sábado, marzo 21, 2015

Compraventa de bebés = DNI con datos falsos

Nuevamente recibimos novedades respecto al DNI que ahora, además de moderno será veloz.
Así lo expresó la Sra. Presidenta recalcando que el mismo se podrá gestionar en tan solo 24 hs.
El Derecho a la Identidad es mucho más que estar identificado y más de 3 millones de ciudadanos lo tenemos, pero con datos falsos.
Hace poco más de una década reclamamos por nuestro Derecho a conocer la Verdadera Identidad de Origen pero parece que nuestro año de nacimiento nos excluye del mismo.
En la misma semana se reunieron las Comisiones de Legislación Penal y de Familia en el Congreso de la Nación para debatir por los proyectos contra la compraventa de bebés.
Las diputadas Diana Conti y Mara Brawer expresaron que no existe la venta de bebés en nuestro país, que es una barbaridad decir que eso se permite y no se penaliza.
También expresaron que una madre que entrega a su hijo a otra persona termina siendo indocumentado, que antiguamente sucedían esas cosas, falsas guardas legales que luego se convertían en adopciones.
Somos muchos los testimonios vivientes que podemos acreditar todo lo contrario.
En primer lugar, son pocas las madres que venden, el negocio lo realizan mayoritariamente los intermediarios.
Inclusiven las diputadas parecen ignorar que en el cautiverio de la Trata nacen bebés que luego pasan al circuito del tráfico.
Es necesario focalizar en ellos las penas como así también en las parejas que compran, la realidad es que existe el negocio porque existen compradores.
Y un hijo no se compra.
Las personas que buscamos nuestra verdadera identidad de origen tenemos un Certificado de Nacimiento sellado y firmado por un médico o una partera. Con el mismo nuestros padres de crianza fueron al Registro Civil y nos anotaron como si fuéramos sus hijos biológicos.
En esos certificados se cambió nuestra fecha y lugar de nacimiento.
Nuestros padres de crianza admitieron haber pagado, algunos hasta el valor de un inmueble.
En la actualidad hay parejas que viajan al norte del país donde por $5.000 consiguen un bebé que luego, al regresar, lo anotan como hijo propio.
Todo esto me permitió entender por qué el partido gobernante se niega a tratar los 4 proyectos de ley para la Búsqueda de la Verdadera Identidad de Origen: niegan la problemática, niegan que exista la compraventa de bebés.
El Registro Único de Aspirantes a Guarda con Fines Adoptivos del Ministerio de Justicia y DDHH confirmó en enero de este año que el 92% de los aspirantes que se inscriben solo quieren bebés.
Obviamente no hay tántos y no se necesita ser muy inteligente para deducir cómo resuelven las parejas esto.
Por eso es necesario trabajar en la prevención y la severidad en las penas a quienes compran.
Porque se debe tener en claro que se trata de resolver un problema del niño no del adulto y que adquirir un bebé, un ser humano es cosificarlo, tratarlo como un objeto que se remarca y se compra.
Difundir los daños físicos y psicológicos que la sustracción de identidad provoca en un niño porque no solo lo sufren las víctimas de la dictadura. Nosotros también.
Y nuestros hijos heredan también el daño al no tener completos los antecedentes médicos porque nosotros no sabemos nada de nuestros orígenes.
Acá estamos, no somos mediáticos de moda ni personajes de telenovelas ni de talk show.
Somos esos bebés entregados ilegalmente que no necesitamos que se nos revictimice sino que se nos reconozca como seres humanos.
Y pedimos que se trabaje para que lo que vivimos no lo sufra ningún niño más. Porque sigue pasando.
Negarlo nos ofende y los convierte en cómplices.

Graciela Palma Arizaga (Ciudadana sin Identidad)
DNI (con datos falsos) 16.496.527
palmagraciela@gmail.com