lunes, marzo 29, 2010

Declaraciones sorpresivas del Presidente Uruguayo sobre el tratamiento de adictos

DECLARACIONES SORPRESIVAS DEL PRESIDENTE URUGUAYO SOBRE EL TRATAMIENTO DE ADICTOS

Por Wilbur Ricardo Grimson

El recientemente asumido Presidente de la Republica Oriental del Uruguay ha formulado, en el campo de las adicciones, declaraciones que no dejan de sorprender. Me hacen acordar a las recomendaciones de mis tíos sobre lo útil que resultaba la conscripción militar para encarrilar jóvenes afectados de timidez, indecisión, conductas equívocas o indefinición sexual. Nunca pudieron demostrar que tenían razón.

El tema preocupa hace años a nuestros colegas de ese país. Que han trabajado en la medición epidemiológica y en la prevención educativa. Uruguay tiene destacados antecedentes en los foros internacionales y hemos compartido proyectos de capacitación apoyados por la Unión Europea con la Universidad Nacional de Buenos Aires. También hemos trabajado en el ámbito del MERCOSUR y en los organismos internacionales.

A primera vista estamos ante una lectura de la situación extrañamente alejada de una lectura social y psicológica. O en todo caso remite a un enfoque psicológico conductista. Se nota la ausencia de un criterio terapéutico o rehabilitador siendo que hay varios proyectos de terapeutas argentinos con asiento en el vecino país.

Ser Presidente no da derecho a la improvisación ni confiere sabiduría especial. No es que dudemos de las buenas intenciones del Presidente Mugica pero debió gestar un estudio, apoyarse en gente con experiencia reconocida y proponer alternativas. Los adictos necesitan básicamente centros de orientación que estudien las diferentes necesidades y que las provean dentro de los sistemas de salud existentes. Lo contrario significa ampliar el retardo del sistema de salud de entender el tema, con una derivación no fundada.

Las Facultades del Río de la Plata no se han abierto al tema de las adicciones. Por ello los profesionales deben ser entrenados adecuadamente, sobre todo aquellos que toman contacto con la consulta de emergencia. Pero también los pediatras y especialistas en adolescencia. Los médicos de Guardia muchas veces reparten psicofármacos como si fueran caramelos. Y los psicólogos pueden dejar de ver la gravedad del abuso de drogas.

Pero la interdisciplina no se logra por suma de profesiones sino por gestión de criterios comunes. Y eso lleva a una práctica integral. Que debe insertarse en una política. Como lo descubrió el Gobernador Duhalde cuando creó la Secretaría Provincial de las Adicciones, un gigantesco paso adelante que varias gestiones posteriores no han comprendido y han malogrado como idea. Uno de los funcionarios imbuido de una pasión sanitaria decidió que debía refugiarse el tema dentro del Ministerio de la Salud. Logró hacerlo invisible e ineficaz. Antes era autárquico y dependía del Gobernador. Después nunca sacó la cabeza del pozo. Y se fue deteriorando como proyecto.

En los EEUU descubrieron a tiempo la política de integrar gestiones después de años de separar una cosa de la otra. O sea narcotráfico y asistencia. Así unieron el Instituto Nacional de Abuso de Drogas a la DEA a través de una Oficina de Drogas Nacional que se ubica nada menos que en la Casa Blanca. Saber actuar requiere dedicar mucho tiempo a estudiar la realidad, lo hecho y lo mal hecho. A partir de ello se podrá avanzar.

Valdría la pena unir los expertos reconocidos de nuestros respectivos países, de Chile y de Brasil en una puesta al día valiosa y prometedora.

Dr. Wilbur Ricardo Grimson

El Dr. Grimson es Médico Psiquiatra, especialista en adicciones y ex Secretario de Estado de la SEDRONAR (2002-04)

DNI 4.277.928

wrgrimson@hotmail.com www.fundaprevsoc.com.ar