martes, mayo 22, 2012

El Donante: las consecuencias de nuestros actos

Ya antes del estreno en televisión de la comedia El Donante se alzaron voces de protesta y acusaciones varias por parte de quienes parecer solo ver sus Derechos.
Considero por un lado muy importante que quienes donan tomen conciencia de lo que realmente están haciendo y que no es solo una manera fácil de conseguir dinero.
Y las parejas que recurren a estos métodos sepan que un bebé no es una hoja en blanco y que tanto ese óvulo o espermatozooide donado contiene información genética: ADN, el que será transmitido al bebé.
Ese niño nacido bajo estos métodos tiene también Derecho a querer conocer su verdadera Identidad de Origen que no significa conocer a su madre o padre biológico e irse a vivir con ellos. Es el Derecho a saber de dònde venimos, a quién nos parecemos, por qué actuamos de determinada manera, cuántos medios hermanos tendremos.
Los Laboratorios fríamente informan a los interesados que les tomarán fotos para buscar un donante que pueda darles un bebé lo más parecido a ellos, para que no "desentone" y así "nadie se dará cuenta". En algunos casos les preguntan si lo quieren de ojos claros, es increíble, parece que se hablara de fabricar un muñeco, un juguete y será un ser humano. 
Por supuesto les aseguran que el niño/a jamás se enterará de nada. Es hora que se sepa que no es así y que el niño/a preguntará, querrá saber muchas cosas y tienen la obligación de responderle. Esto nada tiene que ver con el cariño, no significa que se irá o que considerará padre o madre al donante.
Es hora que los adultos piensen no solo en ellos sino en los niño/as y se legisle para garantizarles que su Derecho a saber podrá concretarse.
Es cierto que la Identidad la vamos forjando con los años, con nuestras elecciones de vida pero la primera información que tenemos es la que nos aporta nuestro ADN.
Los adultos debemos dejar de pensar solo en nosotros y meditar y hacernos cargo de que cada uno de nuestros actos tiene una consecuencia.
En este caso hablamos de seres humanos que traemos al mundo.

Graciela Palma (ciudadana sin identidad) DNI (con datos falsos) 16.496.527