sábado, septiembre 20, 2014

Nueva Ley de Adopción: no solo se trata de acortar los tiempos

Gracias a hechos ocurridos en el ambiente mediático, de la farándula, se retomó un tema olvidado por nuestros representantes como es la Reforma al Régimen de Adopción que obtuviera media sanción del Senado de la Nación en sesión del 26 de noviembre de 2013.
Debates, reclamos por parte de diversos personajes mediáticos invadieron los medios e iniciaron campañas en redes sociales demostrando un total desconocimiento del tema al plantear como único artículo a reformar el que se refiere a acortar los tiempos en el proceso de adopción. A esto se sumó la manipulación del tema por parte de algunos políticos que aprovecharon esta explosión mediática del tema y especularon con su futuro electoral al anunciar un veloz tratamiento del tema en las Comisiones correspondientes y su paso al reciento antes de finalizar el año parlamentario el 30 de noviembre próximo. Daban a conocer fechas de reuniones de las Comisiones cuando no figuraba en el temario de ninguna de ellas y echándose culpas unos a otros.
La reforma a la ley de adopción además de acortar los tiempos tiene otros artículos a discutir como las causas que privan a los padres biológicos de la patria potestad, la posibilidad que los convivientes puedan adoptar, en conjunto, hoy solo puede hacerlo uno de ellos. La reforma que llegó del Senado no contempla que hoy en día son pocas las parejas que se casan y no es justo que esto sea motivo para no estar apto para adoptar. Y varios puntos más que necesitan de una discusión seria, pensando en fortalecer la protección de los derechos de niños, niñas y adolescentes. Es decir, un tema complejo que necesita sea difundido con seriedad y respeto hacia los futuros padres adoptivos.
Paralelamente es necesario que se instalen políticas públicas en la lucha contra el tráfico de bebés y niños. Reformar la ley solamente no va a solucionar los problemas. El tráfico sabe cómo entorpecer los procesos de adopción defendiendo su negocio multimillonario local e internacional.
Y en todo esto están de por medio nuestros niños que sufrirán las consecuencias de actos de irresponsabilidad de los adultos que deberían protegerlos.
Los que al nacer fuimos víctimas del tráfico sabemos muy bien de qué se trata.

Graciela Palma Arizaga (Ciudadana sin Identidad)
DNI (con datos falsos) 16.496.527
palmagraciela@gmail.com