sábado, marzo 27, 2010

El Ejecutivo no es el único culpable

Solemos culpar de todos los males al Poder Ejecutivo pero olvidamos la responsabilidad que tiene el Poder Legislativo: nuestros diputados y senadores nacionales. Si bien el Ejecutivo puede tener o no la iniciativa de presentar un Proyecto de Ley ante el Congreso Nacional ¿qué hacen nuestros legisladores? Porque evidentemente desde hace años notamos deficiencias en las áreas de salud, educación, seguridad, faltan leyes para temas tan serios como el narcotráfico y las adicciones, transplantes, adopción, trata de personas, delitos sexuales,etc. Existen distintos tipos de Proyectos que un diputado y un senador pueden presentar: de Declaración, de Resolución y de Comunicación ("declarar Día de..."; "Ciudadano Ilustre a..."; "Repudio por...") y los Proyectos de Ley que son los verdaderamente importantes, que generan cambios. Según datos del Índice de Calidad Parlamentaria durante el 2009 nuestros diputados presentaron 548 proyectos de ley y 1315 de los otros proyectos mientras que los senadores presentaron 438 proyectos de ley y 1264 de los demás. Ahora, lo que no sabemos es de los proyectos de ley presentados cuántos son los que quedaron durmiendo en un cajón de alguna Comisión. Porque no se trata solo de presentar, hay que seguirlo, defenderlo en cada Comisión para que llegue al recinto. Algunos de nuestros representantes no presentaron ninguno. Me llamó la atención la senadora Stenssoro. Participé de varias reuniones con una de sus asesoras por el tema de la Búsqueda de la Verdadera Identidad de Origen de los ciudadanos que no fuimos adoptados legalmente, víctimas del tráfico de niños. Recuerdo en una reunión que hasta tuvo el atrevimiento esa asesora de decir que debíamos estarle agradecidos. ¿Porqué? Tienen el deber de escuchar los reclamos y necesidades del pueblo y además finalmente no presentó ningún proyecto al respecto. ¿Y cuántas veces escuchamos a diputados o senadores decir que trabajarán en el tema de la adopción? ¿Qué pasó? porque seguimos igual o peor que antes. Además de ser el año del Bicentenario estamos en la antesala de un año electoral. ¿Se dignarán a trabajar en serio o seguiremos con discursos de campaña electoral? ¿Seremos testigos del tratamiento en el recinto de las leyes que tánto prometen? Necesitamos calidad no cantidad y por sobre todas las cosas: resultados concretos. En vez de pelear trabajen por el Bien Común.
Graciela Palma (ciudadana sin identidad) DNI (con datos falsos) 16.496.527
palmagraciela@gmail.com