miércoles, marzo 02, 2011

ADOPCIÓN E IDENTIDAD (carta a la Sra. Presidenta)

Sra. Presidenta: me produjo gran satisfacción escucharla sobre la necesidad de modificar la Ley de Adopción priorizando la Transparencia para garantizar la Identidad de Origen del niño. Porque la Adopción es un Derecho del Niño, él tiene derecho a ser adoptado y no el adulto a adoptar. Y llegamos a situaciones donde vale todo con tal de ser padres y abogados asociados con jueces que sacan provecho económico de estas situaciones. Nadie piensa en el niño, el delito de supresión de estado civil e identidad pasa a convertirse en una costumbre “bien vista” por la sociedad porque dan por sentado que se “salva a un niño”. Otros de sus derechos son el de permanecer con su familia biológica y el de conocer el nombre de sus padres. Me preocupaba la posición de algunos diputados, como el caso de la diputada Hotton que plantea el anonimato de la madre, es decir, sacrificar el Derecho a la Identidad del niño, según ella, para evitar abortos y filicidios (asesinato de bebés). Vida no es solo permitir el latido del corazón, porque en la mentira y el ocultamiento se sufre. Es importante pensar en el futuro, en preocuparse para que de ahora en más los niños sean respetados. Pero somos más de 3 millones de adultos que al nacer fuimos entregados ilegalmente, anotados como hijos propios, que no sabemos nuestra fecha de nacimiento verdadera ni el lugar. Y a pesar de los años transcurridos el dolor de la incertidumbre nos acompaña. Nuestro Derecho a la Identidad no prescribe aunque ya no seamos niños y necesitamos tener la oportunidad de conocer nuestra Verdad por más dolorosa que sea. Necesitamos que se reconozca nuestra existencia y se legisle al respecto. Las búsquedas son posibles, algunos lo lograremos, otros tal vez no pero nadie es Dios como para negarnos el intento, siempre en un marco de confidencialidad y respeto. No queremos exponernos a los medios, no somos de la farándula, somos seres humanos con historias complejas y pedimos consideración y respeto. Sra. Presidenta, hace 11 años que reclamamos un Registro Nacional de Personas que buscan su verdadera identidad y un Organismo Nacional que se ocupe de la realización de las búsquedas. El único objetivo es llegar a la Verdad y llenar ese espacio en blanco de nuestras vidas. No queremos nada más. Apelo a su sensibilidad de mujer, de madre y nos ayude. No pierdo la esperanza, aún no.

Graciela Palma (ciudadana sin identidad) DNI (con datos falsos) 16.496.527

palmagraciela@gmail.com