miércoles, septiembre 16, 2009

Identidad es un DNI con datos verdaderos, entre otras cosas.

La provincia de Buenos Aires lanzó con bombos y platillos el programa "Derecho Garantizado a la Identidad de la Niñez" que significa que los niños tendrán su DNI en tiempo y forma ya que 1 de cada 10 tenían inscripción tardía. Lo importante no es solo que los niños tengan su DNI sino que los datos sean los verdaderos, pero eso parece no preocuparle al Gobernador Scioli. Evidentemente ignora- a pesar de todas las cartas que le hemos hecho llegar-la cantidad de niños que son anotados como hijos propios es decir, que no fueron dados en adopción, víctimas del tráfico de niños y a quienes se les ha cambiado la fecha, lugar y por supuesto el nombre de sus padres. "El derecho a la identidad es un derecho humano no suspendible internacional y esencial" declaró el gobernador Scioli en el lanzamiento del Programa. Si así piensa Sr. Gobernador ¿porqué nos niega ese derecho a cientos de miles de bonaerenses cuya identidad verdadera nos fué sustraída al nacer? ¿No somos humanos? Porque la identidad debe ser la Verdadera. La indocumentación infantil es una parte del problema, la documentación falseada también es una realidad que el Estado debe atender y solucionar. Los Pactos Internacionales establecen claramente que la comunidad y la humanidad tienen el derecho a conocer la identidad de cada persona para que todos los vínculos sean ciertos e incuestionables.Su antecesor Felipe Solá creó el Programa Provincial Reencuentros para la búsqueda de la verdadera identidad de todos los que no fuimos adoptados legalmente. Estaba dando sus primeros pasos pero cuando Ud. asumió lo dejó sin efecto causándonos un daño muy grande e incumpliendo con sus deberes de funcionario. Está Ud. violando el Derecho a la Identidad al obstruir la posibilidad de búsqueda y también el Derecho a la Integridad Personal que comprende la integridad física, psíquica y moral. En una reunión en la Gobernación al poco tiempo de haber Ud. asumido como gobernador, el Dr. Álvarez Echaguë expresó que por 30 personas no iba a movilizar al Estado. Le pregunté entonces ¿cómo explicaba que el Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires tuviera en su haber- y sin resolver- más de 500 casos de apropiaciones que nada tienen que ver con la época de la dictadura? Por supuesto no pudo responderme simplemente cerró la reunión expresando que él era la autoridad y se haría lo que él decidiera. Así estamos, mendigando por un derecho humano. Los números van en aumento porque se sigue simplificando el tema que permite que el tráfico opere tranquilamente y se anoten niños, ahora sí en tiempo y forma, pero robándoles su libertad, su honor, su dignidad, su salud y la fe pública. Es mi deseo que reflexione Sr. Gobernador Scioli, se ponga un momento en nuestro lugar y prime el sentido común en sus decisiones.
Graciela Palma (ciudadana sin identidad) DNI (con datos falsos) 16.496.527
palmagraciela@gmail.com