jueves, abril 01, 2010

El derecho a cambiarse el nombre

¿Y el Derecho a conocer la Verdadera Identidad de Origen? Observo mucho empeño y velocidad para tratar el proyecto de ley para la identidad de las personas transexuales, lo que se denomina identidad de género. Diputados de distintas ideologías que logran llegar a un consenso, el INADI siempre presente en estos casos y las víctimas del tráfico de bebés, para no variar, quedamos postergados. Porque hace muchos años que reclamamos, no pueden decir que no están enterados. Parece que a ninguno de nuestros representantes les importa los bebés que fuimos entregados ilegalmente, a quienes nos borraron toda nuestra historia, tenemos DNI pero con datos falsos. Los invito a pasear por internet y verán miles de historias publicadas, de adultos desesperados porque la apropiación duele, y que exponen sus vidas con la ilusión de hallar algún dato aliviador. Los ilusionan, los estafan. Pensar que lo único que deben hacer nuestros representantes es legislar para facilitar las cosas. Sabemos que no todos encontraremos nuestra Verdad, pero lo que se logre valdrá mucho para nosotros. Queremos saber nuestra fecha de nacimiento, el lugar, los antecedentes médicos, si tenemos hermanos, si nuestras raíces son rusas, italianas, afro o españolas y lo que ocurrió. "Estas son leyes fundamentales para tener un país más justo" expresó una diputada por la ley para los transexuales. No creo que sea justo que más de 3 millones de personas en la Argentina no conozcamos nuestra Verdadera Identidad. Fuimos remarcados al nacer, tratados como objetos. Nadie nos puede negar el derecho a llenar ese espacio en blanco en nuestras vidas. En el año del Bicentenario el Derecho a la Identidad no es para todos.
Graciela Palma (ciudadana sin identidad) DNI (con datos falsos) 16.496.527
palmagraciela@gmail.com