viernes, febrero 26, 2010

Aborto y Derechos

"Con los derechos de la nena no se jode" decía un cartel en una manifestación de protesta por la decisión de la justicia de no autorizar el aborto en una niña violada por su padrastro. Pero en una violación hay dos víctimas. En este caso la niña y el ser engendrado. La Argentina adhiere a la Declaración de los Derechos del Hombre aclarando que considera "persona" desde el momento de la gestación. La Convención expresa que lo es a partir del nacimiento. Pude haber sido abortada. Me contaron que mi madre biológica se negó. No sé si fui producto de una violación o de una relación forzada (dicen que mi madre estuvo captada por un grupo de Trata). Lo que sé es que no fui producto del amor ni del deseo de tener un hijo. Pero estoy Viva y me alegra muchísimo a pesar de la sustracción de identidad y de una familia de crianza que nunca terminó de aceptarme. Cuando mi padre de crianza fallece en 1986 no quisieron verme nunca más. Lo que hay que hacer es trabajar en la prevención y modificar las leyes. Un violador no se cura y con la castración buscará otra manera de saciar sus instintos. "La mujer tiene derecho a disponer sobre su cuerpo" Sí, pero con un embarazo decide por alguien más que depende de ella y no puede expresarse. El tema del aborto es una discusión interminable. Opino desde el lugar del ser engendrado porque llegué a este mundo sin ser deseada y me gusta estar Viva a pesar de todo lo que pasé.

Graciela Palma (ciudadana sin identidad) DNI (con datos falsos) 16.496.527
palmagraciela@gmail.com