viernes, mayo 13, 2016

Derecho a la Identidad en Mendoza

Imaginen un día despertarse y darse cuenta que no saben la fecha de su nacimiento, ni el lugar. Que no tienen idea de sus orígenes étnicos, ni antecedentes médicos, nada.
Que todo lo que dice la partida de nacimiento es mentira, que el DNI lo único que tiene de verdadero es la foto.
Alrededor de 3 millones de personas en todo el país estamos en esa situación.
Tenemos sustitución de identidad, al nacer fuimos entregados de manera ilegal, no fuimos adoptados. Una práctica social de muchísimos años. Sabían que estaba mal pero lo hacían igual sin pensar en los daños físicos y psicológicos que esto podía provocar en el niño.
Y el Estado que tenía la responsabilidad de prevenir no lo hizo, miró para otro lado.
Hoy, el derecho a la identidad está reconocido en todas las personas, un derecho constitucional y pueden ejercerlo los adoptados que si lo desean consultan su expediente de adopción. O los gestados por las técnicas de reproducción asistida a través de donantes.
Pero nosotros no.
Mendoza es una provincia que puede ser pionera en cumplir con el derecho a la identidad para todos.
La diputada provincial María José Sanz ha presentado un proyecto de ley para la creación del Programa Provincial de Búsqueda Universal de Identidad de Origen y Biológica cuyo objetivo es que el Estado, como es su deber, se ocupe de atender todos los casos de las personas nacidas en Mendoza que fueron anotadas como hijos propios y tienen sustitución de identidad.
Como cualquier Derecho Humano, el Derecho a la Identidad no tiene bandería político partidaria por lo que deberían sumarse todas las fuerzas políticas para que este proyecto se convierta en una ley que ayude a muchísimas personas a conocer su verdad personal.
Se trata de la dignidad y el respeto a las personas, a la posibilidad de llenar esa página en blanco de nuestras vidas. Porque la verdad sana.

Graciela Palma Arizaga (Ciudadana sin Identidad)
DNI (con datos falsos) 16.496.527