domingo, julio 11, 2010

¿Que adopten los monos?

He leído una entrevista al Sr. Pepe Cibrián Campoy cuyo título me chocó bastante "Que adopten los monos". No se puede ser tan terminante en este tema y expresar que impedir que los homosexuales adopten significa la muerte de los niños. En 1° lugar: la Adopción es un Derecho del Niño, no de los adultos. Un niño que puede expresarse es consultado por el juez, vale su palabra y deseo. La adopción no es un derecho de los adultos por la simple razón que todo niño tiene derecho a permanecer con su familia biológica. Cuando se comprueba que esto no es posible recién entonces podrá ser adoptado. Se habla del tema con mucha liviandad y siempre desde los intereses de los adultos. Si es por lo que plantea el Sr. Cibrián entonces se justificarían las apropiaciones (adopciones ilegales) porque qué importa sustraerle la verdadera identidad al niño, cambiarle todos sus datos, anotarlo como hijo propio, total, en nombre del amor vale todo. Puedo asegurarle que se sufre mucho y lo invito a recorrer internet y ver la cantidad de personas adultas buscando su verdadera identidad de origen, algunos con mensajes angustiantes. Mire Ud. el caso del travesti, en Córdoba, donde el juez le otorgó la tenencia de unos hermanitos que eran maltratados. El juez escuchó a los niños. ¿Sabe Ud. que en nombre del amor se separan a niños de sus padres por el hecho de ser pobres? Se los considera en "situación de riesgo". En vez de crear las condiciones adecuadas para mantener unida a esa familia se opta por la solución más fácil siempre en nombre del amor. En estos tiempos de debates me llamó la atención un video de UNICEF sobre los Derechos del Niño que cuando se refiere al Derecho a tener una Familia muestra la imagen de un hombre y una mujer con el niño. Lo mismo observé en otros videos sobre los Derechos del Hombre. No aparecen gays, ni mujeres solas ni hombres solos. Los mismos videos hablan sobre la discriminación. ¿Contradicción? Creo que debemos bajar un cambio, esto ya pasó a ser un enfrentamiento entre adultos con tintes político partidarios. Sr. Cibrián, su declamación en el Senado al grito de "Marica" demostró su calidad artística (la cual jamás dudé) pero para hablar de la adopción se requiere otra preparación. Y no me hubiese gustado que un mono me adoptara.
Graciela Palma (ciudadana sin identidad) DNI (con datos falsos) 16.496.527
palmagraciela@gmail.com