jueves, mayo 21, 2015

Ni un niño más!!!

Se está hablando mucho sobre el fallo de los jueces en el caso del niño de 6 años abusado. Hoy leía una entrevista realizada a su madrina que se encuentra a su cargo y está tramitando su adopción. En la nota hablan del niño, de sus temores, la vergüenza.
Cada vez que leo noticias de este tipo pienso si realmente podrán entender lo que un niño abusado siente. Porque es indescriptible.
Yo lo pasé. A los 6 años por parte de un tío de mi familia de crianza.
Dolor, vergüenza, culpa.
Me costó mucho, no entendía lo que pasaba pero me animé a contarle a mi madre de crianza. Necesitaba que me abrazaran, me habían destrozado el alma.
Encontré como respuesta el reto, no me creyó, me acusó de mentirosa. Hasta el fallecimiento de ese tío mi vida fue un calvario.
A los 10 años se repitió, esta vez era el chofer de la combi que me llevaba a la colonia de vacaciones, en Saavedra.
No hablé, sabía que no me iban a creer. Pasé a ser una niña problemática, que le iba mal en la escuela, que no sociabilizaba. Me retaron también pero porque un día no quise ir más a la colonia. Lo tomaron como un acto de rebeldía.
Tardé casi 40 años en poder contar estos episodios, en poder hablarlos, por la vergüenza.
Hoy lucho por los Derechos del Niño, por el Derecho a la Identidad.
Muchas veces pensé que si hubiera sido adoptada, como correspondía, tal vez hubiera tenido a alguien que me escuchara, un lugar donde acudir.
Comparto lo que subí en mi muro de facebook.

"Un abuso no se olvida jamás. Puede superarse con los años pero esa cara, el rostro de quien quita violentamente lo más preciado, la niñez, ese rostro no se olvida jamás. Verguenza, sentir también culpa, un vacío en el alma. Ya no se es el mismo. Y cuando esto se produce en el ámbito familiar la soledad es un mounstro oscuro que abraza. Como alguna vez lo propuso la Lic. Ana María Dubaniewicz, y quedó sola en su pedido al Estado, todo delito contra la niñez debe ser imprescriptible.
Los niños son personas, no pidieron venir a este mundo, no pueden defenderse y NADIE tiene derecho a lastimarles el alma.
Las leyes deben adecuarse a esto, debe legislarse y aplicar con severidad a quien ejerza violencia física o psicológica contra un niño, padre, madre, tíos, o extraños.
Y el Estado cumplir en la protección y prevención para que todos los niños puedan educarse, tengan identificación, acceso al deporte en fin puedan vivir su niñez.
Son muchas problemáticas que tratar, las que afectan a los niños desde su nacimiento al ser manipulados, pasar de mano en mano, remarcados.
Utilizados para trabajar, mendigando en las calles para mantener en muchos casos los vicios de los adultos o aquellos que ven pasar su niñez encerrados en orfanatos o institutos cuando su único "delito"(?) fue... nacer.
Y la violencia física, ellos están mucho más desamparados que cualquier adulto. El 80% de los niños abusados fue en su entorno familiar y es un adulto el que debe denunciar. ¿que hace ese niñito? Si fue el padre, la madre o algún pariente cercano, el inmenso dolor en el alma, la confunsión, la culpa que le hacen sentir, ¿de qué manera pide ayuda?
Hay que sentarse en serio a tratar estos temas. Hoy todos nos unimos y decimos Ni una menos!
Yo me sumo y agrego Ni un niño más!
porque fui niña, porque sé lo que se siente y lo difícil que es salir adelante en soledad."

Graciela Palma Arizaga
(Ciudadana sin identidad)
DNI (con datos falsos) 16.496.527