras' de bebés en los hospitales para evitar el tráfico de niños", resaltó Díaz, y reclamó adecuar la legislación vigente para que este flagelo "encuentre todos los obstáculos posibles". La iniciativa busca comparar las huellas digitales de la mujer que dio a luz y las del niño, para luego verificar si son las mismas personas las que abandonan la sala de maternidad.

"Esto que parece tan fácil no sucede hoy con la rigurosidad necesaria. Hay maternidades en donde algunas pacientes pasan sin el documento y por esto vamos a trabajar para que se reglamente el Sistema de Identificación de Recién Nacidos de forma inmediata", agregó.

Además, explicó la diputada que "para constatar las huellas hoy las maternidades no cuentan con la tinta y el papel adecuado, sin hablar del recurso humano capacitado para identificar a las mismas".

SE ENTREGA INTEGRANTE DE BANDA QUE ROBABA BEBÉS. La médica Silvia Lorenzo, sindicada como la principal responsable de la red que se dedicaba a la venta de bebés y a realizar abortos clandestinos, se entregó esta tarde a la justicia, luego de haber permanecido prófuga desde el sábado, en que efectivos de la policía federal y de la provincia, realizaron una serie de allanamientos que desbarataron la banda delictiva.

En el operativo, dos recién nacidos fueron encontrados en dos viviendas de Guaymallén y posteriormente derivados al hospital Notti donde evolucionan favorablemente, pero además, se halló un consultorio con residuos de placenta, en el que se practicarían abortos clandestinos.