lunes, septiembre 07, 2015

Año 1870 - Adopción: se podían hacer las cosas bien

Aún, sin existir la adopción como institución, se podían hacer las cosas bien.
Leer con atención las obligaciones que tenían.
Este documento del año 1870 demuestra además que existen archivos, no son fáciles de encontrar, pero muchos están.
El texto del Acta dice:

En Buenos Aires a 7 de noviembre de 1870; ante la Sra. Presidenta de la Sociedad de Beneficiencia y Sras. Inspectoras de la Casa de Espósitos, compareció la Señora Da. Luisa Galleano de Murature que dijo vivir ahora en la calle Maipú Nº 248 y espuso: Que deseaba tener consigo y bajo su protección, a la espósita Fortunata de color Nº 2700 con el fin de educarla, alimentarla, vestirla y atenderla en todo, cual si fuera su hija propia; por lo cual solicitaba le fuese entregada cuyo efecto presentó atestados escritos de Da. Mercedes del (…) de (…) y de Da. Delfina Mitre de (…) acerca de sus cualidades y posibilidad de llenar las obligaciones que contraía, firmando al efecto.
En virtud de todo fue acordado acceder a su pedido, y en el acto se hizo entrega de la criatura; advirtiéndosele 1º que la Sociedad de Beneficiencia se reserva el derecho de retirarle la criatura, si faltase al cumplimiento de las enunciadas obligaciones; 2º que sin previo permiso escrito de la Sra. Presidenta e Inspectoras no podrá sacar del país a la criatura, ni tampoco pasarla a otra persona. Y prueba de su entera conformidad, firma por duplicado, con las expresadas Sras. y testigos que suscriben, la presente acta, que queda en el archivo de la Casa de Espósitos, y cuyo duplicado se le entrega para su seguridad de los derechos que por ella adquiere.
Firmas:
(…) Presidenta
Luisa Gallerazo de Murature, Solicitante